En este artículo encontrarás teoría y actividades para ejercitar el correcto uso de los verbos en narraciones en pasado.

 

Los tiempos verbales para narrar en pasado

        Al escribir narraciones, tanto de hechos ficticios como reales, es necesario expresar con claridad el orden en que se produjeron los hechos narrados. Es decir, qué sucedió antes y qué sucedió después. Una de las herramientas fundamentales para lograrlo es conocer los significados de los tiempos verbales y usarlos correctamente, dado que de ellos depende en gran medida la coherencia temporal de nuestro relato.

 

    Los tres tiempos imprescindibles para narrar en pasado son: el pretérito perfecto simple, el pretérito imperfecto y el pretérito pluscuamperfecto del modo indicativo.

 

                    Nicolás no estaba en su casa cuando pasó el cartero.

 

       Las dos acciones transcurrieron en el pasado. Sin embargo existe entre ellas una diferencia. Mientras que en la primera (estaba) percibimos una duración, la segunda (pasó) aparece como un hecho puntual, terminado. El verboestar, en este caso, está en pretérito imperfecto, tiempo que sirve para expresar acciones pasadas en desarrollo. El verbo pasar, en cambio, está en pretérito perfecto simple, tiempo que expresa las acciones pasadas como concluidas.

 

Otros usos importantes del pretérito imperfecto y del perfecto simple

  •  El pretérito imperfecto sirve para expresar acciones habituales, que se repiten regularmente en el pasado. En cambio, cuando nos referimos a una acción única excepcional, emplearemos el pretérito perfecto simple.

 

El año pasado, desayunaba todos los días a las 8 y tomaba el tren de las 8.30, que llegaba a Retiro a las 9. Pero el 3 de mayo tuvo un desperfecto y me retrasé.

 

  • El pretérito imperfecto suele emplearse para descripciones y retratos.

 

El libro era pequeño, tenía tapas rojas y contenía muchas ilustraciones.

El nuevo profesor de música era muy delgado, tenía una nariz aguileña y cabello castaño.

 

Uso del pretérito pluscuamperfecto

              Ayer llovía mucho pero salí sin paraguas. Mi hermana se lo había llevado.

     La acción que aparece en la segunda oración no pudo haber ocurrido al mismo tiempo que las acciones de la primera, sino que ocurrió antes. Por eso, el verbo llevar aparece en pretérito pluscuamperfecto. El pretérito pluscuamperfecto sirve para expresar una acción pasada anterior a otras acciones pasadas.

                Cuando llegué al cine, la película ya había empezado hacía 15 minutos.

 

 

Descarguen en la carpeta de la net el documento adjunto para realizar las actividades que se proponen.

Más actividades aquí

 

Fuente: Lengua 8 - Ed. Estrada
Fecha: 1/9/2014 | Creado por: Elena Ada
Etiquetas: