La memoria colectiva del pueblo judío se ocupa intensamente de los sucesos del pasado, adquiriendo el tiempo una gran relevancia.

 

Tishrei es un mes privilegiado del año hebreo... Sus primeros 23 días reúnen en un singular ramillete, festividades judías en las que se cruzan valores espirituales, conmemoraciones históricas y reminiscencias agrícolas.

Como toda la tradición judía, también estas festividades, Moadei Tishrei, están atravesadas de uno u otro modo por el peso de la palabra.

En primer lugar las plegarias mismas, que con muy pequeñas variantes unifican en el tiempo y la geografía a las diversas generaciones y comunidades que conforman el pueblo judío.

En segundo lugar esa sorprendente oración que abre el Día del Perdón, el Kol Nidré, oración que testimonia el valor dado por los judíos a la palabra dada, a la promesa hecha, incluso en circunstancias dramáticas, pidiendo su revocación públicamente, tres veces, ante la comunidad entera.

En tercer lugar, donde terminan las palabras brota ese conmovedor sonido propio de estos días reverenciales, el shofar, que pugna por decir lo indecible...

Finalmente, Simjat Torá, que celebra una palabra interminable, la ininterrumpida lectura, sábado a sábado, de la Torá...

Extraído de http://www.bama.org.ar/sitio2014/sites/default/files/_archivos/merkaz/Jomer_on_line/ST_ser_judio_tishrei.pdf

 Te propongo leer el siguiente artículo. En clase haremos una puesta en común.

 

 

Fecha: 25/9/2018 | Creado por: Elizabeth Penina
Categoria: Jaguim UMoadím
Etiquetas: