¿En qué situaciones de nuestra vida cotidiana podemos aprender química? ¿Cómo adquirir conocimientos mientras cocinamos? Mediante un ejercicio que requirió habilidades culinarias y científicas por parte de nuestros estudiantes de 5to. año, preparamos mermelada de manzana a la vez que profundizamos temáticas de la currícula.

La actividad, que forma parte de la materia Química, alimentación y salud, consistió en una investigación que realizaron nuestros alumnos y alumnas en sus casas, relacionando técnicas básicas de gastronomía con reacciones químicas y modificaciones físicas que ocurren durante la preparación de la comida. 

Organizados en grupos de laboratorio, los chicos y chicas vincularon los efectos que se observan al fabricar una mermelada con las alteraciones fisicoquímicas que suceden a nivel molecular, explicándolas en función del comportamiento del agua en su interacción con las pectinas -tipo especial de hidrato de carbono-.

“Me pareció una excelente iniciativa de los docentes, ya que apunta a la profundización del aprendizaje en acción, observando y analizando la química de la vida cotidiana”, opinó el Dr. Abelardo Sztrum, Director de la especialización de Química y Biotecnología.

Además, los alumnos y alumnas registraron el proceso filmando cómo cocinaron el dulce casero, para luego crear atractivas piezas audiovisuales en las que desarrollan múltiples conceptos vinculados al agua y las pectinas, dejando a la vista su conocimiento sobre el tema. 

Se trató de una consigna que desafió a nuestros estudiantes a explicitar no sólo su desenvoltura respecto a conocimientos científicos, sino también a implementar la creatividad, la autonomía y el entusiasmo, capacidades que se vieron plasmadas en trabajos de excelencia en los que, asimismo, pusieron en juego habilidades desarrolladas en su recorrido por la orientación. 
 

Fecha: 24/8/2021 | Creado por: Agustina Mariana
Categoria: Hoy destacamos
Etiquetas: novedades, ort