Programa 2019.

Programa de la materia Formación Ética y Ciudadana para 3° año.

 

Unidad 1: Estado, gobierno y participación

 

a)   Concepciones  acerca  del  Estado.  Externalización  el  poder  del  Estado:  las  instituciones estatales. Diferencias entre Estado y gobierno.

b)   Tipos de Estado: el rol del Estado en relación con la sociedad y la economía. Las políticas públicas y su financiamiento.

c)   Formas de participación en el Estado democrático. Mecanismos de participación directa y de control popular.

 

Unidad 2: Derechos

 

a)   Estado y orden legal. El Estado como responsable del reconocimiento de la persona como sujeto  de  derecho.  Constitucionalismo  liberal  y  social.  La  incorporación  de  los tratados  de derechos humanos a la Constitución Nacional.

b)   Los derechos sociales, económicos y culturales como resultado de reivindicaciones sociales y políticas.  Condiciones  y  obstáculos  para  su  realización.  Los  derechos  y  la  distribución  de recursos: el presupuesto y sus funciones.

c)   Mecanismos   de   protección   de   derechos   en   el   Estado:   el   sistema   judicial,   órganos administrativos y participación popular.

 

Unidad 3: Igualdades y diferencias

 

a)   Los vínculos de cuidado y protección. Las funciones y tipos de familia: los cambios en los siglos XX y XXI. La protección de la familia en las leyes y las políticas públicas:  diferentes tipos de uniones; la patria potestad.

b)   Los roles de género a lo largo de la historia. Desigualdades de género.

 

Unidad 4: El cuidado de uno mismo y de los otros

 

a)   Las políticas públicas y la acción positiva como mecanismos de compensación, promoción de la igualdad y protección de la dignidad de las personas.

b)   La protección de la persona en situaciones de vulnerabilidad: violencia de género y trata de

personas. Recursos y redes de protección.

 

Unidad 5: Trabajo

 

a)   Las funciones del trabajo: función identitaria, económica, de socialización.

b)   El  mundo  del  trabajo  y  sus  posibilidades:  empleo  público  y  privado,  emprendedorismo, trabajo profesional, artesanal, social y empresarial.

 

Bibliografía Obligatoria

 

AA.VV. Selección bibliográfica realizada por los docentes.

 
 

Material y actividades para trabajar sobre el grupo de Derechos Humanos reconocidos y clasificados como económicos, sociales y culturales.

A partir de la presentación que aquí se adjunta y de lo trabajado en clase, resolver las  preguntas incorporadas a la presentación:

 

 

 

Crítica a la clasificación de los Derechos Humanos por generaciones

Los derechos humanos suelen clasificarse en generaciones, de acuerdo al  momento histórico en el que surgieron y se los clasifica en Derechos de Primera Generación (Derechos civiles y políticos), Derechos de segunda Generación (económicos, sociales y culturales) y Tercera Generación (De los pueblos, solidaridad, medio ambiente). Esta división o separación de los derechos en generaciones es cuestionado porque genera consecuencias muy negativas a continuación exploramos cada uno de las criticas.

En primer lugar se le asigna a cada grupo de derechos diferentes características. De esta manera los de primera generación son de aplicación directa, los de segunda generación tiene una aplicación progresiva y así se incumple una de las carateristicas de los derechos humanos que habla de la interdependencia de los mismos; si todos fueran realmente realizables no debería haber separación.

Sobre los derechos de segunda generación se alude que requieren que el Estado invierta mucho dinero para sostenerlos. Esto de algún modo parece señalar que los otros derechos no requieren apoyo del Estado para sus sustento. Por otra parte los derechos de primera generación parecen posibles solo en un estado liberal y los de segunda generación requieren un estado intervencionista.

Por estos motivos es que se cuestiona la división de los derechos en generaciones porque todos los derechos dependen entre sí y si se afecta por ejemplo el  derecho de la salud, también se afecta el de la integridad de la vida. Aunque la división en generaciones sirvan para presentarlos por el periodo de consagración, se termina aceptando e incorporando esa separación que no debería existir.

¿Cuándo surge? ¿En qué consistieron las reformas neoliberales en nuestro país y qué consecuencias tuvieron para la sociedad argentina?

 

Breve reseña histórica

Lean el texto que se encuentra como archivo adjunto y luego, respondan:

1-¿Qué vínculo podés establecer entre las luchas sociales y el surgimiento del Estado de Bienestar?

2-¿Qué críticas surgen hacia el estado liberal a partir de la crisis que estalla en 1929?

3-¿Qué nuevas atribuciones tomó el estado?

4-Lean los siguientes artículos y luego, respondan:

El primer peronismo se concebía a sí mismo como un intento de cambio en todos los aspectos de la vida de la población. Para lograrlo, se realizó una reforma constitucional  en 1949, que contemplaba la inclusión de derechos sociales, así como reformas políticas. En particular, resulta interesante revisar algunos de los aspectos planteados allí para la economía. Para hacerlo, seleccioné algunos artículos:


Art. 39 - El capital debe estar al servicio de la economía nacional y tener como principal objeto el bienestar social. Sus diversas formas de explotación no pueden contrariar los fines de beneficio común del pueblo argentino.

Art. 40 - La organización de la riqueza y su explotación tienen por fin el bienestar del pueblo, dentro de un orden económico conforme a los principios de la justicia social. El Estado, mediante una ley, podrá intervenir en la economía y monopolizar determinada actividad, en salvaguardia de los intereses generales y dentro de los límites fijados por los derechos fundamentales asegurados en esta Constitución. (...) Los servicios públicos pertenecen originariamente al Estado, y bajo ningún concepto podrán ser enajenados o concedidos para su explotación. Los que se hallaran en poder de particulares serán transferidos al Estado, mediante compra o expropiación con indemnización previa, cuando una ley nacional lo determine.


a-¿Qué relación se traza en estos artículos entre la economía y el bienestar de la población?

b-¿Qué rol se le asigna al Estado? ¿Pueden relacionarlo con el concepto de Estado de Bienestar?

c-¿Qué se plantea en la Constitución de 1949 respecto a los servicios públicos?

d-¿Qué diferencias encontrás entre los principios aquí planteados y las políticas económicas de décadas anteriores?

Características

Liberalismo

El liberalismo es una forma de pensar y organizar la sociedad, la economía y la política que comenzó a desarrollarse en el siglo XVII. Defendía las  libertades de religión, de asociación, de comercio y el derecho de propiedad. Consideraba que el Estado, tenía que asegurar el pleno ejercicio de todas esas libertades y eliminar cualquier obstáculo que existiese. Por ejemplo, el Estado no debía intervenir directamente en la economía pero sí garantizar el libre juego de la oferta y la de-manda. El precio de los productos se fijaría en función de este “libre juego”.

Veamos un ejemplo. ¿Cómo se determinaría para el liberalismo el precio de la harina? Según los liberales, el Estado no debía poner precios máximos o mínimos, ni el valor de los salarios ni ninguna otra regulación. Si los fabricantes de harina ofrecían mucha cantidad de este producto en el mercado, el precio bajaba. Si, por el contrario, la demanda (cantidad de compradores de harina) superaba a la oferta (cantidad de harina que ofrecían los harineros), el precio de la harina subiría.

Los liberales sostenían además que todos los hombres eran iguales ante la ley tenían los mismo derechos, pero aceptaban y justificaban las diferencias económicas y la existencia de clases sociales. Según ellos, las diferencias entre el rico y el pobre se originaban en las cualidades naturales de cada uno; el rico lo era por su capacidad, habilidades y constancia para enriquecerse, el pobre carecía de esas condiciones naturales y/o no realizaba el esfuerzo suficiente para lograr sus propósitos.

A partir de fines del siglo XVIII, el liberalismo se difundió por todo el mundo aunque no de igual manera. Tuvo más influencia en Inglaterra, Francia y Estados Unidos y mucho menos en Alemania, Japón, Austria-Hungría o Rusia.

Fuente 1: La mano invisible

Pero es sólo por su propio provecho que un hombre emplea su capital en apoyo de la industria; por tanto, siempre se esforzará en usarlo en la industria cuyo producto tienda a ser de mayor valor o en intercambiarlo por la mayor cantidad posible de dinero u otros bienes... En esto está, como en otros muchos casos, guiado por una mano invisible para alcanzar un fin que no formaba parte de su intención. Y tampoco es lo peor para la sociedad que esto haya sido así. Al buscar su propio interés, el hombre a menudo favorece el de la sociedad mejor que cuando realmente desea hacerlo.

