El Concepto de Naturalización

Actividad para entrar en uno de los conceptos clave para entender el entramado social: la naturalización. [+]

Los derechos en la historia

Analizaremos algunas historias de vida ficticias pero que se encuentran enmarcadas un contexto histórico particular de nuestro país. A partir de ellas analizaremos la tipología de derechos y su carácter histórico [+]

Bienvenidos!

Bienvenidos! Aquí podrán encontrar los materiales que utilizaremos en el primer cuatrimestre en la materia formación ética y ciudadana. [+]

 
ESI e Historia Oral

ESI e Historia Oral [+]

Ampliación de los derechos civiles

In a heartbeat (En un latido) es un corto estadounidense, realizado por Beth David y Esteban Bravo , que trata un tema inusual dentro del mundo animado: la homosexualidad de los niños y las elecciones sexuales en edades tempranas. Te invitamos a que lo veas. [+]

24 de abril: "Día de la Acción por la Tolerancia y el Respeto entre los Pueblos"

A 105 años..." La MEMORIA como RECLAMO Entrevista con Movses Haneshanyan, sobreviviente del Genocidio Armenio [+]

24 de marzo. Memoria. Verdad. Justicia

El 24 de marzo se cumplen 44 años del golpe de Estado que dio inicio a la última dictadura cívico militar en la Argentina. Les dejamos una de las entrevistas de nuestro archivo de Historia Oral: "Vivir en Dictadura". En el mismo canal hay varias entrevistas sobre el tema para trabajar con los chicos. [+]

Con esta actividad trabajaremos la ley de matrimonio igualitario en Argentina

El proyecto de ley de Matrimonio Civil para personas del mismo sexo fue aprobado por la Cámara de Diputados el 4 de mayo de 2010 luego de haber sido tratado por las comisiones de Legislación General y Familia. 

La ley de reforma del Matrimonio Civil es la número 26.618 y reemplaza los términos “hombre” y “mujer” por “contrayentes”, al tiempo que “todas las referencias a la institución del matrimonio que contiene nuestro ordenamiento jurídico se entenderán aplicables tanto al matrimonio constituido por dos personas del mismo sexo como al constituido por dos personas de distinto sexo”

El largo camino

El camino que conduce a la sanción de la Ley de Matrimonio Igualitario se remonta al año 2007 cuando la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT), presidida por María Rachid, emprendió una campaña de amparos. Mientras tanto, los medios de comunicación se encargaron de darle cobertura y esto contribuyó a instalar el tema en la agenda pública. Bruno Bimbi, periodista, autor del libro “Matrimonio Igualitario”, también es activista y desempeñó un papel importante en ese momento. Desde Brasil, donde está finalizando un doctorado en lingüística en la Universidad de Río de Janeiro, dialogó con ANCCOM. “Iniciamos recursos de amparo en la justicia, distintas parejas iban al Registro Civil a pedir turno para casarse, le decían que no y presentaban un recurso de amparo. La intención era conseguir un fallo judicial y llegar a la Corte Suprema”. Por otro lado, la FALGBT presentó proyectos de ley en el Congreso. En el Senado “lo presentó Vilma Ibarra y el de diputados fue iniciativa de Di Polina y Silvia Ausburger”, explica Bimbi.  En tercer lugar, la Federación busco el apoyo del gobierno. “Hubo todo un camino de trabajo en común, La idea era ir por los tres poderes del Estado y a la vez lanzar una campaña para la sociedad a través de los medios de comunicación para instalar los temas en la agenda pública”, agrega. 

Un contexto favorable

La Ley de Matrimonio Igualitario se enmarca en un contexto global favorable a las cuestiones de género, donde nuevas identidades y nuevos actores adquieren una visibilidad mayor. Así, los derechos sexuales se empiezan a concebir como Derechos Humanos y comienzan a implementarse políticas públicas en materia de género. Además, las organizaciones del movimiento de la diversidad sexual empiezan a trabajar en conjunto con organizaciones de Derechos Humanos a nivel internacional. 

