“LA BIBLIA: LIBRO REVOLUCIONARIO”

El escritor argentino Jorge Luis Borges dice que la civilización occidental tiene únicamente dos bases: La Biblia y la filosofía griega.
La mayoría de los códigos legales del mundo occidental están basados directa o indirectamente en la Biblia.

Siendo el libro fundamental en la cultura occidental, en la cual vivimos; siendo el libro fundamental de los judíos, a cuyo pueblo pertenecemos, debemos interesarnos en conocerlo. Decía Golda Meier que “no se necesita cumplir las mitzvot para ser un buen judío, pero se necesita saber cuáles son las mitzvot que no cumplo”.

La Biblia es el libro más revolucionario que se ha escrito.
Revolucionario en su posición frente al mundo y en la descripción de sus personajes.
En primer lugar, la Biblia es una revolución contra la idolatría.

Es una revolución contra la filosofía pagana en la que el hombre vivía en un mundo de fuerzas arbitrarias, donde el hombre se sentía totalmente manejado e impotente y en el que estaba marcado su destino...

 


WINDOWS

Ein jadash tajat ha-shemesh... no hay nada extraordinariamente nuevo bajo el sol, dice el Eclesiastés, Aquel que sabe. Lo que siempre resulta nuevo son las aplicaciones, la manera por la que aquello que se conoce puede ser colocado al servicio de lo humano y de la humanidad.

Quien reconoce sapiencia en esta afirmación guarda con cariño su chumesh (Pentateuco) y su mishná (interpretaciones canónicas de la Biblia).

En ellos están contenidas las enseñanzas que se reproducen con diferentes aplicaciones en diferentes épocas. La tradición judía siempre se destacó por el deseo de tratar con los medios de comunicación, medios de los cuales hacía uso para transmitir su cultura y herencia...

 


El Libro
“De los diversos instrumentos del hombre, el más asombroso es, sin duda, el libo. Los demás son extensiones de su cuerpo. El microscopio, el telescopio, son extensiones de su vista; el teléfono es extensión de la voz; luego tenemos el arado y la espada, extensiones de su brazo. Pero el libro es otra cosa: el libro es una extensión de la memoria y de la imaginación.”...

Jorge Luis Borges - “EL LIBRO”, (1979)

 

Mekorot HaIahadut:
Fuentes del Judaísmo

La palabra MAKOR מקור se traduce como fuente. En ella el agua fluye al igual que el conocimiento. Hay varias fuentes del pensamiento judío. Ellas forman memoria e identidad colectiva. Veremos a continuación algunas de ellas.


La Mishná

El desarrollo de la ley oral fue la herramienta para la evolución de la ley, con el objeto de ser empleada como guía de la vida cotidiana...


El Talmud

El Talmud es una monumental compilación de sabiduría intelectual, espiritual, ética, histórica y legal, producida por la cultura judía...

Cada página del talmud está dividida en el texto principal y diferentes comentarios hechos por comentaristas de distintas épocas.

 


"Moshé recibió la Torá en el Sinaí y la transmitió a Ioshúa; Ioshúa la transmitió a los ancianos y éstos a los profetas. Y los profetas la transmitieron a los miembros de la Gran Asamblea". (Pirké Avot - 1:1)


La escuela de Ishmael enseñaba: Está escrito: "Como el martillo que golpea la roca" (Jeremías XXIII, 29). Así como el martillo con un solo golpe produce innumerables chispas, del mismo modo cada versículo puede interpretarse de diversas maneras. (Esto hace de la Torá un libro siempre "abierto". En efecto, la vigencia del libro de Moisés se debe precisamente a esa posibilidad interpretativa nunca agotada. El texto está codificado, canonizado. No así su significado). 

Talmud Babli, Sanhedrín 34 a


Tanuro shel Ajnai - El horno de Ajnai

“Hemos aprendido en otra parte: Si él lo cortó en piezas separadas, poniendo arena entre cada pieza: Rabí Eliezer lo declaró limpio...

Los textos sagrados del pueblo judío y los fundamentos de su cultura nacional fueron recopilados en un solo libro, el TaNaJ. Su nombre es un acróstico de las tres secciones que lo componen: Torá, Neviím y Ketuvim. En el Tanaj hay 24 libros.

Los libros que integran el Tanaj se denominan Kitvei Kodesh (Sagradas Escrituras) para diferenciarlos de los Sfarim Jitzoniím (Libros Externos o Apócrifos), que no fueron incluidos en el Tanaj por los miembros de la Kneset Hagdolá, en tiempos del Segundo Templo.

También se los llama Mikrá porque eran textos escritos y posteriormente leídos, a diferencia de la Mishná y los midrashim, que eran reproducidos oralmente.

El Tanaj es el libro más veces impreso en el mundo, ha sido traducido a casi todos los idiomas y es considerado patrimonio cultural de todo el mundo occidental.

Una versión muy famosa fue la "traducción de los Setenta" (Septuagynta) al griego, realizada en tiempos del Segundo Templo. Entre las traducciones al arameo las más conocidas son; Targum Onkelos y Targum Ionatan.

Judío yemenita leyendo los Libros Sagrados “al revés”. Es una curiosa costumbre que proviene de la forma en que los niños aprenden a leer, cada uno en un lateral de la mesa, mientras uno se acostumbra a ver los caracteres en su posición normal, el otro los leerá siempre al revés. Y así queda instalada esta forma de lectura, que contribuye a dar a la imagen una mayor sensación de intemporalidad. A la vez que nos transmite las “diferentes perspectivas” de aproximación y apropiación del texto.

Foto extraida de TESOROS DE LA TRADICION JUDIA. por Rabino Angel Kreiman-Brill y León Goldstein. Manrique Zado Editores. BsAs 1995.

 Clic sobre la imagen para ampliar

 

Videos Mishná

 

 

 

 

Clic sobre la imagen para ampliar


Descargar Actividad Tanaj  

 

 

  Ir a Calendario

 

 

 

 

Fecha: 3/3/2018 | Creado por: Ivon Lorena
Categoria: 1er trimestre
Etiquetas: