Normas formales para Word

Los trabajos prácticos para entregar en la materia deben presentar las siguientes características:

La fuente de texto debe ser Times New Roman, tamaño 12.

El párrafo debe tener interlineado de 1,5.

El texto debe estar justificado.

Los márgenes deben estar en la función "normal" (Sup. e Inf.: 2,5 cm; Izq. y Der.: 3cm) -solapa de disposición.

Las páginas deben ser tamaño A4.

Las citas deben estar entre comillas.

Los títulos de novelas deben ir en tipografía cursiva, respetando las mayúsculas.

Los títulos de cuentos o poesías deben estar entre comillas, respetando las mayúsculas.

 

Programa 2019.

Programa Tercer Año 2019

 

Este año se piensa como una transición entre el Ciclo Básico y el Ciclo Superior. El eje de este programa refiere a los conceptos de ficción y representación de lo real. Si bien en años anteriores se trabajaron estas relaciones, la propuesta será complejizar esas nociones en el abordaje de los géneros literarios.

Además, se hará hincapié en la profundización en la lectura y escritura de textos no literarios con propósito expositivo y argumentativo.

Objetivo general:
         ● Formar lectores competentes que tengan herramientas (estrategias) para leer tipos textuales diversos (literarios y no literarios).
         ● Formar escritores capaces de producir distintos textos, acordes a la situación comunicativa, a la tipología textual y que abarquen diferentes lenguajes y soportes.

 

Unidad I. Travesías realistas

Contenidos

Ficción y realidades. Realismo: del siglo XIX al siglo XX. El texto dramático. Variantes del Realismo en el siglo XX: la representación del ‘sujeto’ en la literatura (generación perdida, realismo sucio y el gótico sureño). Escrituras del yo. Relato de aprendizaje. Procedimientos narrativos. Voces narrativas. Estilos, focalización; uso de la temporalidad.


Lecturas literarias

Realismo siglo XIX: Fragmentos de “Un drama verdadero”, de Guy Maupassant; Balzac, descripción del cuarto de d'Arthez en Las ilusiones perdidas, Balzac. Un cuento obligatorio a elegir entre: “El elixir de la larga vida” de Balzac; “Bola de sebo”, de Guy Maupassant; “Vanka”, de Anton Chejov; “Pobres gentes” o “Después del baile”, de Leon Tolstoi; “El sueño de un hombre ridículo” de Fedor Dostoievski; “Un historia de nadie”, de Charles Dickens.

Realismo siglo XX: Dos cuentos obligatorios a elegir entre: “Colinas como elefantes blancos”, “Los asesinos”, de Ernest Hemingway; “El padre”, “Mecánica popular”, de Raymond Carver; “El negro artificial”, de Flannery O’Connnor; “Una rosa para Emily”, de William Faulkner; “Un hombre sin suerte”, Schweblin.

Relatos de aprendizaje: Dos cuentos obligatorios a elegir entre: “Sucker”, de Carson McCullers; “Hernán”, “Conejo”, Abelardo Castillo; “La fiesta ajena”, Liliana Heker; “El pecado mortal”, Silvina Ocampo.

Novelas de aprendizaje: Una novela obligatoria a elegir entre: El guardián entre el centeno, J. D.
Salinger; Los cachorros, M. Vargas Llosa; Acerca de Roderer, G. Martínez; Persona normal, Benito
Taibo.

Escritura
Secuencia de escritura de un relato de aprendizaje. Escrituras intermedias: escenas con restricción de
foco, variaciones en el punto de vista, distorsiones de la temporalidad, entre otras.

Bibliografía
Material para contextualizar el movimiento realista: “La primavera de los pueblos”, en: La era del
capital de Eric Hobswan.
Fichas de lectura El siglo XIX y el realismo en literatura, efectos del realismo.
Ficha sobre Literatura de Aprendizaje.

 

Unidad II. Los bordes de la ficción

Contenidos
Formas de la ficción. Modos de problematizar lo real. Fantástico. La obra narrativa ficcional de Jorge Luis Borges. Procedimientos de lo fantástico en la obra del autor. Borges y la cábala; Borges y el tiempo. La biblioteca.