En el ámbito nacional, también se generó un contexto favorable a la demanda de igualdad de derechos por parte de gays y lesbianas. Las organizaciones de la diversidad sexual dejaron de lado su anterior reivindicación de la diferencia y comenzaron a luchar por obtener igualdad de trato ante la ley e igualdad de derechos. Además, la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires, sancionada en 1994, incorporó la perspectiva de género, se erradicaron los viejos edictos policiales que criminalizaban la homosexualidad y se sancionaron leyes en materia de género y sexualidad como la de Salud Sexual y Procreación Responsable y la de Educación Sexual Integral.

Antes y después

En Argentina, la homosexualidad fue perseguida y castigada, fundamentalmente durante los años de la última dictadura militar. De hecho, muchos gays eran víctimas de las denominadas razzias por parte de personal policial. Al respecto, Meccia plantea que “los efectos de las humillaciones sociales, institucionales, legales y políticas son muy difíciles de remover, sobre todo las humillaciones cotidianas”.

 Esa situación, sumada a la falta de leyes que garantizaran el acceso a derechos fundamentales, dejaba a muchas familias sin protección legal ni jurídica. De hecho, podía suceder que ante el fallecimiento de uno de los miembros de la pareja, el otro quedara en la calle. Además, muchas parejas  adoptaban chicos ya que la ley permitía la adopción de un niño por parte de una persona soltera sin importar su orientación sexual. De esta forma, se formaron muchas familias. Sin embargo, los niños carecían de la protección legal necesaria.

La sanción de la ley les brindó a esas parejas la posibilidad de acceder al matrimonio y a los derechos y bienes, materiales y simbólicos, que se derivan de él. Ernesto Meccia no sabe si les cambió mucho la vida a las parejas que se casaron “en términos que podamos medir exteriormente” pero mucho “en términos internos, emotivos, afectivo y emocionales”. Y habla del “reconocimiento” y de la “sanación interna”: “que la otra persona te vea como un igual. Imaginá esas subjetividades tan dañadas, una pareja de cincuentones, que estaban juntos desde la época de la dictadura, imaginá que vayan al Registro Civil, la fiesta en la casa, con el viejito de ellos en silla de ruedas. Y ahí estaba el festejo. Ahí estaba la diferencia, no se puede medir, se puede sentir esa diferencia.” Para Bruno Bimbi “la ley es muy importante pero más importante fue que el debate que instalamos en la sociedad cambio la mente de muchas personas, logramos cambiar algunos prejuicios. El día que se votó nosotros ya habíamos ganado”.

1- ¿Por qué se habla de un contexto favorable para la aprobación del proyecto de ley de matrimonio igualitario?

2- ¿Qué consecuencias trajo la sanción de esa ley para la sociedad?

3)Ahora observen con atención el siguiente video y realicen las consignas que aparecen a continuación:

 

 

 

a- ¿por qué  crees que la presidenta de la asociación de gays y lesbianas afirma que "iba a afectar la vida cotidiana de las personas de diversidad sexual se casen o no se casen"?

b- ¿por qué la misma presidenta dice que "no va a cambiar la vida" únicamente con la igualdad jurídica? ¿Qué otras cuestiones y prácticas deben modificarse?Relaciónenlo con la siguiente frase de María Rachid: "Más allá del acceso a derechos concretos que sí garantizaba la unión civil, el matromonio igualitario lo que sí garantiza es el acceso a la igualdad que es una herramienta fundamental para luchar contra la discriminación y la violencia que sufre la diversidad sexual en su vida cotidiana".

4) Lean los siguientes artículos que retoman el debate en las cámaras legislativas:

https://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-149539-2010-07-15.html

D. ¿Cuáles fueron los tres principales argumentos que se escucharon en esa sesión histórica?

E. ¿Por qué crees que algunos senadores consideraban este debate en relación con la idea de igualdad, democracia y Derechos Humanos?

 

 

A menudo tendemos a comprender a la democracia como una forma de gobierno y vida que se opone rotundamente a gobiernos autoritarios y totalitarios. Pero ¿conocemos sus características y diferencias de forma clara?

Autoritarismo y totalitarismo

De 1930 hasta 1982, la fragilidad del sistema político democrático argentino, caracterizado por la alternancia de gobiernos civiles y golpes militares, posibilitó el tránsito de experiencias autoritarias a dictaduras que aspiraron perdurar en el poder.

Para comprender los conceptos de autoritarismo y totalitarismo es necesario recordar qué es la democracia: un sistema que respeta la igualdad de oportunidades, donde el pueblo elige y controla a sus autoridades, un sistema en el cual existen instituciones que garantizan la justicia y se respeta el disenso dentro de marco de la ley. Los regímenes políticos autoritarios y los totalitarios, en tanto, son básicamente antidemocráticos.

En general, solemos usar el término “autoritarismo” para calificar un tipo de autoridad que excluye la crítica y la libertad. La psicología usa este término para designar un tipo de personalidad que tiene predisposición a obedecer ciegamente a los superiores y menospreciar a grupos privados de poder. Las corrientes políticas autoritarias, además de desvalorizar la libertad, niegan la igualdad entre las personas, valoran principios jerárquicos y exaltan, como si fueran virtudes, rasgos propios de la personalidad autoritaria.

Suele haber cierta confusión al calificar regímenes autoritarios y regímenes totalitarios debido a que tienen en común el rechazo a los valores, ideales y modos de funcionamiento democrático. Si bien ambos son antidemocráticos, se diferencian cualitativamente por la intensidad o grado de rechazo a los valorese ideales democráticos.

 

 

AUTORITARISMO

REGÍMENES TOTALITARIOS

Características

Se llamó así a gobiernos que restrinjan las libertades cuyos fines se circunscribían al restablecimiento del orden perdido tras la guerra carecían de teorías políticas elaboradas y no buscaron el apoyo popular para legitimar su accionar.

Estos gobiernos ejercieron un puntilloso control de la vida pública, aunque permitieron cierto disenso político, pero nunca intervinieron en la vida privada de las personas porque mantuvieron una separación marcada entre el Estado y la sociedad.

Los regímenes totalitarios surgieron entre las dos guerras mundiales. Además de los objetivos de orden, como cualquier gobierno autoritario, se propusieron realizar grandes transformaciones económicas políticas, sociales, y hasta producir cambios en las formas de pensar de las personas. Intervinieron todas las esferas de la vida humana, aplicando el terror sistemático y el exterminio masivo de personas en campos de concentración. Fueron principalmente contra aquellas personas cuya actividad o características físicas representara algún rasgo de autonomía o diferencia que interpretaban como peligroso para el poder y el orden totalizador.

Ejemplos / Época

El término autoritarismo fue usado por primera vez al finalizar la Primer Guerra Mundial (1914-1918), cuando parecía concluido el ciclo de los regímenes democráticos-liberales en Europa.

El nazismo es un ejemplo de régimen totalitario; durante la Segunda Guerra Mundial, en los campos de concentración mataron a comunistas, librepensadores, masones, judíos, gitanos, homosexuales, negros, discapacitados, testigos de Jehová, enemigos de la guerra, etc. Sin llegar a un horror tan extremo, otros regímenes, como el fascismo en Italia y el estalinismo en la Unión Soviética, controlaron también la vida privada y pública de las personas hasta en los más ínfimos detalles. Justificaron ese poder total en una corriente de pensamiento político elaborada con fines universalistas, que exaltaba la personalidad del líder y buscaba el sometimiento y el apoyo popular.

 

 

Aquí encontrarán un cuadernillo sobre el funcionamiento y miembros del Poder Legislativo nacional.

Cuadernillo: el Poder Legislativo en Argentina

ORT (2° año – FEyC)

Como ya vimos en su parte orgánica toda Constitución establece la estructura y el funcionamiento de los órganos de gobierno de un Estado. La Constitución nacional argentina lo hace en su segunda parte, denominada “Autoridades de la Nación”. Por tratarse de una República, el ejercicio del poder se distribuye en tres órganos: el Legislativo, el Ejecutivo y el Judicial.

Si bien es habitual que se haga referencia a la división, en realidad el poder del Estado es único y lo que se distribuyen son las funciones de gobierno. La principal función del Poder Legislativo es la de legislar, es decir, tiene la misión de crear las leyes. El Poder Legislativo recibe también el nombre de Parlamento, por ser el lugar de debate y discusión por excelencia de la democracia.

¿Cómo se compone el Poder Legislativo argentino?

El Poder Legislativo está a cargo del Congreso de la Nación que es un órgano bicameral: integrado por la Cámara de Diputados y la Cámara de Senadores.

La Cámara de Diputados (o cámara baja) representa al pueblo. El artículo 45 de la Constitución nacional dispone, en este sentido, que los diputados son elegidos directamente por el pueblo de las provincias y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La Cámara de Senadores (o cámara alta) representa a las provincias y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en condiciones de igualdad. Este sistema bicameral responde a la forma de Estado federal adoptado por la República Argentina.

  • Como los diputados representan a los habitantes, su número aumenta a medida que aumenta la población en el curso de los años. En el artículo 45 se establece que el número de diputados será de 1 por cada 33.000 habitantes o fracción que no baje de 16.500. Indica que este número debe ajustarse luego de cada ceso nacional, que debe realizarse cada diez años. Por lo tanto, las provincias con mayor cantidad de habitantes eligen más diputados que aquellas que cuentan con menos población.En la actualidad, son 257 los diputados que integran la Cámara de Diputados.
  • Por el contrario, el número de senadores es fijo e idéntico para todas las provincias, ya que su razón de ser es, precisamente, darle voz a los Estados provinciales en condiciones de igualdad. De acuerdo con lo que dispone la Constitución nacional en el artículo 54, los senadores que representan a cada provincia y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires son 3 y son elegidos directamente por el pueblo de cada una de ellas. Por eso, el Senado cuenta con 72 miembros.

 

¿Cuáles son los requisitos para ser diputado y senador?

DIPUTADO/A

El artículo 48 de la Constitución nacional dispone que para ser diputado nacional se requiere (al momento de asumir el cargo):

  • haber cumplido 25 años,
  •  tener cuatro años de ciudadanía en ejercicio y ser natural de la provincia que lo elija, o con dos años de residencia inmediata en ella.

SENADOR/A

El artículo 55 exige que para ser elegido senador el candidato debe (al momento de presentarse como candidato):

  • tener 30 años,
  • haber sido seis años ciudadano de la Nación,
  • ser natural de la provincia que lo elija, o con dos años de residencia inmediata en ella.

Una curiosidad: el artículo 54 figura un requisito más para ser senador: debe disfrutar de una renta anual de dos mil pesos fuertes o de una entrada equivalente. Esa suma de dinero corresponde a 1853, y dado que no se menciona en el texto ningún tipo de actualización, ha quedado de hecho abrogada (se ha suspendido mediante una disposición legal).

El requisito del ejercicio de la ciudadanía por cuatro años para los diputados, o de seis para los senadores, se incluyó para el caso de las personas nacidas en el extranjero que se naturalizaron argentinas, ya que en el caso de los argentinos nativos se es ciudadano desde los 18 años.

Para ser legislador no hay exigencias especiales respecto de títulos de estudios o a una capacitación especial. De esta manera, se permite que en el Congreso haya una representación amplia y heterogénea de la población.

 

¿Cuánto dura en el cargo?

Según los artículos 50 y 56 de la Constitución, los diputados duran cuatro años en sus funciones y los senadores, seis años. Tanto unos como otros pueden ser reelegidos indefinidamente.

La Constitución nacional establece un sistema de renovación o cambio parcial de ambas Cámaras. El artículo 48 señala que la Cámara de Diputados se renueva por mitades cada dos años; en tanto la Cámara de Senadores se renueva por tercios, también cada dos años.

Al integrarse por primera vez el Congreso, se debía hacer un sorteo entre todos los diputados: la mitad de ellos permanecerían solo dos años y el resto cumpliría todo el mandato. De esta manera, a los dos años, la mitad de los diputados serían reemplazados por nuevos legisladores que durarían cuatro años, y esto posibilitaría la renovación.

Esta solución tuvo que ser usada cada vez que se reanudó la actividad legislativa luego de un gobierno de facto – que en Argentina hubo muchos desgraciadamente.

¿Y cómo funciona el Congreso?

El Poder Legislativo es un órgano discontinuo, pues tiene periodos de funcionamiento pleno y otros de actividad limitada, y hasta de receso. Las reuniones de las Cámaras de diputados o senadores, en las que deliberan y se ocupan de los temas de su competencia, reciben el nombre de sesiones.

Existen diferentes periodos de sesiones:

  • Sesiones ordinarias: es el periodo de normal funcionamiento del Congreso. Ambas Cámaras se reúnen en sesiones ordinarias del 1 de marzo al 30 de noviembre de cada año.
  • Sesiones preparatorias: tienen lugar unos días antes del inicio de las sesiones ordinarias para organizar el trabajo del nuevo año legislativo, y en ellas se incorporan los nuevos legisladores electos.
  • Sesiones de prórroga: se inician inmediatamente después de las finalizadas las sesiones ordinarias para seguir el tratamiento de leyes pendientes de aprobación o de cuestiones importantes que no pueden quedar inconclusas. Deben ser convocadas por el propio Congreso o por el Poder Ejecutivo antes de que termine el periodo de sesiones ordinarias.
  • Sesiones extraordinarias: pueden ser convocadas únicamente por el Poder Ejecutivo durante el periodo de receso y solamente si existe un grave interés de orden o de progreso que lo requiera. En este periodo, el Congreso solamente puede tratar aquellos temas que dieron lugar a su convocatoria.

 

Ambas cámaras deben comenzar y terminar su periodo de sesiones simultáneamente; no pueden ser convocadas extraordinariamente o prorrogadas las sesiones de una sola de ellas. Además, mientras se hallan reunidas, ninguna de las dos puede suspender sus actividades por más de tres días sin el consentimiento de la otra.

Quórum

Quórum es una palabra de origen latino que hace referencia a la cantidad mínima de miembros presentes que debe tener cualquier órgano colegiado para poder funcionar. La Constitución dispone que ninguna de las dos cámaras entrará en sesión sin la mayoría absoluta de sus miembros. Por mayoría absoluta se entiende que debe haber más de la mitad del total de los miembros que las integran. Se entiende que este quórum es el requerido para que el órgano pueda constituirse, sesionar válidamente y adoptar decisiones.

Las comisiones parlamentarias

Para agilizar la tarea legislativa es común la formación de comisiones, es decir, de grupos de trabajo integrados por legisladores de los distintos partidos, representados en la misma proporción que en el total de la Cámara. Un legislador puede formar parte de más de una comisión y su función es estudiar y discutir los proyectos de ley. Si las comisiones se componen de diputados y senadores, reciben el nombre de comisiones bicamerales.

¿A qué se le llama Asamblea Legislativa?

Cada Cámara funciona por separado excepto en los casos en que se realiza una Asamblea Legislativa, es decir, la sesión de ambas Cámaras en una reunión única. Esta tiene lugar, por ejemplo, todos los años, cuando el presidente de la Nación hace la apertura de las sesiones ordinarias, o para tomar el juramento a él y al vicepresidente o para la consideración de sus respectivas renuncias.

FORMACIÓN Y SANCIÓN DE LEYES

La función principal del Poder Legislativo es dictar leyes. En los artículo 77 a 84, la Constitución nacional establece el procedimiento que se debe seguir para su formación y sanción. Se trata de un proceso de cuatro instancias:

INICIATIVA - SANCIÓN - PROMULGACIÓN - PUBLICACIÓN DE LEYES

INICIATIVA

El primer paso para la creación de una ley es la redacción de un proyecto de ley. Puede ser presentado por:

  • Miembros de poder legislativo
  • El poder ejecutivo
  • Los ciudadanos haciendo ejercicio del derecho de iniciativa popular

El tratamiento de leyes puede iniciarse en cualquiera de las dos Cámaras, salvo en los casos en que la Constitución nacional dispone que deban iniciarse específicamente en una de ellas.

  1. Los proyectos sobre contribuciones, reclutamiento de tropas, los propuestos por los ciudadanos en ejercicio de la iniciativa popular y los que el Congreso someta a consulta popular deben iniciarse en la Cámara de Diputados.
  2. Los proyectos de ley relacionados al tratamiento y aprobación de leyes-convenio entre el Estado federal y las provincias en materia impositiva y las leyes sobre desarrollo humano deben comenzar en la Cámara de Senadores.

 SANCIÓN

La segunda etapa se llama deliberativa. Se estudia y discute el proyecto en las Cámaras y luego se procede a su eventual sanción o aprobación. En primer lugar hay que aclarar que las dos cámaras que componen el Congreso nacional cuando se trata de proyectos de ley las nombramos de la siguiente manera: la cámara de origen y la cámara revisora.

Tratamiento simple

Por lo general, el estudio de los proyectos es realizado por comisiones especiales integradas por legisladores de las diferentes fuerzas políticas. Ellas brindan un dictamen que aconseja aprobar o desechar el proyecto a toda la Cámara, o sugiere realizar modificaciones al proyecto original. Este dictamen no es obligatorio pero acelera el tratamiento de la ley.

La ley es votada en general por la Cámara de origen, es decir, de manera global. Si se logra su aprobación se pasa a su tratamiento en particular, es decir, artículo por artículo. Esta aprobación en particular puede ser delegada a una comisión especial si lo decide la mayoría absoluta de la y totalidad de los miembros de la Cámara.

Por lo general, las leyes se aprueban con el voto de la mayoría absoluta de los presentes, es decir, de más de la mitad, aunque a veces la Constitución exige mayorías especiales.

Aprobado el proyecto en general y en particular, oeste obtiene media sanción y pasa a la Cámara revisora (la otra Cámara en donde se originó el proyecto). SI esta lo aprueba sin modificaciones, el proyecto obtiene la sanción completa y se pasa a la tercera etapa del proceso, llamada promulgación, que le compete al Poder Ejecutivo. Si en cambio lo rechaza totalmente, el proyecto no puede volver a tratase en las sesiones de ese año.

Tratamiento complejo

El procedimiento para sancionar una ley se torna complejo cuando la Cámara revisora decide modificar el proyecto original. El proyecto modificado debe volver a la Cámara de origen. En ese momento, debe indicarse si dichas reformas fueron aprobadas por la mayoría absoluta o por los dos tercios de los miembros de la Cámara revisora.

De regreso a la Cámara de origen pueden darse tres cosas:

  1. La cámara de origen puede aprobar el proyecto con las modificaciones realizadas por la cámara revisora y el proyecto pasa a la etapa de promulgación.
  2. La cámara de origen puede rechazar las modificaciones e insistir con el proyecto original. Para esto necesita el voto de las 2/3 partes de los miembros presentes. Si lo obtiene, el proyecto pasa sin modificaciones al Poder Ejecutivo.
  3. La cámara de origen puede rechazar las modificaciones e insistir en mantener el proyecto original, pero sólo con el voto de la mayoría absoluta de sus miembros. Si la cámara revisora había aprobado las modificaciones con la mayoría absoluta de los votos, el proyecto propuesto por la cámara de origen pasa a la etapa de promulgación sin modificaciones. En cambio, si la cámara revisora había aprobado las modificaciones con el voto de los 2/3 de sus miembros, el proyecto con las modificaciones realizadas por esta cámara pasa al Poder ejecutivo.

