En la especialización Mecatrónica nos proponemos inculcarles a los estudiantes una actitud emprendedora, que les permita detectar errores y generar alternativas exitosas. Bajo esta consigna, ideamos una solución en contexto de pandemia, para continuar potenciando la educación sin interrupciones.

Cada alumno y alumna de 3er. año recibió en su casa una caja completa de herramientas -que contenía destornilladores, pinza, alicate y un soldador-, junto a placas de desarrollo para programación y todo lo necesario para llevar a cabo un robot.

De esta manera, pudimos seguir desarrollando una experiencia vivencial bajo el modelo de enseñanza de aula-taller, el más exitoso en la orientación desde hace años. Entendemos que la interacción y el trabajo entre pares es fructífero y beneficioso a la hora de inculcar conocimiento. A la vez, nos brinda la posibilidad de exponer en primera persona el funcionamiento de cada elemento.

Los chicos y chicas debieron planificar, idear, armar y programar, con el fin de construir un artefacto capaz de competir en dos categorías: sumo y velocista. Una vez finalizado el proceso, las creaciones serán testeadas, para comprobar su funcionamiento y el desarrollo mecánico y de estructuras que se encuentran aprendiendo en la asignatura Robótica.

El conjunto de materiales fue diseñado y compilado por nuestros docentes, apuntando a nutrir las materias, aprovechado elementos y prácticas concretas que se pueden trabajar en los hogares. Gracias a esta iniciativa, conseguimos que los jóvenes adquieran conceptos y habilidades que estimulen su aprendizaje.

Fecha: 13/7/2020 | Creado por: Brenda
Categoria: Hoy destacamos
Etiquetas: novedades, ort