Te invito a que trabajemos juntos en la siguiente propuesta.

1) Te invito a que  compartamos la siguiente reflexión del filósofo argentino Darío Sztanjszrajber

Hay judíos que conectamos con Iom Kipur porque nos permite sentirnos parte de una historia, de un relato. Un relato que supone una proveniencia, una huella que necesita seguir su curso. Un relato que supone una trascendencia, ya que nadie habla desde ningún lugar. Pero aquello que nos trasciende no necesariamente es algo sobrenatural. Nos trasciende nuestra historia, la cultura, una ética, un horizonte de valores, una magnolia de recuerdos, una nubosidad de aromas, un beso, una palabra en idish, una fobia, una mañana de ayuno adolescente de algún Iom Kipur en Villa Crespo, un canto desesperado, un zeide comunista llorando a escondidas, un maquillaje. Lactancio define “religión” desde la fe, como la capacidad humana de volver a ligarnos (re-ligar) con lo trascendente. Pero la trascendencia no es solo metafísica. Hay judíos que nos releemos y nos repensamos sobre las huellas de nuestras herencias familiares, barriales, comunitarias. Así proseguimos escribiendo el libro, donando al texto de otros sentidos, conectando con la historia de modo espiritual. Nadie puede arrogarse el monopolio de la semántica de lo espiritual, como nadie puede hablar en nombre de un judaísmo único. Recuperar lo espiritual en Iom Kipur es continuar ofreciendo resistencia a todo intento de oxidación de lo judío. Es ejercer la introspección en los iamim noraim, mirarnos para adentro y darnos cuenta que nuestra principal esclavitud es la que tenemos con nosotros mismos. Creer que somos sin el otro, o que el otro es siempre un objeto para uno. Una posible dimensión espiritual de lo judío se va construyendo en ese movimiento por el cual la introspección llega al punto límite de comprender que en el fondo mismo de nuestra identidad, son los otros los que nos constituyen, y que nos debemos por ello al otro que sufre: al indeseado, al indigente, al invisible. Una vida espiritual encerrada en sus propios muros es como un texto encerrado en su propia literalidad. Una vida espiritual encerrada en su propio yo, que niega al que sufre, es como un texto que censura sus posibles lecturas. Y así como toda lectura es arrancarle a la letra un sentido, del mismo modo la presencia del otro nos arranca de nuestra comodidad, de nuestra indiferencia, de nuestro egoísmo. En Iom Kipur se lee en los templos, el libro de Jonás. Aquel profeta al que Dios le ordena dirigirse a la Nínive corrupta para instar a sus habitantes al arrepentimiento. Aquel profeta que descontento con la orden de Dios, huye de él en un barco hasta ser devorado por un gran pez. El mismo Jonás que, entonces, pide por su vida, y Dios perdona, aunque le vuelve a exigir su mediación frente Nínive. Ese Jonás que cuando logra su objetivo y toda Nínive arrepentida es perdonada por Dios, él pide por su propia muerte. ¿Por qué quiere morir Jonás? ¿Por qué está enojado con Dios si un pueblo entero fue salvado del exterminio gracias a su acción? Hay una tradición rabínica que interpreta este relato mostrando que aunque Jonás había logrado la misericordia divina, no se había hecho justicia. Los habitantes de Nínive debían igualmente ser inculpados, ya que de lo contrario, el mal quedaría exento de castigo frente al perdón que todo lo condona. Jonás esta enojado porque Dios no había obrado con justicia, sino con misericordia. Stephane Moses analiza este relato sosteniendo que Jonás representa la vigencia de la justicia por sobre el perdón, y aunque Dios pueda perdonar a quien se arrepiente, la voz de la injusticia debe seguir siendo escuchada. Hay judíos que somos Jonás en Iom Kipur y clamamos por un mundo más justo, y hay judíos que entendemos que el perdón (el don más completo) es lo único que nos puede sacar de nosotros mismos. Hay judíos que ayunamos en Iom Kipur y hay judíos que no ayunamos. Hay judíos que rezamos en Iom Kipur y hay judíos que nos juntamos y reflexionamos. Incluso hay judíos que no recordamos la fecha, como hay otros judíos para los cuales el judaísmo no es más que una burocracia normativa del recuerdo de fechas. Hay judíos que nos acercamos a las sinagogas y otros que no. Hay judíos que recordamos a nuestros muertos en el izkor, y hay judíos que recordamos a nuestros muertos de otras maneras. Iom Kipur para algunos de nosotros es un momento solitario, para otros, familiar, para otros, comunitario. Es probable también que para muchos de nosotros la identidad no esté atravesada por Iom Kipur, aunque nuestra identidad esté atravesada por lo judío. Y del mismo modo, hay judíos para quienes Iom Kipur es el único día en el que nos sentimos judíos. Hay judíos que al finalizar este día celebramos en la mesa con comida, pero hay quienes no celebran ni este día ni otro, judíos o no judíos, porque no tienen mesa ni tienen comida. Hay una tradición cabalística que dice que Iom Kipur es el único día del año en el que Satán no puede hacernos daño. Por eso hoy reafirmamos nuestras utopías por un mundo para todos. El gran daño que causa Satán en el año es la indiferencia.

Jatimá Tová!

 

Extraído de http://www.tumeser.com/-/ 15 de Septiembre de 2010

 

2) A partir de la idea de Perdon y de Perdonar, te invito a que investiguemos que afirma el judaismo sobre tales conceptos y si hay una sola definición al respecto. 

Artículo sobre el perdón desde el judaismo

 

3) A continuación te invito a conocer parte de la obra de Simón Wiesenthal*. Leamos su reflexión acerca de los limites del perdón. Para ello descargá el archivo adjunto.

4) Investigá sobre la etimlogía de la palabra PERDON.

5) Te dejo una reflexion de Jaques derridá, pensador del siglo XX

Cada vez que el perdón está al servicio de una finalidad, aunque ésta sea noble y espiritual (liberación o redención, reconciliación, salvación), cada vez que tiende a restablecer una normalidad (social, nacional, política, psicológica) mediante un trabajo de duelo, mediante alguna terapia o ecología de la memoria, entonces el “perdón” no es puro, ni lo es su concepto. El perdón no es, no debería ser, ni normal, ni normativo, ni normalizante. Debería permanecer excepcional y extraordinario, sometido a la prueba de lo imposible: como si interrumpiese el curso ordinario de la temporalidad histórica.

Para abordar ahora el concepto mismo de perdón, la lógica y el sentido común concuerdan por una vez con la paradoja: es preciso, me parece, partir del hecho de que, sí, existe lo imperdonable. ¿No es en verdad lo único a perdonar? ¿Lo único que invoca el perdón? Si sólo se estuviera dispuesto a perdonar lo que parece perdonable, lo que la Iglesia llama el “pecado venial”, entonces la idea misma de perdón se desvanecería. Si hay algo a perdonar, sería lo que en lenguaje religioso se llama el pecado mortal, lo peor, el crimen o el daño imperdonable. De allí la aporía que se puede describir en su formalidad seca e implacable, sin piedad: el perdón perdona sólo lo imperdonable. No se puede o no se debería perdonar, no hay perdón, si lo hay, más que ahí donde existe lo imperdonable. Vale decir que el perdón debe presentarse como lo imposible mismo. Sólo puede ser posible si es imposible. Porque, en este siglo, crímenes monstruosos (“imperdonables”, por ende) no sólo han sido cometidos -lo que en sí mismo no es quizás tan nuevo- sino que se han vuelto visibles, conocidos, recordados, nombrados, archivados por una “conciencia universal” mejor informada que nunca, porque esos crímenes a la vez crueles y masivos parecen escapar o porque se ha buscado hacerlos escapar, en su exceso mismo, de la medida de toda justicia humana, y la invocación al perdón se vio por esto (¡por lo imperdonable mismo, entonces!) reactivada, remotivada, acelerada.

El perdón puro e incondicional, para tener su sentido estricto, debe no tener ningún “sentido”, incluso ninguna finalidad, ninguna inteligibilidad. Es una locura de lo imposible. Habría que seguir ocupándose sin descanso de las consecuencias de esta paradoja o aporía.

6) Compartamos las palabras del Lic. Bernardo Stamateas.

 

 

*Simón Wiesenthal: Superviviente de doce campos de concentración y exterminio nazis, liberado por tropas norteamericanas en el campo de Mauthausen, Wiesenthal consiguió a lo largo de su vida llevar ante la justicia a más de 1.100 criminales de guerra y contra la humanidad del nazismo en todo el mundo. Entre los nazis más célebres cuya captura se debe a las investigaciones de Wiesenthal figuran el organizador del Holocausto Adolf Eichmann, secuestrado en Argentina por el Mossad y luego juzgado y ejecutado en Israel, o el oficial SS Karl Silberbauer, responsable de la deportación y muerte de la niña judía Ana Frank. Estudió y se instaló como arquitecto en Praga en 1932 y ejerció su profesión hasta 1941 cuando, durante la ocupación alemana de Checoslovaquia, fue detenido. Durante su permanencia en los campos de la muerte durante algo más de cuatro años, Wiesenthal consiguió tomar nota de los nombres de cada uno de los criminales nazis que participaban en el genocidio y una vez liberado por las tropas de EEUU se dedicó exclusivamente a buscarlos. Falleció en Viena, mientras dormía el 20 de septiembre de 2005 a la avanzada edad de 96 años. Fue enterrado en Israel tres días más tarde, el 23 de septiembre.

Fecha: 13/9/2021 | Creado por: Ivon Lorena
Categoria: 1er trimestre
Comentarios
  • Facundo hace 2 meses
    2) Perdón y perdonar:
    El judaísmo ve al perdón y al daño como dos caras de una misma moneda. Cuando alguien te daña lo está haciendo realmente porque es parte del decreto divino, y la única respuesta correcta ante eso es perdonar. Critica profundamente a la venganza y al rencor, ya que la Tora los prohíbe. El acto de perdonar no representa solo la mirada hacia el otro, sino también la mirada hacia uno mismo. Perdonar es perdonarse, es hacerse cargo de tus propias acciones y respuestas.
    3) Etimología de la palabra perdón:
    El origen de la palabra perdón viene de las raíces per(prefijo) y donāre(verbo). El significado de la primera es “pasar, cruzar, adelante, pasar por encima de” y el de la segunda es "donar, donación, regalo, obsequio, dar”. Un pequeño análisis de esto nos da la pauta de que el perdón significa hacerle llegar a otra persona un regalo. Este es aliviar una carga, la carga de la culpa.
  • Gonzalo hace 2 meses
    4) Investigá sobre la etimlogía de la palabra PERDON.
    La palabra perdonar viene del prefijo per- (indica acción completa y total) y donar (regalar). ... Realmente en origen el verbo perdonar significaba "regalar definitivamente un acreedor al deudor aquello que le debía".
    Para mi, el perdón implica dejar a un lado nuestras emociones, analizando así los hechos tal como ocurrieron y comprendiendo la situación en la que estaba el otro. Uno al perdonar se libera, supera una molestia de la que sin perdonar al otro no podría quitarse. Además, el perdón no siempre implica a otro, a veces es a nosotros mismos a quién debemos perdonar, entendiendo realmente lo que sentíamos y porque lo hicimos y, tal como mencioné anteriormente, al perdonarnos, demostramos que superamos aquello que no nos permitía vivir en paz.
  • Matias hace 2 meses
    La palabra perdón proviene del latín "par donare", que significa "para dar".
    Perdón es la acción de perdonar, un verbo que hace referencia a solicitar u otorgar a alguien la remisión de una obligación o una falta. Antes del momento del perdón, la persona que lo solicita debe estar arrepentida, mientras que el perjudicado por la falta tiene que estar dispuesto a dejar el problema atrás.
  • Milagros hace 2 meses
    4) Creemos que la palabra perdón es una palabra muy potente. No se tendría qué decir sin qué la gente lo sienta de verdad. Cada vez qué una persona dice perdón tendría que sentirlo y asumir las responsabilidades las cuales están adquiriendo al decir la palabra. Sabemos qué perdonar es difícil en algunas ocasiones pero es importante llevar a cabo esta acción para no vivir encerrado en uno mismo o en el problema qué surgió. Cuando una persona no perdona o dice qué lo hizo y en realidad no lo supero, no le hace bien en ningún punto de su vida, porque cada vez qué se va a acordar de esa situación, va a recordarla con rencor, y va a arruinar los buenos recuerdos qué tenía o de ese lugar o de esa persona, entre otras cosas. Del video pudimos rescatar una frase qué se nos quedó grabada en el cerebro, “El perdón es como liberar a un prisionero para darse cuenta qué al final ese prisionero eras vos mismo”. Hablando entre nosotros, decidimos analizar más a fondo y nuestras conclusiones fueron lo qué dijimos anteriormente sobre qué es bueno liberar y perdonar a la otra persona, en situaciones de amistad, en situaciones de pareja, etc. Y lo importante es hablar las cosas, porque si uno se calla, después va a terminar explotando y va a terminar recordando con rencor o quedándose en el pasado queriendo venganza qué no es sano para el día a día, es mejor superar.
    Hecho por: Ezequiel Galante, Camila Di Boscio, Milagros La Madrid
  • Ignacio hace 2 meses
    El perdon. El perdon para cada persona vale de diferentes formas y tiene diferente peso, pero hay un momento interesante el cual es el valor que tiene una persona del perdon de la otra. La cual es algo que viene ya de mas adentro por asi decirlo, la relación directa de estos dos individuos. Porque ya esta persona que se esta perdonando con la otra o puede haber hecho algo tan grave para la otra que ya no tiene sentido perdonar, porque lo hecho hecho esta; o tal vez que tuvo el mismo error varias veces que ya uno dice, de que me sirve perdonar si se sabe que lo vas a hacer devuelta o es muy probable que pase. Lo que quiero decir con esto es que el perdon dependiendo de cada uno puede valer diferente o dependiendo la relación de la persona uno puede tomar el perdon de diferente forma.
  • Ana hace 2 meses
    Ana Galsman Díaz y Sheila Korn
    EL PERDON
    La etimología dice que “per” es un prefijo que significa ”intensidad” y “por completo”. Y “donar” significa “regalar o ceder voluntaria y gratuitamente”. Está relacionada con las palabras donación y donativo. Entonces la etimología es “dar por completo.” El perdón es un superdon.
    El perdón es la acción por la cual expresamos a alguien disculpas por nuestros errores o admitimos la falta del otro y aceptamos su petición de perdón. En la comunicación hay un vínculo entre emisor y receptor y en el caso del perdón se puede pedir o puede aceptarse.
  • Matias hace 2 meses
    La etimología de la palabra perdón viene del latín de la palabra perdonare que significa olvidar de una falta y librar de una deuda, lo cual es exactamente lo que se hace en Iom Kipur perdonar para sacarse la culpa y ser una persona mejor.

    Para el judaísmo el pedir perdón es una mitzva, la Tora prohibe guardar rencor y vengarse y ese problema por el cual podes guardar rencor da pie a un bien mayor y que el problema es un camino.

    Aunque no es tan fácil como sacarse la culpa o librarse de una deuda, para el judaismo pedir perdón es un proceso en lo más profundo de nuestro interior, para poder llevarlo hacia afuera y ser mejores con nosotros mismos.
  • Ivan hace 3 meses
    El perdón surge de Perdonar. Pero generalmente implica una decisión de quitarse el rencor y los pensamientos de venganza. Quizás siempre recuerdes el acto que te lastimó o te ofendió, pero el perdón puede cada vez ir restando el poder que tiene sobre vos y ayudar a que te liberes de lo que te hirió. El perdón puede incluso llegar a hacerte tener sentimientos de comprensión, empatía y compasión para la persona que te hirió. Perdonar no significa olvidar, ni encontrar excusas, ni reconciliarte con la persona que te causó el daño. Perdonar da un tipo de paz que te ayuda a continuar con tu vida.
    Hecho por: Iván Said, Santiago Cabrera y Tomás Peña.
  • Denisse hace 3 meses
    4) Investigá sobre la etimlogía de la palabra PERDON.
    La palabra perdonar viene del Latín "perdonare" que significa "dar completamente, olvidar una falta, librar de una deuda". Esto significa que cuando uno perdona, no está haciendo algo para el otro, sino que se está liberando de algo que le afecta a uno mismo. Esto implica dejar atrás cierto hecho, actitud que te hirió y a partir del perdón, poder sanar.
  • Valentin hace 3 meses
    La palabra perdonar viene del prefijo per- (indica acción completa y total) y donare (regalar). ... Realmente en origen el verbo perdonar significaba "regalar definitivamente un acreedor al deudor aquello que le debía".

    Para mi perdonar significa diferentes cosas para diferentes personas. Pero generalmente implica una decisión de dejar atrás el rencor y los pensamientos sobre venganza.

    Quizás siempre recuerdes el acto que te hirió o te ofendió, pero el perdón puede disminuir el poder que tiene sobre ti y ayudar a que te liberes del control de la persona que te hirió. El perdón puede incluso llevar a tener sentimientos de comprensión, empatía y compasión para la persona que te hirió.
    Perdonar significa diferentes cosas para diferentes personas. Pero generalmente implica una decisión de dejar atrás el rencor y los pensamientos sobre venganza.

    Quizás siempre recuerdes el acto que te hirió o te ofendió, pero el perdón puede disminuir el poder que tiene sobre ti y ayudar a que te liberes del control de la persona que te hirió. El perdón puede incluso llevar a tener sentimientos de comprensión, empatía y compasión para la persona que te hirió.

    Perdonar no significa olvidar, ni encontrar excusas para el daño que se te hizo, ni reconciliarte con la persona que te causó el daño. Perdonar da un tipo de paz que te ayuda a continuar con tu vida.
  • Martina hace 3 meses
    4) Investiga sobre la etimología de la palabra PERDON
    El término perdón deriva del verbo perdonar. Y éste proviene del latín formado por el prefijo per- cuyo significado es acción completa y total y el verbo dono, donas, donare, donavi, donatum (dar, regalar, ofrecer, conceder, obsequiar). Inicialmente este verbo señalaba el regalo que le hacía de manera definitiva el acreedor al deudor con respecto a lo que se le debía.
    En la Torá, el perdón es un mandamiento divino, una Mitzvá que prohíbe la venganza y guardar resentimiento o rencor.
    Para nosotras perdonar significa diferentes cosas para cada persona. Pero generalmente implica una decisión de dejar atrás el rencor y los pensamientos sobre venganza. Perdonar no significa olvidar, ni encontrar excusas para el daño que se te hizo o hiciste, creemos que representa al hecho de encontrar la paz en alguna situacion conflictiva para poder seguir adelante.
    Martina Haissiner y Megan Sorochin
  • Nicholas hace 3 meses
    El perdón surge de Perdonar y significa diferentes cosas para diferentes personas. Pero generalmente implica una decisión de dejar atrás el rencor y los pensamientos sobre venganza. Quizás siempre recuerdes el acto que te hirió o te ofendió, pero el perdón puede disminuir el poder que tiene sobre ti y ayudar a que te liberes del control de la persona que te hirió. El perdón puede incluso llevar a tener sentimientos de comprensión, empatía y compasión para la persona que te hirió. Perdonar no significa olvidar, ni encontrar excusas para el daño que se te hizo, ni reconciliarte con la persona que te causó el daño. Perdonar da un tipo de paz que te ayuda a continuar con tu vida, ayudándose a uno mismo.
  • Nicole hace 3 meses
    Perdonar:(Del latín per y donāre, dar). per, que significa "con insistencia, muchas veces" y donare, que significa "donar, dar". El prefijo per intensifica el verbo que acompaña, donare.
    En inglés,for-give; en francés,par-donner; en italiano per-donare, en alemán ver-geben
    Perdonar es,entonces, dar gratuita y abundantemente.

    Desde su etimología y en el contexto de la cultura cristiana per-donar tiene un prefijo aumentativo per (más ó mejor) y donar (en la semántica cristiana es un paradigma de amor donarse, darse...hasta la vida por...) Perdonar es, entonces, dar ó dar-se, amar gratuita y abundantemente...a otro aún cuando sea el enemigo...
  • Ivan hace 3 meses
    4) La palabra "perdonar" viene del latín perdonare y significa "dar completamente, olvidar una falta, librar de una deuda". Sus componentes léxicos son: el prefijo per- (completamente, total) y donare (regalar).
    Este vocabulario se define como la acción o el acto de perdonar las ofensas, afrentas y cualquier obra al que ha sido perjudicado o de eximir de cualquier deber o derecho. Remisión, conmutación o absolución de la pena merecida, del agravio recibido o de alguna obligación o deuda pendiente. Condescendencia, compasión y absolución de los pecados llamada también indulgencia.
  • Jeronimo hace 3 meses
    Perdón es la acción y el resultado de perdonar. Se puede perdonar, entre otras cosas, una ofensa (por ejemplo, un insulto), una pena (cadena perpetua, arresto domiciliario...), una deuda (por ejemplo, económica). También es la indulgencia o la remisión de los pecados.
    La palabra 'perdón' también tiene otros significados y se utiliza en varios contextos para expresar disculpa en general, También se emplea a modo de disculpa para excusarse en una conversación ante algo que se dice de forma inapropiada.
    El perdón se suele considerar un valor humano. El perdón puede servir por un lado, al ofensor para liberarse de la culpa y por otro lado, para que el ofendido se libere de posibles sentimientos de rencor. El perdón no siempre implica que el ofensor no tenga que compensar de algún otro modo su error.


  • Valentina hace 3 meses
    4) Investiga sobre la etimología de la palabra PERDON.
    la palabra perdonar viene del latin perdonare, que se entiende como un compuesto de palabras, un prefijo y sufijo, que engloban lo que significa o se entiendo como dejar ir completamente, no guardar ningun tipo de dolor o sentimeitno negativa ahcia ese objeto de nuestro perdon, solo asi podremos algun dia liberarnos de las cargas que tenemos encima nustro y lograr por completo el "soltar esa mochila" que venimos cargando que tanto pesa y nos hace mal. en iom kipur perdonamos, a otros, a nosotros mismos,y somos perdonados por aquellos a quein hemos ofendido. solo asi se comienza un año pleno.
  • Steve hace 3 meses
    4) Perdón es la acción y el resultado de perdonar. Se puede perdonar, entre otras cosas, una ofensa (por ejemplo, un insulto), una pena (cadena perpetua, arresto domiciliario...), una deuda (por ejemplo, económica). También es la indulgencia o la remisión de los pecados.
    La palabra 'perdón' también tiene otros significados y se utiliza en varios contextos para expresar disculpa en general ('Perdón, no me había dado cuenta'), por ejemplo cuando se interrumpe un discurso ('Perdón, ¿sabéis qué hora es?').
    También se emplea a modo de disculpa para excusarse en una conversación ante algo que se dice de forma inapropiada ('He visto por la calle al tío ese, perdón, a tu novio'). En algunos casos se utiliza la fórmula 'con perdón'.
    Pero, el perdón se suele considerar un valor humano. El perdón puede servir por un lado, al ofensor para liberarse de la culpa y por otro lado, para que el ofendido se libere de posibles sentimientos de rencor. El perdón no siempre implica que el ofensor no tenga que compensar de algún otro modo su error.
    Se suele valorar el hecho de saber perdonar, aunque también el saber pedir perdón, porque implica de algún modo, reconocer la culpa y el daño cometido a la otra persona. En Psicología, ambas acciones se consideran capacidades del ser humano, que también suelen tener efectos terapéuticos positivos.
  • Camila hace 3 meses
    Camila Alfie y Tali Maizel

    Según la etimología el término perdón deriva del verbo perdonar. Y éste proviene del latín formado por el prefijo per- cuyo significado es acción completa y total y el verbo dono, donas, donare, donavi, donatum (dar, regalar, ofrecer, conceder, obsequiar). Inicialmente este verbo señalaba el regalo que le hacía de manera definitiva el acreedor al deudor con respecto a lo que se le debía. Puede considerarse entonces como su concepto original la acción de regalar el indulto o transmutar una pena o agravio.


    Para el judaísmo perdonar es una Mitzvá, un precepto. La Torá prohíbe específicamente vengarnos y guardar rencor.
    Hay dos maneras para perdonar:
    - Reconfigurar la manera de ver la causa de tu rencor.
    - Actuar de una manera que va en contra del rencor. Al superar el deseo por venganza y actuar como si no pasó nada, hará que tus sentimientos negativos hacia un otro desaparezcan o disminuyan
    El hombre es responsable por sus acciones. Si hizo algo incorrecto tiene la responsabilidad de reconocerlo, arrepentirse de eso, nunca más volver a repetirlo, confesarlo y pedir perdón por ello. D-os no perdona lo que uno hizo contra el prójimo hasta que no lo arregle primero con el prójimo, debe ser un acto sincero

    Nosotras creemos que perdonar implica aceptar el error que cometió otro o que cometimos nosotros analizando la situación ocurrida y ambas partes del conflicto. Para realmente sentirlo es necesario que antes de pedir perdón se trate de un real arrepentimiento, de lo contrario la palabra será usada de manera demasiado frecuente y se banalizará su significado. Consideramos además de poder perdonar a otro es muy importante primero poder perdonarse a uno mismo, aceptando que todos cometemos errores y estos nos dejan un gran aprendizaje. No es posible cargar una “mochila de culpas” a diario, por esto es importante poder liberarse.

    A La hora de perdonar a otro creemos que es importante que no excedan nuestra ética y moral los errores cometidos, hay cosas que jamás estaremos dispuestos a perdonar y otras que tal vez si. Es probable que perdonar sin guardar rencor lleve un proceso largo, no es algo que cambia de un día para el otro.
  • Danna hace 3 meses
    Lara K y Danna A

    Etimología de la palabra perdón


    La palabra perdón viene del latín perdonare, compuesto por las palabras per (completamente, total) y donare (dar, regalar).
    Esto puede implicar que el perdón es un acto de generosidad, un regalo, de quién lo da para aquel que lo recibe.
    "regalar definitivamente un acreedor al deudor aquello que le debía".

    Y de acuerdo con la Real Academia Española, las palabras perdón y perdonar significan, "pasar, cruzar, adelante, pasar por encima de" y "donar, donación, regalo, obsequio, dar, lo cual implica la idea de una condonación, remisión, cese de una falta, ofensa, demanda, castigo, indignación o ira, eximiendo al culpable de una obligación, discrepancia o error.
  • Pablo hace 3 meses
    4)La palabra perdonar viene del prefijo per- (indica acción completa y total) y donare (regalar). ... Realmente en origen el verbo perdonar significaba "regalar definitivamente un acreedor al deudor aquello que le debía".
    Para mí, el perdón tiene varias formas de mirarse , un tipo de perdón puede ser el de una persona a otra, pudiendo dejar de lado el resentimiento y valga la redundancia perdonando al otro. Otro tipo de perdón también puede ser perdonarte a vos mismo por alguna situación o error que hayas cometido y poder superar esas situaciones a nivel personal.
  • Sofia hace 3 meses
    Por Sofía Mateu, Florencia Castro, Matias Bittenbinder, Franco Balestra y Guillermo Canovas.
    2) El perdón para el judaísmo:
    Para el judaísmo perdonar es un mandato divino, la Torá prohíbe vengarse y guardar rencor, esto nos enseña de manera indirecta que, aunque logres vengarte o guardar rencor, la victoria personal a la que se puede llegar al lograr superar estos instintos/ sentimientos y se perdona, es mucho mayor. Además, en el judaísmo también se piensa que lo que sucede tiene una finalidad, si alguien te hizo algo enojar o te ocurrió algo malo en lugar de enojarte con el “mensajero” se promueve el pensar la razón por la que aquello te pudo haber pasado.
    4) Etimología del perdón:
    Perdón es la acción de perdonar, un verbo que hace referencia a solicitar u otorgar a alguien la remisión de una obligación o una falta. Antes del momento del perdón, la persona que lo solicita debe estar arrepentida, mientras que el perjudicado por la falta tiene que estar dispuesto a dejar el problema atrás.
    EL PERDÓN PARA NOSOTROS:
    Nosotros creemos que tanto el pedir perdón como la acción de otorgarlo son muy difíciles, también en cualquiera de los dos casos de debe pasar por cierto tipo de proceso, ya que ambas acciones no deben ser vacías, tienen que significar algo, opinamos que el proceso que debe pasar quien pide perdón, es aceptar su equivocación, evaluar la manera en la que hirió al otro, disculparse y aprender que su acción llevó a esas consecuencias y de esta forma lograr que no vuelva a suceder. Por otro lado, el que otorga el perdón no esta en una situación más sencilla, ya que nosotros sabemos que aunque alguien te pueda herir de muchísimas maneras diferentes, al perdonar a alguien sin importar el daño que te causó el mismo, le estas dando cierto nivel de alivio, diciéndole de alguna forma que “está bien, no pasa nada” y no todas las acciones pueden tener esa respuesta, el otorgar el perdón es algo muy complicado y la persona que lleva esto a cabo debe pasar por el proceso de sufrir lo que pasó, asumirlo y en algún punto (si es que puede), superarlo y perdonar a quien te generó algún daño.
  • Valentina hace 3 meses
    Hecho por: Nicolás Cardoso, Maximiliano Rosenstein y Valentina GSM
    4) Investigá sobre la etimología de la palabra PERDÓN.
    El origen de la palabra Perdón viene del latin Per, que indica que una acción está completa y de donar, que significa dar. Viéndolo de manera filosófica la palabra cuenta con un significado mucho más profundo ya que, donar puede ser tomado desde el punto de vista actual como la acción de dar algo sin pedir nada a cambio o sin la intención de sacar algún beneficio y Per que indica que una acción está completa, que se puede interpretar como dar el punto final a un conflicto y finalizar un periodo, esto está muy relacionado con el fin que tiene el perdón que implica el seguir adelante, dejando atrás una situación.
  • David hace 3 meses
    Ezequiel Bacher, David Pomeraniec, Francisco Miranda y Mathias Custeau // 5LB

    4) Investigá sobre la etimología de la palabra PERDÓN.

    La palabra perdón proviene del latín par donare o per donare, que significa “para dar” en latín. Esta palabra originalmente se utilizaba cuando un acreedor le regalaba al deudor aquello que el segundo le debía al primero.

    Al ver que la palabra perdón proviene de “para dar”, surge la necesaria pregunta de ¿A quien le damos cuando perdonamos? Podríamos pensar, y con algo de razón, que nosotros al perdonar nos estamos dando algo a nosotros mismos, un momento donde sanar, dónde ver que la situación que estamos perdonando quedó en el pasado y seguir adelante con tu vida, entonces perdonar sería regalarnos a nosotros mismos la oportunidad de seguir adelante y no continuar con rencor hacia la persona o la acción que nos hizo daño. Por eso, el perdón se puede dar sin la necesidad de que “el agresor” lo pida, ya que el perdón sería para uno mismo, para poder sanar, para poder seguir adelante
    Pero, ante esto, nos surge la necesidad de agregar algo: Perdonar no siempre es la única forma de seguir adelante con tu vida. Realmente uno puede seguir con su vida de la misma forma que si hubiera perdonado sin la necesidad de hacer esto, uno simplemente ve que la situación quedó atrás, pero que no va a perdonar la mala acción que le hicieron a uno. Esto puede ser por ejemplo, que a uno no le parece que la acción que hizo la otra persona sea perdonable y que va en contra de sus valores morales perdonar a la otra persona por lo que hizo.

    De todos modos, el perdón puede llegar a ser muy útil para seguir adelante pero también es importante saber que el perdón no es la única forma de avanzar con tu vida sobre todo para no sentirse presionado a perdonar a la otra persona cuando uno no quiere.
  • Josefina hace 3 meses
    4) Etimología y reflexión: La palabra perdón se forma por derivación regresiva a partir de perdonar. Perdonar viene del prefijo per- (acción completa y total) y donare (regalar). Por ende, el perdón es un acto de dádiva por parte del que perdona.

    El perdón es aquello que desarrollamos nosotros primero por nuestra cuenta. El perdón requiere un entendimiento previo de la situación y el asumir la responsabilidad de ciertos hechos que culmina en expresarlo en forma de perdón hacia otra persona. La otra persona puede lograr empatizar con nuestro proceso, puede entenderlo y decidir perdonarlo, puede no empatizar y no perdonarlo, o empatizar de igual forma pero no perdonar tampoco. Cada persona tiene valores, principios y sobre todo, límites. No todos eligen perdonar lo mismo, cada persona analiza según su parecer. De todas formas el acto de pedir perdón es suficiente en sí mismo sin la necesidad de que la otra persona lo perdone. Aunque esta situación sería la ideal, aquella persona que pidió genuinamente perdón demuestra haberse hecho cargo de su error y haberlo entendido correctamente. Si la otra persona decide no aceptarlo, no hay nada de malo, pero la persona que pidió perdón debería quedarse conforme con su proceso y seguir adelante. Las personas reaccionamos de distintas maneras a los problemas o conflictos, no hay una respuesta correcta o una única forma de actuar, pero siempre el perdón es apreciado y necesario, sin importar el resultado que genere porque es un proceso propio.
  • Martin hace 3 meses
    5°IC | FEDERICO ABDO, MARTÍN ALEJANDRO BARNATÁN, LÁZARO HARARI, FRANCO SALAMA, MARTÍN SCHIFER

    Investigá sobre la etimología de la palabra PERDÓN.

    DEFINICIÓN DE PERDÓN
    En su origen, el verbo perdonar significaba "regalar definitivamente un acreedor al deudor aquello que le debía".
    Según la Real Academia Española la definición del sustantivo singular es “la acción de perdonar”. Entendiendo por perdonar “dicho de quien ha sido perjudicado por ello: remitir la deuda, ofensa, falta, delito u otra cosa”; “exceptuar a alguien de lo que comúnmente se hace con todos, o eximirle de la obligación que tiene”. Otros significados son: “remisión de la pena merecida, de la ofensa recibida o de alguna deuda u obligación pendiente”; “indulgencia: remisión de los pecados”.

    EL PERDÓN SEGÚN EL JUDAÍSMO
    En el judaísmo, el perdón se interpreta como algo más profundo. Consiste en realizar el proceso en lo más profundo de nuestro interior, para poder llevarlo hacia afuera. No se trata de un perdón simplista, vacío, sin contenido. No se trata de una curita para tapar una lastimadura, ni de una crema para sanar una herida. Consiste en poder desarrollar, con el tiempo que sea necesario, una fuerza física que cierra un corte sin dejar marca. Existen marcas que no pueden sacarse de nuestro cuerpo, heridas que nunca sanarán. Sin embargo, el pedir perdón ayuda a poder cerrarlas y seguir adelante.
    Cuando alguien hiere nuestros sentimientos, sus palabras nos duelen en lo más profundo de nuestro ser. Un vaso de vidrio roto no puede arreglarse. De todas formas, seguimos manteniendo vínculos afectivos y sanos con personas que nos lastimaron, ¿por qué? Porque quien nos lastimó nos pide disculpas genuinas, y nosotros las aceptamos. Decidimos seguir adelante, dejando pasar un mal momento. ¿Qué es lo que buscamos plantear con esto? En el judaísmo (y en la vida en general, en nuestra opinión) pedir perdón no es solamente ver nuestras malas acciones y repararlas, sino que es también aceptar las disculpas de otros. Por esto el perdón es un arte que nos permite vivir con una conciencia tranquila y pura. Con nuestro espíritu más libre. ¿Quién no se sintió mejor después de aceptar las disculpas de alguien? ¿O disculpándose con alguien con quien se porto mal?. Los seres humanos debemos luchar con nuestro orgullo, debemos derribar nuestra armadura de hierro para poder sentirnos más libres y tranquilos. Iom Kipur es un muy buen día para practicar el perdón, uniendonos como pueblo y haciéndolos todo juntos, para conformar una mejor sociedad global.