 Adam Smith, "La Riqueza de las Naciones", Libro IV, Cap. 2, Londres, Inglaterra, 1764

Fuente 2: El pensamiento liberal

“El liberalismo concibe al hombre como un individuo refugiado en su privacidad, que mira a los otros con des confianza. El Estado liberal comienza a delinearse en Inglaterra a fines del siglo XVII. Recién se establece en el resto de Europa y América a fines del siglo XVIII o bien avanzado el XIX y se mantiene en Occidente hasta la crisis económica de 1930. El Estado liberal nace como un Estado limitado en contraposición al Estado absoluto. Para el liberalismo, el objetivo de la política es garantizar a los individuos la búsqueda de su propio bienestar. Es decir, el poder del Estado debe estar limitado de manera de garantizar la libertad individual. La división de poderes, la libertad de movimiento, religiosa, de opinión, el goce de la propiedad privada son garantías contra la arbitrariedad del poder estatal. Disfrutar de estos derechos llevará a la convivencia armónica de los individuos en la sociedad. La armonización entre los intereses particulares, ‘el bien común’, ‘la felicidad de todos’, ‘“el progreso para toda la sociedad’ se produce naturalmente. El mercado o ‘“la mano invisible” es el ámbito racional y eficaz que provee un orden espontáneo. Hace que la búsqueda del interés individual siempre produzca beneficios colectivos. Por eso, el liberalismo argumenta que el Estado no debe intervenir en la actividad económica. Esa libertad económica tiene su máxima expresión en el libre juego de la oferta y la demanda tanto en el plano nacional como internacional. El liberalismo propone un Estado árbitro que le garantice a los ciudadanos el ejercicio de sus derechos frente a la intromisión de otros ciudadanos.”

 A. M. García Raggio “El pensamiento liberal. Algunos conceptos fundamentales del liberalismo clásico”, Bs. As., Oficina de Publicaciones del CBC, 1996.

Consignas:

1. Identifiquen los principales principios que postula el liberalismo clásico.

2. ¿Cuál es el papel del Estado según los principios liberales clásicos?

 

Seguimos trabajando con las teorías acerca del surgimiento y rol del Estado

“El Estado es (…) un producto de la sociedad al llegar a una determinada fase de desarrollo; es la confesión de que esta sociedad se ha enredado en una contradicción insoluble consigo misma, se ha dividido en antagonismos irreconciliables que no puede conjurar. Pero a fin de que estos antagonismos, estas clases con intereses económicos en pugna, no se devoren a sí mismas y a la sociedad en una lucha estéril, se hace necesario un poder situado aparentemente por encima de la sociedad y llamado a amortiguar el choque, a mantenerlo en los límites del ‘orden’. Y ese poder —nacido de la sociedad, pero que se pone por encima de ella y se divorcia de ella más y más— es el Estado”. (F. Engels. El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado. Fundación Federico Engels, Madrid, 2006).

(…) El Estado es producto y manifestación del carácter irreconciliable de las contradicciones de clase. El Estado surge en el sitio, en el momento y en el grado en que las contradicciones de clase no pueden, objetivamente, conciliarse. Y viceversa: la existencia del Estado demuestra que las contradicciones de clase son irreconciliables.

En este punto importantísimo y cardinal comienzan precisamente la tergiversación del marxismo, tergiversación que sigue dos direcciones fundamentales. De una parte, los ideólogos burgueses y especialmente los pequeñoburgueses, obligados por la presión de hechos históricos indiscutibles a reconocer que el Estado sólo existe allí donde existen las contradicciones de clase y la lucha de clases, “corrigen” a Marx de tal manera que el Estado resulta ser un órgano de conciliación de las clases. Según Marx, el Estado no podría ni surgir ni mantenerse si fuese posible la conciliación de las clases. Según los profesores y publicistas mezquinos y filisteos —¡que a cada paso invocan, benévolos, a Marx!— resulta que el Estado es precisamente el que concilia las clases. Según Marx, el Estado es un órgano de dominación de clase, un órgano de opresión de una clase por otra, es la creación del “orden” que legaliza y afianza esta opresión, amortiguando los choques entre las clases. En opinión de los políticos pequeñoburgueses, el orden es precisamente la conciliación de las clases y no la opresión de una clase por otra. Amortiguar los choques significa para ellos conciliar y no privar a las clases oprimidas de ciertos medios y procedimientos de lucha por el derrocamiento de los opresores.(…)

De otra parte, la tergiversación “kautskiana” del marxismo es bastante más sutil. “Teóricamente”, no se niega ni que el Estado sea el órgano de dominación de clase, ni que las contradicciones de clase sean irreconciliables. Pero se pasa por alto o se oculta lo siguiente: si el Estado es un producto del carácter irreconciliable de las contradicciones de clase, si es una fuerza que está por encima de la sociedad y que “se divorcia más y más de la sociedad”, resulta claro que la liberación de la clase oprimida es imposible, no sólo sin una revolución violenta, sino también sin la destrucción del aparato del poder estatal que ha sido creado por la clase dominante y en el que toma cuerpo aquel “divorcio”

(…)

Engels desarrolla la noción de esa “fuerza” a que se da el nombre de Estado, fuerza que brota de la sociedad, pero que se sitúa por encima de ella y que se divorcia cada vez más de ella. ¿En qué consiste, fundamentalmente, esta fuerza? En destacamentos especiales de hombres armados, que tienen a su disposición cárceles y otros elementos.

(...)

Cualquiera sea la forma con que se encubra una república, por democrática que sea, si es una república burguesa, si conserva la propiedad privada de la tierra, de las fábricas, si el capital privado mantiene a toda la sociedad en la esclavitud asalariada (...) entonces ese Estado es una máquina para que unos repriman a otros. (...) Nosotros hemos arrancado a los capitalistas esta máquina y nos hemos apoderado de ella. Utilizaremos esa máquina, o garrote, para liquidar toda explotación; y cuando toda posibilidad de explotación haya desaparecido del mundo, cuando ya no haya propietarios de tierras ni propietarios de fábricas, y cuando no exista ya una situación en la que unos están saciados mientras otros padecen hambre, sólo cuando haya desaparecido por  completo la posibilidad de esto, relegaremos esta máquina a la basura. Entonces no existirá Estado ni explotación.

 Sobre el Estado, Lenin (Fragmento)

 

 

Consignas:

1-¿Qué es el Estado desde la perspectiva marxista?

2-Explicar la relación entre Estado y

a) sociedad

b)clases sociales

3-¿Cuál es la propuesta socialista a la condición de explotación actual?

Trabajaremos sobre estos conceptos grupalmente

1) Lean con atención el siguiente texto

ESTADO, GOBIERNO Y POLÍTICAS

Estado es la organización jurídica y política que se dan las sociedades actuales y al que se le reconoce el poder de regular la vida de una comunidad en un territorio determinado.

El Estado es el conjunto de instituciones que poseen la autoridad y potestad para establecer las normas que regulan a una sociedad, teniendo soberanía interna y externa sobre un territorio determinado. En el ámbito interno, la soberanía se refiere a la facultad del Estado de ser reconocido como la institución con mayor legitimidad y poder dentro de su territorio. En el ámbito externo, se refiere a su derecho a su autodeterminación. Un Estado debe ser reconocido como tal por la comunidad internacional y su autodeterminación está limitada por las leyes internacionales, los tratados y pactos firmados junto con otros Estados, entre ellos los Tratados Internacionales de Derechos Humanos.  

El Estado es el órgano que detenta la soberanía dentro de un territorio, y es, en última instancia, el máximo árbitro de los conflictos que se suceden en su interior. Es quien detenta el monopolio de la coacción legítima dentro de un territorio determinado. Sólo el Estado tiene legitimidad para regular la vida de la comunidad, esteblecer sanciones, impartir justicia, utilizar la fuerza para hacer cumplir las normas. No sería aceptable, entonces, que otras instituciones o grupos ocupen parte del territorio, porten armamento, impartan justicia y sancionen a los pobladores que viven en el lugar. Sólo el Estado tiene esta potestad y es el máximo responsable de la vida de la comunidad. Por ello se hallan dentro del Estado instituciones tales como las fuerzas armadas, la administración pública, los tribunales y la policía, asumiendo las funciones de defensa, justicia y seguridad. Para poder cumplir sus funciones, esta autoridad centralizada cumple diversas tareas: la elaboración y aplicaciónde las leyes, el mantenimiento de fuerzas de seguridad permanentes (que preservan el orden interno y protegen a la nación de agresiones exteriores), el cobro de impuestos, la gestión y administración de los espacios públicos (caminos, comunicaciones, etc.), la regulación de la producción y del comercio,  la prestación de servicios públicos y la preservación de una identidad cultural a través de la enseñanza y difusión de una lengua oficial.

Además de garantizar un orden dentro de la comunidad, el Estado sirve para garantizar la realización de aquellas tareas que, por su magnitud -como la construcción de caminos, o la defensa de las fronteras- o por su importancia -como la aplicación de las leyes o la emisión de moneda- no pueden quedar en manos de individuos particulares o de organizaciones privadas.

En definitiva, todo Estado está dotado de territorio, población y soberanía e implica:

  • la centralización y unificación del poder con alcance sobre todo el territorio
  • el desarrollo de un cuerpo diplomático que logra el reconocimiento de otros Estados.
  • la formación de un ejército permanente y organismos capaces de imponer la coerción.
  • la elaboración y aplicación de leyes para todo el territorio.
  • la centralización en la recaudación de una serie de impuestos.
  • la formación de una burocracia, es decir, de un cuerpo estable de funcionarios que se ocupan de la adminstración.
  • la emisión de una única moneda.

El Gobierno no es lo mismo que el Estado. La palabra “gobierno” viene del griego y significa “conducir un barco”, “dirigir”, “llevar el timón”. El gobierno es la principal autoridad que dirige, controla y administra las instituciones del Estado. El gobierno consiste, entonces, en la conducción política general del Estado. En democracia, la ciudadanía elige periódicamente a quienes ocuparán los principales cargos públicos del Estado y ejercerán el gobierno. Por un tiempo, ese gobierno conducirá el timón del Estado. Los gobiernos pasan y cambian. El Estado también va cambiando debido a las políticas implementadas por los gobiernos pero tiene una estabilidad que los gobiernos no tienen.

Por ejemplo, los distintos gobiernos implementan políticas educativas. Estas políticas influyen en los proyectos educativos que se llevan a cabo en las escuelas. Las escuelas pertenecen al Estado, no al Gobierno. Por lo tanto, se adaptarán a las políticas gubernamentales pero seguirán sosteniendo su función de educar más allá de los gobiernos.   

(Glosario) Política de Estado

Una política de Estado es todo aquello que un gobierno desea implementar en forma permanente, para que trascienda a través del tiempo sin que se vea afectada por uno o varios cambios de gobierno. La política de gobierno dura mientras esté vigente el gobierno que la concibió, mientras que la política de Estado obedece a un interés fundamental de la comunidad, por lo que existe consenso en que debe conservarse en forma permanente. Un ejemplo de política de Estado en nuestro país es el que se ha llevado en torno al reclamo de soberanía sobre las Islas Malvinas. Gracias a esa politica de Estado las Naciones Unidas determinó ampliar los límites de la plataforma continental argentina: El fallo de la Comisión del Límite Exterior de la Plataforma Continental, un órgano científico integrado por 21 expertos internacionales de reconocido prestigio y creado por la Convención de la ONU sobre Derecho del Mar, avaló la ampliación de 1.700.000 kilómetros cuadrados de superficie al país. Fue el resultado del estudio de expertos argentinos y de la perseverancia de la diplomacia que se gestó en 1996 y que continuó hasta nuestros días. Los resultados concretos de este fallo traerán puro beneficio: más espacio para la explotación de recursos naturales y un nuevo aval jurídico por el reclamo de la soberanía argentina en las islas Malvinas. "Es un logro muy significativo de la política exterior de la Argentina, a través de una verdadera política de Estado", resumió la canciller de nuestro país al elogiar la presentación formal que comenzó a hacer la Cancillería en 2009 en la ONU y que generó este fallo en marzo de 2016.

2) Producción Compartida

Debatan, en grupos de a cuatro, sobre la siguiente cuestión: ¿Cuáles son, según la opinión de ustedes, los asuntos que debieran considerarse primordiales y que debieran dar lugar a políticas de Estado? Elaboren una lista de estos temas primordiales y justifiquen por qué son tan importantes. 

Luego hagan una puesta en común general.

 3) Continuen con la lectura

ESTADO DE DERECHO Y DEMOCRACIA

No cualquier clase de Estado es garantía de la vigencia de los derechos. Hay Estados que vulneran derechos, por ejemplo al consagrar desigualdades jurídicas entre varones y mujeres o al establecer limitaciones a la libertad de expresión o de circulación.

El Estado de Derecho es el que consagra jurídicamente los derechos humanos. Se caracteriza por el imperio de la ley, la división de poderes, la legalidad de la administración y el respeto por la Constitución.  Es la forma política de organización de la vida social por la que las autoridades que lo gobiernan están limitadas estrictamente por un marco jurídico supremo que aceptan y al que se someten en sus formas y contenidos. Por lo tanto, toda decisión de gobierno debe ajustarse a normas jurídicas previamente aprobadas y de conocimiento público.