 PROMULGACIÓN

Una vez que el proyecto de ley obtuvo la sanción completa en el Congreso, pasa al Poder Ejecutivo para un nuevo examen, según lo establece el artículo 78 de la Constitución nacional.

  • El proyecto puede ser aprobado, entonces se habla de promulgación.
  • El proyecto puede ser rechazado, entonces se habla del veto. El veto es total cuando se rechaza todo el proyecto o parcial cuando lo que se objeta es algún aspecto. En tales casos, el proyecto vuelve al Congreso y si la Cámara de origen y la Cámara revisora insisten en su aprobación con el voto de la 2/3 partes de sus miembros, el Poder Ejecutivo se ve obligado a promulgar la ley. Si no lo consiguen, el proyecto queda desechado y n puede volver a presentarse en las sesiones de ese año. Cuando el proyecto lo permite, el Poder Ejecutivo puede promulgar una parte de la ley y vetar otra.

 PUBLICACIÓN DE LEYES

El Poder Ejecutivo es el encargado de publicar las leyes, que se realiza en un diario que pertenece al Ministerio de Justicia, llamado Boletín Oficial. Las leyes son obligatorias después de su publicación y desde el día que determinen. Si no se designa un momento específico, serán obligatorias después de ocho días.

Aquí encontrarán una nota periodística donde queda explicada la iniciativa popular de los obreros de la empresa autogestionada Fasinpat (ex cerámica Zanón) para que el Congreso tratara en 2007 la expropiación de la planta que fue abandonada por sus antiguos dueños.

http://www1.rionegro.com.ar/arch200604/12/r12f18.php

ATRIBUCIONES DEL CONGRESO

¿Cuáles son las atribuciones propias del Congreso que ningún otro poder posee?

En el artículo 75 de la Constitución nacional se enumera las atribuciones que delimitan el ámbito de competencia del Poder Legislativo.

  • En materia económico-financiera, le corresponde al Congreso de la Nación: legislar en materia aduanera establecer los derechos de importación y exportación, crear impuestos y sancionar una ley de coparticipación federal. También puede contraer empréstitos y decisiones respecto del pago de las deudas internas y externas, y disponer de las tierras de propiedad nacional. Debe dictar anualmente la Ley de Presupuesto Nacional y acordar subsidios a las provincias cuyas rentas no alcancen a cubrir sus gastos ordinarios.
  • En cuestiones de organización del Estado, el Congreso debe fijar los límites de las provincias y crear nuevos. Le corresponde crear tribunales inferiores a la Corte Suprema de Justicia, y admitir o rechazar la renuncia del presidente o vicepresidente y convocar a nuevas elecciones. Debe dictar los códigos Civil. Comercial, Penal, de Minería y de Trabajo y Seguridad Social. También le corresponde dictar leyes sobre naturalización y nacionalidad sobre bancarrotas, falsificación de moneda y documentos estatales.
  •  En materia de población, el Congreso le corresponde establecer políticas que tiendan a equilibrar el desigual desarrollo de provincias y regiones. Debe también reconocer la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas argentinos tomando as medidas tendientes al efectivo goce de sus derechos.
  • En materia de derechos humanos, el artículo 75 establece que debe crear leyes que garanticen la igualdad real de oportunidades y de trato y el pleno goce de los derechos humanos, especialmente a favor de los niños, las mujeres, los ancianos y las personas con discapacidades. También es su obligación establecer un régimen de seguridad social que proteja a los niños y a las madres durante el embarazo y el tiempo de lactancia.
  • En cuestiones de seguridad interior, el Congreso debe proveer a la seguridad de las fronteras y fijar las fuerzas armadas en tiempo de paz y de guerra, y dictar las normas para su organización y gobierno. También tiene competencia en relación con el Estado de sitio y con la intervención federal.

Antes de avanzar…

¿Qué es la ley de coparticipación federal? Y ¿el Estado de sitio?

La ley de coparticipación federal es la ley por la cual el Estado nacional distribuye entre si las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires los impuestos que recauda.

