Hecho por: Facundo Bruno tema:metamorfosis

 

Todo empezó en un pueblo muy chiquito en Francia, en el siglo XIV, mi nombre es Lorraine y les tengo que contar como me convertí en lo que soy.

Comenzó una tarde en la cual yo estaba tomando el té con mi familia. Ellos no me trataban bien. Trabajábamos casi todo el día porque al atardecer una banda de forajidos venía a llevarse todo lo que habíamos recaudado. Estos eran muy peligrosos, estaban armados y nos ganaban en cantidad entonces mi padre como sheriff del pueblo tuvo que acceder al trato que ellos imponían.

 Al cabo de unos años, una familia muy humilde fue asesinada brutalmente como si hubiesen sido atacados por un hambriento y feroz animal. Pero por esa zona de Francia no habitaba ningún animal capaz de haber hecho semejante desastre, por lo cual mi padre tuvo que enfrentar a los forajidos. A estos no les gustó mucho como el sheriff los trató por lo tanto decidieron asesinar aquel que no cumpliese cuyo acuerdo. Cada mes moría una persona de este pobre y humilde pueblo. Todas las noches rezaba para que este sufrimiento parase y que los forajidos se marchasen.

Al cabo de unos meses todo se empezó a desmoronar. La gente estaba cansada de que los forajidos viniesen y se lleven todo, para peor lo más doloroso es que mi padre enfermó. Su enfermedad era incurable y muy contagiosa. Él no sobrevivió. Mi madre y yo estábamos muy angustiadas; a los forajidos no les importó nuestra situación y tuvimos que seguir trabajando. Un día mi madre enloqueció y los enfrentó; sin piedad la asesinaron a sangre fría.

Al quedar sola empecé a tener muchos recuerdos de mamá y papá. Cada noche cuando papa  regresaba de trabajar, leíamos un libro acerca de mitos, que a mí me encantaba. Había uno en especial que me fascinaba y era el del hombre lobo. Yo fantaseaba todas las noches siendo en uno de ellos, corriendo por el bosque, peleando de igual a igual con los vampiros. Mi objetivo era enfrentarme a los forajidos como un lobo.

Varias noches después me desperté en el medio del bosque nevado, no entendía que hacia ahí. Me sentía diferente, más extraña, más fuerte, me sentía un animal.

 

Fecha: 2/11/2017 | Creado por: Facundo Agustin
Etiquetas:
Comentarios