Un Estado de Derecho es aquel en el cual se respetan principios como los siguientes:

  • El gobierno en su conjunto y sus funcionarios son públicamente responsables ante la ley. Todos los ciudadanos, gobernantes y gobernados, deben someterse a las leyes y ser juzgados en igualdad de condiciones.
  • Es responsabilidad del Estado que la Ley se cumpla y que en ella se vele por la libertad de todos los individuos que viven bajo su tutela.
  • Las leyes son claras, públicas, estables, y protegen los derechos fundamentales de los ciudadanos.
  • El proceso a través del cual las leyes son aprobadas, administradas, e implementadas es un proceso accesible, democrático, y eficiente.
  • La Administración, en todas sus esferas, debe encontrarse limitada por la Ley.
  •  El acceso a la justicia debe ser garantizado por representantes e instancias jurídicas que son competentes e independientes.
  • Los principales cargos públicos son ocupados por representantes elegidos por la ciudadanía.
  • Las elecciones para decidir quiénes ocuparan los cargos públicos son frecuentes, no fraudulentas y sin proscripciones de ningún grupo político que respete la ley y los valores democráticos.

Estos principios son compatibles con el sistema democrático. Si el Estado de Derecho consagra los derechos humanos fundamentales que incluyen los derechos a la libertad de pensamiento, a la libertad de elección y a la libertad de expresión, sólo la democracia puede ser el sistema que mejor realice el Estado de Derecho.

En nuestro país, recién a partir de octubre de 1983 se ha ido consolidando el Estado de Derecho y la democracia. A partir del golpe militar del 6 de setiembre de 1930, la inestabilidad institucional se convirtió en uno de los principales problemas políticos de la Argentina. Durante 50 años los gobiernos civiles y militares se alternaron en el poder. Las interrupciones al orden constitucional fueron cada vez más violentas y duraderas y la última de ellas dio lugar a la dictadura más sanguinaria que haya conocido nuestra historia.  Hoy, la democracia parece haber llegado para quedarse. La transición democrática iniciada luego de la derrota de Malvinas ya no se vio amenazada por nuevos golpes militares.  Desde 1983 se han realizado muchas elecciones presidenciales, parlamentarias, municipales, inlcuida la elección de los constituyentes que llevaron a cabo la reforma de la Constitución Nacional, y graves crisis institucionales, sociales  y económicas fueron abordadas sin salirse del cauce institucional previsto en la Constitución y en las leyes.

4) Producción Compartida

Revisen las características y principios del Estado de Derecho. Luego, intercambien opiniones a partir de las siguientes preguntas:

¿Cuáles de esas características y principios se han logrado más plenamente en nuestro país?

¿Cuáles de esas características y principios no se han logrado o se han logrado muy defectuosamente?

Ofrezcan ejemplos que avalen sus respuestas.

¿Qué habría que hacer para lograr efectivizar plenamente el Estado de Derecho y la democracia en nuestro país?

 

 

UNA APROXIMACIÓN A LA TEORÍA CONTRACTUALISTA DEL ESTADO

 

¿Qué es el Contractualismo?

El contractualismo o “teoría del contrato social”, es una concepción teórica dentro del campo de la filosofía política que fundamenta el origen de la sociedad, la legitimidad del Estado moderno y la legitimidad del ejercicio político de los gobernantes dentro de su estructura.

Es una corriente de pensamiento que estudia la naturaleza del ejercicio del poder político, iniciada en la Europa del siglo XVII de la mano de sus pensadores clásicos, los ingleses Thomas Hobbes, John Locke y el francés Jean Jacques Rousseau.

Para el profesor Silvino Salej Higgins, de la facultad de Filosofía y Ciencias Humanas de la Universidad Federal de Minas Gerais, el contrato social fue una solución propuesta para reducir el problema de la violencia en la política y de las relaciones de dominación, mediante el uso de la fuerza al mínimo posible.

A diferencia de los modelos políticos creados por Platón y Aristóteles, esta teoría no buscó dar la fórmula perfecta y absoluta para el gobierno pacífico, sino que estableció unas condiciones mínimas que debían ser cumplidas para evitar la autodestrucción de la República.

Los postulados dentro de esta teoría contribuyeron al paso del pensamiento político medieval al pensamiento moderno, ya que en ellos no se fundamenta el ejercicio del poder político sobre la divinidad o la tradición —las cuales no dependían del poder de decisión de los individuos—, sino en base a la razón de los hombres.

Estructura de la teoría del contrato social

Estado de naturaleza

La teoría del contrato social inicia su análisis a partir de la ficción del “estado de naturaleza”, un escenario hipotético o imaginario utilizado con intenciones teóricas, para demostrar las razones por las cuales es necesaria la existencia del Estado.

El estado de naturaleza es el estado en el que se encuentran los hombres en su etapa originaria, al llegar al mundo y antes de la creación de la sociedad. La vida del hombre en el estado de naturaleza se caracteriza porque:

  • Cada hombre vive por su cuenta, sin estar interrelacionado con los demás mediante algún mecanismo firme o duradero.
  • No existe ninguna fuerza mayor reguladora que imponga algún tipo de orden o autoridad.
  • Cada hombre posee una libertad de acción ilimitada, ya que no existe ningún poder gubernamental o autoridad capaz de restringirlos.
  • El anterior enunciado trae como consecuencia que el hombre se enfrenta a los demás hombres, que se encuentran en condición de igualdad con él al poseer la misma libertad sin restricciones.

Esta situación resulta ser desfavorable para su supervivencia, por distintos motivos que varían entre los distintos autores. Entre estos motivos destaca el hecho de que no existe ninguna fuerza superior a la de todos los hombres —un “tercero”— que garantice las condiciones necesarias para dicha supervivencia.

Cabe destacar que la visión contractualista considera al hombre como un ser racional, que persigue sus intereses individuales y actúa guiado por su naturaleza humana.

Entre los autores clásicos del contractualismo existen diferencias en cuanto a su visión de la naturaleza humana y el comportamiento de los hombres en el estado de naturaleza.

Sin embargo, todos coinciden en que el estado de naturaleza existió en un momento previo a la vida en sociedad, y que se caracterizaba por las particularidades descritas anteriormente.

Es a partir de allí que surge, inevitablemente, la necesidad de un pacto social mediante el cual se instituya un ente regulador de las relaciones sociales.

Contrato social y vida en sociedad

Como se ha explicado anteriormente, el estado de naturaleza es un ambiente desfavorable para los hombres, debido a que su supervivencia no está garantizada dada la ausencia de orden y de un régimen de justicia.

Los autores contractualistas establecen que, ante esta situación y haciendo uso de sus facultades racionales, los hombres conforman una sociedad a través de un pacto o contrato social entre ellos mismos, para hacer frente a la inestabilidad y la amenaza del estado de naturaleza.

En este pacto social los hombres racionales establecen todas las reglas que regirán la vida de la sociedad y que conformarán su estructura. En esta estructura, el poder político es un eje central de las relaciones sociales.

Los términos de ese contrato varían entre los distintos autores pero, en general, todos coinciden en que es mediante el contrato social que los hombres instituyen al Estado, una estructura o maquinaria que tendrá el objetivo de garantizar el orden y la paz de la sociedad.

Así se fundamenta que a quien se le debe obediencia es al Estado y a los gobernantes. La comparación entre el estado de naturaleza y el estado civil se hace para demostrar por qué y bajo qué condiciones son útiles el gobierno y el Estado.

A raíz de esta utilidad, tanto el gobierno como el Estado deben ser aceptados y obedecidos voluntariamente por la gente razonable.

Al descansar sobre el consenso de los ciudadanos y ser instaurado racionalmente, este Estado sería el único que podría ejercer legítimamente la fuerza para garantizar el orden y la supervivencia de la sociedad.

Principales representantes del contractualismo

Thomas Hobbes

Thomas Hobbes fue un filósofo inglés, nacido el 5 de abril de 1588. Para él, la naturaleza del hombre era egoísta. Pensaba que éste, naturalmente, tiene impulsos de sentimientos como la competitividad, la desconfianza, la gloria y un incesante deseo de poder.

Por esta razón, los hombres no serían capaces de cooperar entre sí si se mantienen en el estado de naturaleza, sino que, por el contrario, imperaría “la ley del más fuerte”, según la cual los más débiles serían sometidos por los más fuertes.

En uno de sus libros más famosos, “El Leviatán” —escrito en 1651—, establece que en el estado de naturaleza la vida del hombre sería “una guerra de todos contra todos”, ya que los hombres buscarían dominarse entre ellos, guiados por su naturaleza, sin ninguna fuerza mayor que imponga un orden.

Es decir, si entre los hombres no existiera el miedo a un poder común capaz de reprimirlos, desconfiarían constantemente entre ellos, reinaría un estado de miedo generalizado en el que ninguno tendría su supervivencia garantizada, y la vida del hombre sería solitaria, pobre, brutal, sucia y corta.

Por todo lo anterior, para Hobbes la única manera en la que el hombre podría garantizar su supervivencia y salir de este estado de guerra es a través de la conformación de un Estado como producto de un pacto social.

Por otra parte, en la vida en sociedad —según Hobbes— los individuos hacen entrega al Estado y al soberano de su libertad ilimitada. Asegura que el Estado instaurado puede utilizar legítimamente todos los recursos y la fuerza necesarios para garantizar la paz, sin ningún límite.

El Estado tiene un poder legítimo absoluto, ya que su función es salvaguardar la vida de sus ciudadanos y garantizar la paz. En esto se diferenciará con lo establecido por Locke.

Thomas Hobbes fue un defensor de la monarquía absolutista como forma de gobierno.

John Locke

John Locke fue otro filósofo inglés, nacido unos años más tarde que Hobbes —en 1632—, cuya teoría contractualista difiere en algunos puntos de la teoría hobbesiana.

Para Locke el estado de naturaleza es un ambiente en el que reina la razón —no la ley del más fuerte—, ya que considera al hombre naturalmente propenso a la bondad.

Por lo tanto, describe el estado de la naturaleza como un estado en el que reinan las libertades y la igualdad entre los hombres, porque los derechos a la vida y a la propiedad son reconocidos por todos bajo el derecho natural.

Lo inconveniente en el estado de naturaleza para Locke es que no existe ningún ente encargado de garantizar el cabal respeto a las libertades de los hombres, en caso de presentarse alguna discordia entre ellos o ante la amenaza de una invasión extranjera. Por lo tanto, la vigencia de las libertades naturales del hombre es incierta.

Por ello, Locke postula que los hombres realizan el pacto social, racionalmente, para instaurar un Estado que garantice las libertades de todos, y especialmente la propiedad privada.

Se opone al Estado hobbesiano, al que se le entregan las libertades de los hombres y que goza de un poder absoluto.

Locke fue un acérrimo detractor del Estado absolutista, ya que para él la libertad de los hombres es una de las dimensiones centrales que el pacto social debe proteger.

Defendió la noción de un Estado con poder limitado, y por eso su doctrina política fue fundamental para el liberalismo. La libertad natural amenazada se convierte en el estado civil y en libertades garantizadas por el Estado.

Además, Locke defendió el derecho del pueblo a la rebelión ya que, en el supuesto de que el Estado haga mal uso de su poder o intente esclavizar al pueblo, es el pueblo quien puede juzgarlo haciendo uso de esta facultad.

Vale más para el bien del pueblo que éste tenga la potestad de resistirse a un tirano, que dicho tirano goce de libertad para esclavizarlo sin restricciones.

 
Consigna
1.¿Cómo contestarían los distintos teóricos del contractualismo las siguientes preguntas?
a.¿Quién tiene el poder?
b.¿Cómo se comportan las personas? ¿Cómo son?
c.¿Por qué surge el Estado?
 
Se puede elaborar en forma de cuadro!

Trabajo Práctico n°3

Trabajaremos con un texto y una guía de preguntas para comenzar a estudiar los vínculos entre la Revolución Industrial, el auge del capitalismo y el Estado.

Formas de Estado y su relación con la economía.

El funcionamiento del capitalismo y el Estado Liberal.

A partir de lo trabajo en clase y de la lectura sugerida: “Afianzamiento y expansión del capitalismo. Un nuevo orden internacional (1850-1930)" que encontraran adjunto, realicen las siguientes consignas.

  1. Ubicar temporal y geográficamente la Revolución Industrial.

  2. Realizar una red conceptual que caracterice los principales cambios que se produjeron con la Revolución Industrial. Utilizar las siguientes palabras: fábrica, urbanización, vapor, carbón, hierro, química y ferrocarril.

  3. ¿Cuáles son y de qué manera se conforman las dos clases sociales fundamentales del sistema capitalista?

  4. ¿Qué razones tienen los trabajadores para organizar movimientos de protesta?

  5. Investigar y luego inventar una definición propia de los siguientes conceptos: Clases sociales, capitalismo, salario, ganancia y lucha de clases.

  6. Ubicar temporal y geográficamente el proceso de conformación del Estado Liberal.

  7. Describir la concepción del Estado que tiene la Burguesía.

  8. ¿Cómo se legitima el Estado Liberal? ¿Qué entienden los autores por “homogeneización cultural”?

  9. Teniendo en cuenta todo lo trabajado hasta acá, qué relación o vínculo pueden establecer entre el funcionamiento del capitalismo industrial y la consolidación del Estado Liberal.

Acercamiento al concepto de estado a partir de la expriencia cotidiana