El Estado de sitio es la medida que toma el presidente juntamente con el Congreso en situaciones de emergencia nacional, pro la cual se suspenden, durante su vigencia, las garantías constitucionales.

Competencias exclusivas de cada Cámara

En materia de juicio político, por ejemplo, son los diputados quienes tienen el poder de acusar y son los senadores quienes deben juzgar.

El Senado cuenta con las siguientes atribuciones de manera exclusiva: autoriza al presidente de la Nación para que declare el Estado de sitio, en caso de ataque exterior; presta el acuerdo para el nombramiento de los jueces de la Corte Suprema de Justicia, para la designación de los demás jueces federales; para el nombramiento y la remoción de embajadores, ministros y encargados de negocios; y finalmente, también presta acuerdo al Poder Ejecutivo en la concesión de empleos o grados de oficiales superiores de las fuerzas armadas.

3 atribuciones especiales del Congreso: el juicio político, la interpelación y comisiones investigadoras

  • El juicio político: El mecanismo de control más importante que posee el Congreso sobre los demás órganos de gobierno es el juicio político. Por medio del juicio político, el Congreso puede separar de sus funciones al presidente, al vicepresidente, al jefe de Gabinete de Ministros, a los ministros y a los miembros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Las causas que pueden dar inicio a un juicio político están enumeradas en el artículo 53 de la Constitución: mal desempeño o delito en el ejercicio de las funciones o crímenes comunes. Según este artículo, la Cámara de Diputados tiene el rol de formular las acusaciones. SI las 2/3 partes de los miembros presentes aprueban la acusación, el trámite pasa a Cámara de Senadores. A ellos les corresponde levar adelanta la causa en un juicio público, según el artículo 59 de la Constitución. De acuerdo con esta norma, sus integrantes deben previamente prestar juramento para participar de este procedimiento. SI el acusado fuese el presidente de la Nación. El Senado será presidido por el presidente de la Corte Suprema.
  • La interpelación: El artículo 71 de la Constitución nacional dispone “Cada una de las Cámaras puede hacer venir a su sala a los ministros del Poder Ejecutivo para recibir las explicaciones e informes que estime convenientes”. Los ministros están obligados a concurrir personalmente y su negativa puede ser motivo de juicio político. En el caso de que no esté de acuerdo con los informes recibidos, el Congreso no puede remover a los ministros.
  • Comisiones investigadoras: El Poder Legislativo puede crear comisiones parlamentarias de investigación para controlar el funcionamiento de la administración pública.

 

Asesinato en el Senado

Un ejemplo de comisión investigadora fue la encabezada por el senador por el Partido Demócrata Progresista, Lisandro de la Torre, durante la llamada Década Infame en 1935.

La investigación se efectuó sobre la evasión impositiva y los negociados de las industrias frigoríficas inglesas, con complicidad del gobierno nacional. Como consecuencia, De la Torre fue víctima de un atentado en la propia Cámara de Senadores. Salió ileso pero un senador electo de su mismo partido, Enzo Bordabehere, falleció.

¿Qué es la inmunidad parlamentaria?

Para garantizar la independencia del Poder Legislativo y la tarea de los legisladores, la Constitución establece prerrogativas o privilegios que protegen la liberad física y de expresión de los diputados y senadores. Además, les brinda inmunidad respecto de los procesos judiciales. Estas protecciones se denominan inmunidad parlamentaria.

El artículo 68 establece la inmunidad de opinión al señalar: “Ninguno de los miembros del Congreso puede ser acusado interrogado judicialmente, ni molestado por las opiniones o discursos que emita desempeñando su mandato de legislador”. El articulo 69 dispone: “Ningún senador o diputado, desde el día de su elección hasta el de su cese, puede ser arrestado (…)” (la inmunidad le permite no ser arrestado, pero esto no impide que pueda ser sometido a juicio penal). El artículo 70 establece el desafuero: cuando un legislador está siendo juzgado por delito, cada Cámara puede decidir suspenderlo en sus funciones.

"La Nación Argentina adopta para su gobierno la forma Representativa, Republicana y Federal"