Literatura y alegoría. Realismo mágico: contextualización y características. Procedimientos narrativos en Gabriel García Márquez: hipérbole, metonimia, metáfora.

 

Lecturas literarias

Dos nouvelles y cuatro cuentos obligatorios a elegir entre: Bartleby, el escribiente, de Melville. (Prólogo de Jorges Luis Borges a “Bartleby”); “Ante la ley”; La metamorfosis de Franz Kafka; “La red” de Silvina Ocampo; “Mariposas” de Samantha Schweblin.

“La autopista del sur”; “El río”; “Lejana”; “Graffiti”, entre otros de Julio Cortázar.

“Los dos reyes y los dos laberintos”; “Borges y yo”; “La casa de Asterión”; “Las ruinas circulares”; “El Aleph” de Jorge Luis Borges.

La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y su abuela desalmada, “El ahogado más hermoso del mundo”, “Un señor muy viejo con unas alas enormes”, Cien años de soledad (cap. 1), de Gabriel García Márquez.

 

Trabajo de literatura comparada y cine

El origen (Inception) de Christopher Nolan en relación a la obra de Borges.

 

Escritura
Proyecto de escritura transmedia a partir de la obra de Borges.

 

Bibliografía
Material teórico elaborado por los profesores sobre: Kafka, Cortázar (fantástico) Realismo mágico. Concepto de ficción de Saer.

“Bartleby o la fórmula” de Gilles Deleuze, selección y adaptación del artículo.

 

Unidad III. Rupturas

Contenidos

La ruptura con la representación realista: innovaciones en el teatro contemporáneo. Teatro del absurdo. Conceptos para el análisis del teatro contemporáneo. El texto espectacular y polifonía informacional del texto dramático. Esquema actancial. Acciones latentes y patentes. Metateatro. Ruptura de los efectos del realismo.

El “sujeto partido”. Parodia e ironía en El vizconde demediado de Calvino. Distanciamiento en Ciudad
de cristal de Paul Auster. Desdoblamiento en El club de la pelea.

 

Lecturas

Todos eran mis hijos, de Arthur Miller o Tres hermanas, de Anton Chejov.
La espera trágica de Eduardo Pavlovsky.
La cantante calva de Eugene Ionesco.

Otras lecturas
Seis personajes en busca de un autor de Luigi Pirandello.
El vizconde demediado de Italo Calvino.
Ciudad de cristal de Paul Auster (novela gráfica).

Películas
El club de la pelea de David Fincher
Paranoid Park, G. Van Sant

Escritura
Reseña crítica. Exposición y argumentación.
Polifonía: Inclusión de voces (cita y parafraseo).

 

Para leer "El jardín de senderos que se bifurcan"

Cuento de Borges

Jorge Luis Borges: Prólogo a "Bartleby, el escribiente", de Herman Melville

 


El examen escrupuloso de las “simpatías y diferencias” de Moby Dick y de Bartleby exigiría, creo, una atención que la brevedad de estas páginas no permite. Las “diferencias”, desde luego, son evidentes. Ahab, el héroe de la vasta fantasmagoría a la que Melville debe su fama, es un capitán de Nantucket, mutilado por la ballena blanca que ha determinado vengarse; el escenario son todos los mares del mundo. Bartleby es un escribiente de Wall Street, que sirve en el despacho de un abogado y que se niega, con una suerte de humilde terquedad, a ejecutar trabajo alguno. El estilo de Moby Dick abunda en espléndidos ecos de Carlyle y de Shakespeare; el de Bartleby no es menos gris que el protagonista. Sin embargo, sólo median dos años —1851 y 1853— entre la novela y el cuento. Diríase que el escritor, abrumado por los desaforados espacios de la primera, deliberadamente buscó las cuatro paredes de una reducida oficina, perdida en la maraña de la ciudad. Las “simpatías” acaso más secretas, están en la locura de ambos protagonistas y en la increíble circunstancia de que contagian esa locura a cuantos los rodean. La tripulación entera del Pequod se alista con fanático fervor en la insensata aventura del capitán; el abogado de Wall Street y los otros copistas aceptan con extraña pasividad la decisión de Bartleby. La porfía demencial de Ahab y del escribiente no vacila un solo momento hasta llevarlos a la muerte. Pese a la sombra que proyectan, pese a los personajes concretos que los rodean, los dos protagonistas están solos. El tema constante de Melville es la soledad; la soledad fue acaso el acontecimiento central de su azarosa vida.

 

  Nieto de un general de la Independencia y vástago de una vieja familia de sangre holandesa e inglesa, había nacido en la ciudad de Nueva York en 1819. Doce años después moriría su padre acechado por la locura y por las deudas. Debido a la penosa situación económica de la numerosa familia, Herman tuvo que interrumpir sus estudios. Ensayó sin mayor fortuna la rutina de una oficina y el tedio de los horarios de la docencia y en 1839 se enroló en un velero. Esta travesía fortaleció esa pasión del mar, que le habían legado sus mayores y que marcaría su literatura y su vida. En 1841 se embarcó en la ballenera Acushnet. El viaje duró un año y medio e inspiraría muchos episodios de la aún insospechada novela Moby Dick. Debido a la crueldad del capitán desertó con un compañero en las islas Marquesas, fueron prisioneros de los caníbales un par de meses y lograron huir en un barco mercante australiano, que abandonaron en Papeete. Prosiguió esa rutina de alistarse y de desertar hasta llegar a Boston en 1844. Cada una de esas etapas fue el tema de sucesivos libros. Completó su educación universitaria en Harvard y en Yale. Volvió a su casa y sólo entonces frecuentó los cenáculos literarios. En 1847 se había casado con Miss Elizabeth Shaw, de familia patricia, dos años después viajaron juntos a Inglaterra y a Francia y a su vuelta se establecieron en una aislada granja de Massachusetts que fue su hogar durante algún tiempo. Ahí entabló amistad con Nathaniel Hawthorne a quien dedicó Moby Dick. Sometía a su aprobación los manuscritos de la obra; cierta vez le mandó un capítulo diciéndole: “Ahí va una barba de la ballena como muestra”. Un año después publicó Pierre o las ambigüedades, libro cuya imprudente lectura he intentado y que me desconcertó no menos que a sus contemporáneos. Aún más inextricable y tedioso es Mardi (1849), que transcurre en imaginarias regiones de los mares del Sur y concluye con una persecución infinita. Uno de sus personajes, el filósofo Babbalanja, es el arquetipo de lo que no debe ser un filósofo. Poco antes de su muerte publicó una de sus obras maestras, Billy Budd, cuyo tema patético es el conflicto entre la justicia y la ley y que inspiró una ópera a Britten. Los últimos años de su vida los dedicó a la busca de una clave para el enigma del universo.

 

   Hubiera querido ser cónsul pero tuvo que resignarse a un cargo subalterno de inspector de aduana de Nueva York, que desempeñó durante muchos años. Este empleo, lo salvó de la miseria, fue obra de los buenos oficios de Hawthorne. Nos consta que Melville, entre otras penas, no fue afortunado en el matrimonio. Era alto y robusto, de piel curtida por el mar y de barba oscura.

 

  Hawthorne nos habla de la llaneza de sus costumbres. Siempre estaba impecable, aunque su equipaje se limitaba a un bolso ya muy usado, que contenía un pantalón, una camisa colorada y dos cepillos, uno para los dientes y otro para el pelo. El reiterado hábito de la marinería habría arraigado en él esa austeridad. El olvido y el abandono fueron su destino final. En la duodécima edición de la Enciclopedia Británica, Moby Dick figura como una simple novela de aventuras. Hacia 1920 fue descubierto por los críticos y, lo que acaso es más importante, por todos los lectores.

 

  En la segunda década de este siglo, Franz Kafka inauguró una especie famosa del género fantástico; en esas inolvidables páginas lo increíble está en el proceder de los personajes más que en los hechos. Así, en El proceso el protagonista es juzgado y ejecutado por un tribunal que carece de toda autoridad y cuyo rigor él acepta sin la menor protesta; Melville, más de medio siglo antes, elabora el extraño caso de Bartleby, que no sólo obra de una manera contraria a toda lógica sino que obliga a los demás a ser sus cómplices.

 

  Bartleby es más que un artificio o un ocio de la imaginación onírica; es, fundamentalmente, un libro triste y verdadero que nos muestra esa inutilidad esencial, que es una de las cotidianas ironías del universo.

Fragmentos del filósofo francés Gilles Deleuze sobre Bartleby y su famosa fórmula: "Preferiría no hacerlo".

Texto de Heman Melville, de 1853.

Prólogo de Borges

Sucker, de Carson McCullers

Se encuentra adjunto el cuento de Silvina Ocampo, "El pecado mortal".

Corpus literario.

Nos introducimos en la literatura realista del siglo XX.

En la mitad del siglo XIX surgió un gran movimiento literario y artístico en Europa: el realismo social. A través de esta actividad vamos a conocer sus características y reflexionar sobre la vigencia de un tipo de construcción literaria que sigue vigente.

SIGLO XIX.

Ficha teórica y guía de lectura

 

Leemos un texto de Umberto Eco

 

Consigna para realizar una producción escrita creativa en relación a los cuentos leídos.

Escribí un cuento de entre dos y tres carillas que cumpla con las siguientes características:

- La narradora/narrador/e debe estar en tercera persona.

- El cuento debe basarse en alguno de los siguientes temas vistos:

  • Los laberintos
  • El infinito
  • Los sueños

El cuento que escriban debe estar terminado para el día jueves 10/10. TODAS las producciones van a ser leídas en clase.

Preguntas de análisis

Preguntas sobre Las ruinas circulares:

Revisá el cuento de Borges y contestá:

1. ¿Cómo se describe el lugar al que llega el forastero? ¿Por qué decide quedarse allí?

2. ¿Cómo son, en un principio, los sueños del protagonista? ¿Qué relación establecen entre la dimensión real y la dimensión onírica?

3. Explicá la siguiente frase del cuento:

"Comprendió que el empeño de modelar la materia incoherente y vertiginosa de que se componen los sueños es el más arduo que puede acometer un varón"

¿Qué es lo que comprende el personaje y cómo llega esa reflexión hasta él?

4. ¿Quién ayuda al protagonista a terminar su obra? ¿Qué consecuencias le trae posteriormente este auxilio?

5. ¿Qué descubre hacia el final el personaje principal sobre su existencia? ¿Cómo llega a esta conclusión?

6. El título del cuento tiene que ver con el lugar al que llega el protagonista ¿por qué crees que se le da un lugar tan importante a esta categoría? ¿cómo incide la misma en la historia del mago?

Preguntas para el cuento de Borges

Relean el cuento de Borges con atención y contesten las siguientes preguntas:

1. ¿Quiénes son Yu Tsun y Richard Madden? ¿Para quiénes trabajan y cuál es la relación que existe entre ambos?

2. ¿Quién fue Ts'ui Pên y cuál es su legado? ¿Qué aportes hace Albert Stephen para dilucidar el mismo?

3. Explicá por qué la siguiente afirmación de Yu Tsun anticipa el enigma del laberinto de Ts'ui Pên:

"El ejecutor de una empresa atroz debe imaginar que ya la ha cumplido, debe imponerse un porvenir que sea irrevocable como el pasado."

4. ¿Por qué Yu Tsun mata a Albert?

Trabajo Grupal

1. ¿Por qué podemos decir que Holden tiene una actitud contradictorio en torno al proceso de maduración? Justificá con ejemplos que demuestren tanto su negación como su voluntad de convertirse en adulto.

2. ¿Cuál es la relación de Holden y su familia con la literatura? Explicá la diferencia que hay para Holden entre esta expresión artística y la del cine.

3. Expliquen quién creen que es la narradora de "El pecado mortal". Argumenten cuál es la relación entre ella y la protagonista usando citas del cuento.

4. ¿Cómo es el mundo adulto en "El pecado mortal"? ¿Quiénes y de qué manera lo representan?

5. ¿Qué obstáculos aparecen en "Sucker" para poner en conflicto el proceso de maduración de los dos personajes principales?

Trabajo grupal

1. Explicá por qué los tres textos vistos se consideran parte del género de aprendizaje.

2. ¿Cómo se retrata la infancia en "El pecado mortal"? ¿Y en "Sucker"?

3. ¿Cuál es la imagen que se da del mundo adulto en El guardián entre el centeno?  

Material de lectura: "Dos grandes narradores del siglo XX: Faulkner y Hemingway"

Cuento de Faulkner