Con el fin de fortalecer el proceso de enseñanza y aprendizaje en nuestra Escuela, sumamos charlas con oradores destacados que nos permiten seguir colaborando con la construcción del futuro profesional de los estudiantes. Bajo esta premisa, realizamos interesantes conferencias a través de herramientas online. 

En esta oportunidad, participaron de la charla alumnos y alumnas de 5to. año de las orientaciones Informática, Gestión de las Organizaciones -sede Belgrano- y Construcciones.

A través de Zoom, estuvimos en contacto con dos Alumni: Diego Bekerman, Director General & Chief Digital Transformation en Microsoft Argentina, y Ezequiel Glinsky, Chief Technology Officer de Microsoft Latinoamérica. El debate se desarrolló en el marco del programa + Sinergia, que permite a los jóvenes compartir, escuchar, participar y colaborar entre las diferentes especializaciones, e involucra a todas las competencias aprendidas a lo largo de su formación.

La temática planteada se centró en la importancia de los equipos multidisciplinarios. Actualmente, en 5to. año se encuentran inmersos en un proceso grupal, en el que deben unirse para desarrollar proyectos que ponen a prueba todos sus conocimientos. “El objetivo primordial es la sinergia y el trabajo entre ustedes”, aclaró Damián Asman, Director de Informática.

En este sentido, los profesionales se dispusieron a detallar las mejores maneras de formar un equipo, para que los chicos y chicas puedan llevarlo a cabo. Comenzaron exponiendo sus particularidades: “Un grupo es un conjunto de gente que se esfuerza por un objetivo. Un equipo también, pero con características más relevantes, como mucha confianza entre sí”, explicó Glinsky. A lo que Bekerman sumó: “Los equipos entienden su alianza. Las distintas capacidades y estilos de los integrantes se complementan para convertir a la diversidad en una fortaleza. Además, establecen reglas de interacción como bases para el compañerismo y el respeto”.

Asimismo, los invitados especificaron el ABC del armado de un equipo. “Es esencial conocerse a uno mismo; tener en claro tanto virtudes como defectos. Así, pueden buscar gente que los complemente en lo que saben que no son buenos o no les gusta hacer. El foco debe estar en encontrar estilos y experiencias diferentes a las propias”, dejó en claro Bekerman.

Glinsky, por su parte, recordó su paso por nuestra Escuela, para tomarlo como ejemplo: “Quien estudia en la institución y la conoce por dentro, como todos nosotros, entiende que hay pluralidad entre los alumnos y alumnas, lo que se traduce en riqueza”, dijo. Y añadió que, cuando existen contrastes entre los perfiles y cada uno tiene sus matices, se demuestra que hay un gran potencial para generar conjuntos multidisciplinarios.

Por otro lado, ambos hicieron hincapié en la relevancia de ser parte de conferencias que nos ofrezcan información de calidad, ya sea de manera presencial o, como en este caso, de modo online.

“Ojalá alguien me hubiese dicho que en la diversidad hay excelencia, que el que gana no es el que sabe más, sino es el que más aprende. La institución les está brindando una oportunidad y un momento único de poder escuchar las claves para armar equipos que realmente aportan”, sostuvo Bekerman. “En mi caso, cuando salí de la secundaria, me sentía muy capacitado por haber egresado de ORT y no aceptaba que otros sepan más que yo. Fue un shock entender que mis colegas me pueden enseñar”, concluyó Glinsky.

A modo de cierre, recomendaron tener en claro lo que realmente le apasiona a cada uno, para formarse en el rubro y encontrar cuáles son las verdaderas fortalezas para contribuir con nuestros pares.

Fecha: 8/5/2020 | Creado por: Brenda
Categoria: Hoy destacamos
Etiquetas: novedades, ort