    IOM KIPUR
    Iom Kipur es conocido como el Día de la expiación, del perdón y del arrepentimiento de corazón o de un arrepentimiento sincero. Es, asimismo, el último de los diez días de arrepentimiento. Ellos comprenden Rosh Hashaná (Año Nuevo Judío), diez días del arrepentimiento, y su culminación, con el Iom Kipur. Esto se explica debido a que el perdón es una tarea compleja, que no se realiza en un instante. Tanto pedir perdón como aceptar unas disculpas lleva tiempo. A su vez, realizar todo el proceso interno en lo profundo de nuestras conciencias es algo difícil. Por eso, existen estos 10 días donde la energía espiritual que manejamos todos es muy fuerte. Al comenzar un nuevo año, comenzamos a reflexionar sobre nuestras acciones pasadas, nuestro vínculo con el presente y lo que vamos a querer hacer en el futuro. Toda esta tarea implica una meditacion profunda, que todos los judíos realizamos post Rosh Hashaná. Algunos rezamos y lo encaramos desde un punto de vista espiritual, otros lo realizamos de forma más genérica, y otros ni siquiera somos conscientes de lo que estamos haciendo. En Iom Kipur se concentra toda la energía que trabajamos durante la semana para darle un cierre, para que toda la reflexión no quede en la nada. Para esto, el judaísmo llama a realizar un ayuno en este día tan especial en el que de una u otra forma nos purificamos. En este día tan especial, no solo pedimos perdón y aceptamos disculpas de terceros. También realizamos una búsqueda de nuestro ser, perdonandonos a nosotros mismos de lo que consideremos. Por eso es que este día es tan especial. El hecho de poder pedirnos disculpas a nosotros mismos y posteriormente aceptarlas, hace que seamos mejores personas. A su vez, mejoramos nuestros vínculos con los demás, ayudando a formar una sociedad más pura y justa. Debemos también ayudar a quienes no pueden pedirse perdón a sí mismos, sean o no de la colectividad judía. Todos tenemos el derecho a sentirnos bien como nosotros mismos. Por eso, los judíos tenemos que aprovechar el privilegio de tener un dia como Iom Kipur para compartir nuestros conocimientos y experiencias con todo el mundo, para de esta forma hacer un mundo mejor.
  • Micaela hace 3 meses
    4) Investiga sobre la etimología de la palabra PERDON
    La palabra "perdonar" viene del latín perdonare y significa "dar completamente, olvidar una falta, librar de una deuda". Sus componentes léxicos son: el prefijo per- (completamente, total) y donare (regalar). es la acción y el resultado de perdonar. Se puede perdonar, entre otras cosas, una ofensa (por ejemplo, un insulto), una pena (cadena perpetua, arresto domiciliario...), una deuda (por ejemplo, económica). También es la indulgencia o la remisión de los pecados.
    A partir de todo lo leído anteriormente

    A partir de todo lo que leímos nosotros reflexionamos sobre el perdón y su significado para cada uno de nosotros llegando a esta conclusión. El perdón es un concepto que se puede tomar de dos maneras muy distintas, el perdonar y el pedir perdón. El pedir perdón es algo muy importante a la hora de relacionarse pero también es una forma que tenemos de liberarnos o deshacernos de nuestros pecados justamente por eso en festividades como kipur nos tomamos eso días para pedir perdón y liberarnos para empezar el año en paz, nosotros consideramos que el pedir perdón es mucho mas sencillo que perdonar ya que produce una liberacion y de alguna forma una redención, en cambio aprender y poder perdonar rechazando nuestro resentimiento y nuestra ira es algo mucho mas propio y profundo que nos pone a prueba a nosotros y nuestra voluntad forzándonos a dejar ir y aprender a vivir sin rencor.

    LUCAS GIER, ALEX MANDELBAUM, GONZALO SLAEN, ALMA SAIMOVICI Y MICAELA HASBANI
  • Renata hace 3 meses
    Julian Villanueva, Merlina Fiasche, Renata Montalbetti, Juana Paparatto, Facundo Barros

    4) Etimologia del PERDON

    De acuerdo con la Real Academia Española, las palabras perdón y perdonar significan, "pasar, cruzar, adelante, pasar por encima de" y "donar, donación, regalo, obsequio, dar, lo cual implica la idea de una condonación, remisión, cese de una falta, ofensa, demanda, castigo, indignación o ira, eximiendo al culpable de una obligación, discrepancia o error.

    SEGUN EL JUDAISMO
    En la Torá, el perdón es un mandamiento divino, una Mitzvá que prohíbe la venganza y guardar resentimiento o rencor. En el judaísmo, es dios quien puede perdonar a la persona que esté sinceramente arrepentida y que está dispuesta a reparar el daño o la ofensa cometida a otro.​
    El Yom Kipur, o día del Perdón se celebra el 10 de Tishrei, 10 días después del Año Nuevo. Es la festividad más solemne y respetada del calendario judío. Este día se inicia como todas las fiestas judías la tarde del día anterior. Se observa un ayuno riguroso, es un día que se dedica a la plegaria y al arrepentimiento por las faltas cometidas durante el año, esperando el perdón de dios, que ha de perdonar a todos quienes se arrepienten sinceramente. Se reflexiona sobre los errores cometidos y cómo ser mejor persona el año siguiente.5Pero no alcanza con el arrepentimiento.

    PERDON PARA NOSOTROS
    El perdon para nosotros puede una forma de superacion de una etapa conflictiva, pasando a la otra y habiendo superado la anterior. Una persona no perdona a los demas sino tambien asi mismo por sentir culpa de alguna accion que la persona cometio. No olvidar lo que paso, terminar en buenas condiciones, y utilizarlo de aprendizaje para futuros conflictos.
  • Iara hace 3 meses
    Realizado por: Iara Fainschtein, Olivia Marsiglia y Gaston Edelstein.
    La palabra perdonar viene del prefijo per- (indica acción completa y total) y donare (regalar). ... Realmente en origen el verbo perdonar significaba "regalar definitivamente un acreedor al deudor aquello que le debía".
    Para nosotros el perdón se puede aplicar de distintas maneras, uno puede perdonar a otra persona, superando esas situaciones que se perdonan, dejando el rencor de lado. También uno puede perdonarse a uno mismo en muchas situaciones, aprender del error de uno, entendernos y no castigarnos,
  • Sol hace 3 meses
    La palabra perdonar viene del prefijo per- (indica acción completa y total) y donar (regalar). ... Realmente en origen el verbo perdonar significaba "regalar definitivamente un acreedor al deudor aquello que le debía".
    Nuestro análisis:
    Creemos que el hecho de poder perdonar es bajar la situación y empezar a ver que es lo que realmente pasó sin tener en cuenta nuestro enojo y/o tristeza que podemos tener en el momento.
    Es escuchar a el/los otro/s, esto nos lleva a entender la “acción completa” y no sólo agarrarnos de nuestros puntos de vista. así estaremos regalando un poco de nuestro tiempo.
    El “regalo” es una nueva oportunidad para crecer y aprender como persona o como conjunto de personas.
    BRENDA P, CAROLINA L Y SOL F 5kb
  • Tobias hace 3 meses
    HECHO POR: TOBIAS RYMBERG, SANTIAGO USSHER, ÁLVARO DELGADO, FABRIZIO IANANI Y BENJAMÍN HAIDAR

    4) Investigá sobre la etimología de la palabra PERDÓN.
    Etimología:
    La etimología de la palabra PERDÓN está compuesta por dos partes: Primero la palabra perdonar viene del prefijo per- (indica acción completa y total) y donare (regalar). Así que el perdón no es "para dar", sino que es un acto de completa dádiva o generosidad por parte del que perdona. Por lo tanto, se podría traducir como: por-regalo, por-virtud, por-merced, por-piedad.
  • Agostina hace 3 meses
    Hecho por Melina Kleinerman, María Luz Casanova y Agostina Negri
  • Agostina hace 3 meses
    1.- Etimología:
    Se compone de dos partes:
    Prefijo per-: Indica consistencia (muchas veces – continuamente) e intensifica al verbo que lo acompaña.
    Verbo donare: Significa dar, regalar o donar.
    Si las unimos, tendríamos que la definición de perdonar (etimológicamente hablando) es regalar con consistencia, o donar continuamente. Recalquemos que donar implica entregar algo gratuitamente, sin esperar retribución de ninguna clase.

    CARACTERISTICAS DEL PERDON BIBLICO.

    1.- Perdonar es recordar cuánto te han perdonado. Sean bondadosos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, así como Dios los perdonó a ustedes en Cristo” (Efesios 4:32.

    2.- Perdonar es renunciar a tu derecho de vengarte. Romanos 12:19 dice: “No tomen venganza, hermanos míos, sino dejen el castigo en las manos de Dios, porque está escrito: «Mía es la venganza; yo pagaré», dice el Señor”. (NVI).

    3.- El perdón es responder al mal con el bien. La Biblia dice en Lucas 6:27-28: “Amen a sus enemigos, hagan bien a quienes los odian, bendigan a quienes los maldicen, oren por quienes los maltratan”. (NVI).

    4.- El perdón es repetir el proceso mientras sea necesario. “Pedro se acercó a él y le preguntó: “Pedro se acercó a Jesús y le preguntó: —Señor, ¿cuántas veces tengo que perdonar a mi hermano que peca contra mí? ¿Hasta siete veces? —No te digo que hasta siete veces, sino hasta setenta y siete veces —le contestó Jesús—” (Mateo 18:21-22 NVI)
  • Julian hace 3 meses
    2) El judaísmo ve al perdón como una mitzva. Además está prohibido por la tora guardar rencor y vengarnos.
    Hay dos maneras de perdonar:
    -Actuar de una manera que va en contra de tu sentimiento de rencor. Al superar el deseo por venganza y “arreglar cuentas” y actuar como si no pasó nada, lograrás debilitar hasta hacer desaparecer tus sentimientos negativos hacia el prójimo.
    -Reconfigurar la manera de ver la causa de tu rencor. Nuestros sabios declaran: el que se enoja es como si estuviera adorando ídolos.

    4) La palabra "perdonar" viene del latín perdonare y significa "dar completamente, olvidar una falta, librar de una deuda". Sus componentes léxicos son: el prefijo per- (completamente, total) y donare (regalar).
    Nosotros creemos y compartimos con el texto de Jaques que uno debe estar dispuesto a abrirse a perdonar y no solo perdonar lo que es simple ya que realmente uno debe abrir su corazón y perdonar desde lo simple hasta lo más complicado para cada uno. Perdonar es liberarse y lograr darle un cierre a donde uno sufrió o la pasó mal. El perdón es la herramienta que nos ayuda a liberarnos de cargas y a caminar livianos y felices por la vida. Nos ayuda a dejar rencores, deseos de venganza y aquellas emociones negativas, producto de una situación que nos hirió.
    Realizado por: Franco Rosen, Gastón Shoffer, Gonzalo Glagovsky, Julián Entenberg, Nicolás Felscher y Ignacio Levy.
  • Roy hace 3 meses
    hecho con ron husni mario morales y gero miseli
    a nosotros los textos nos gustaron muchisimo y ademas nos hicieron reflexionar un monton es un tema muy amplio, ara nosotros en si el arrepentimiento por si solo no sirve de nada, no se puede conseguir el perdon por el arrepentimiento. el perdon no se puede comprar con nada de este mundo. palabra perdon, De acuerdo con la Real Academia Española, las palabras perdón y perdonar provienen del prefijo latino per y del verbo latino donāre, que significan, respectivamente, "pasar, cruzar, adelante, pasar por encima de" y "donar, donación, regalo, obsequio, dar (si procede de la palabra donum, y "hasta que se cumpla el tiempo (estipulado)" (si procede de la palabra donec), lo cual implica la idea de una condonación, remisión, cese de una falta, ofensa, demanda, castigo, indignación o ira, eximiendo al culpable de una obligación, discrepancia o error.
  • Julian hace 3 meses
    Julián Gelersztein, Tiago Busso, Nicolás Fischman y Ignacio Gurwicz.
    4) Investiga sobre la etimología de la palabra PERDON.
    La palabra perdonar viene del prefijo per- (indica acción completa y total) y donare (regalar). ... Realmente en origen el verbo perdonar significaba "regalar definitivamente un acreedor al deudor aquello que le debía".
    El perdón es un acto terapéutico en el que el beneficiado es el que pide perdón ya que se está sacando algo que tenía guardado dentro, se saca la etiqueta de victima, se saca un peso de encima. Perdonar no es hacer que no pasó nada ni minimizar la situación, si no que es renunciar al derecho de la venganza.