JUSTICIA SOCIAL Introducción

1) Reflexionemos sobre lo que representan los conceptos de JUSTICIA Y JUSTICIA SOCIAL 

¿En qué se asemejan? ¿En qué se diferencian? Escribamos posibles definiciones de cada una.

Observemos el siguiente video

2) Leamos el siguente artículo. 

Una vez observado el video,  leído el artículo y retomando el punto anterior. ¿Las definiciones se modifican, se completan, se asocian o no?

3) Buscá los conceptos en el diccionario.

4) En el cuadernillo de Cultura Judía encontrarán la Unidad de Justicia Social. Iniciaremos a partir de la página 31

Comencemos la actividad a partir de la sugerencia de tu docente teniendo en cuenta lo trabajado en los puntos anteriores de este artículo.

Antes de comenzar con el cuadernillo, tengamos presente que frente a estos temas y desafíos,  el judaísmo tiene propuestas que aportar. Abarca desde el mensaje de los profetas, referencia obligada de la lucha por la justicia social del género humano, hasta los pensadores judíos modernos como Buber, Heschel, Levinas, Leibowicz y otros.

El judaísmo plantea desde épocas remotas acciones determinadantes sobre temas de mucha gravedad, como la pobreza, la inequidad, el papel de los gobiernos y de las personas frente a ellos, las fallas del mercado y la solidaridad. Ha formado un pensamiento social orientado a la acción y que tiene mucho que decir en la búsqueda de soluciones que no pueden seguir postergándose. 

Para adentrarnos en la época de los profetas, tomaremos a dos de ellos Amós y Mijá. 

El profeta Amos

Amós, Pastor de Tecoa (Amós 1,1) predicó por el 750 a.C. El pueblo de Dios estaba entonces dividido en dos reinos: al norte, el de Israel con sus capitales en Samaria y Betel; el rey era Jeroboan II. Al sur, el de Judá con la capital en Jerusalén; el rey era Ozías.

Amós era el mayoral de los ganados del rey en Tecoa (a 8 kilómetros de Belén). Nació en el reino de Judá, pero sería profeta de Dios en el reino de Israel, al norte.

Primeros pasos en la profecía

Amós, que visitaba con frecuencia la corte real de Jeroboán II para tratar de negocios, se dio cuenta enseguida de lo que ocurría en la capital: ¡Qué lujo! Observó también las caravanas de viajeros con que tropezaba en el camino. Amós se sintió desanimado por lo que vio. ¡Todo estaba podrido!

Algunos comerciantes eran injustos: engañaban a la gente y cobraban precios exorbitantes. Los ricos abusaban de los pobres y llegaban a tener varias casas decoradas con madera preciosa, mientras que los pobres carecían de cobijo. Las damas de Samaria pasaban horas tumbadas en divanes y cojines de seda. Sólo pensaban en comer y beber con sus maridos.

Amós era un hombre del campo a quien el Señor llamó para defender la verdad y la justicia; hablaba fuerte contra los defraudadores y explotadores (Amós 8, 4-5): "Escuchen esto los que pisotean al pobre y quieren suprimir a los humildes de la tierra... disminuir la medida y aumentar el precio, falsificando balanza..."

El profeta exhorta a buscar el bien, no el mal (Amós 5, 14) Aborreced el mal, amad el bien (Amós 5, 15).

La misión del profeta

El profeta es un hombre al servicio de la palabra y la verdad. El profeta anuncia, denuncia y renuncia. Anuncia un mensaje de Dios al pueblo. Denuncia el pecado, la injusticia y todo aquello que se contrapone a la verdad, al mensaje del reino y a la Palabra de Dios. En cuanto a la renuncia, el profeta no se deja sobornar, ni comprar su conciencia; no cede ante la tentación del dinero, poder, comodidades, etc.

Amós, además de ser un profeta que denuncia el mal y pregona la justicia, plantea unos datos interesantes. Por ejemplo, cita a Jeroboan II, rey de Israel del año 743, habla también de un terremoto (Amós 1,1). Con este dato del terremoto Amós está atestiguando por excavaciones arqueológicas de Jasor en la alta Galilea que habrían tenido lugar a mediados del Siglo VIII a.C., según Za 14, 5.

Es importante aclarar que no se trata de una simple indicación cronológica: los editores del libro, responsables de esta noticia, vieron en él sin duda una manifestación divina que venía a confirmar el mensaje de Amós (cfr. Amós 9, 5. Salmo 75, 4. Miqueas 1, 4) El libro contiene 9 capítulos y se divide en cuatro bloques, así: primero, juicio de las naciones limítrofes de Israel y del mismo Israel (capítulos 1 y 2); segundo, amonestaciones y amenazas a Israel (capítulos 3, 4, 5 y 6); tercero, las visiones (capítulos 7, 8, 9, 1-10), y cuarto, perspectivas de restauración y de fecundidad paradisíaca (capítulos 9, 11-15).

Amós denuncia también a los traficantes que se aprovechan de las fiestas religiosas para explotar la miseria del pueblo ¡Qué pena que se encuentren tan pocos profetas del temple de Amós, que se atrevan a denunciar tanto en el tercer mundo como entre nosotros el lujo desenfrenado de unos cuantos privilegiados al lado de la terrible miseria de millones de hombres explotados! 

El profeta Mijá.

Mijá

Miqueas o Mijá fue un profeta de origen campesino de finales del siglo VIII a.e.c, proveniente de Moreshet (Miqueas 1:14) una pequeña aldea de la fértil llanura de Sefela a unos 30 kilómetros al suroccidente de Jerusalén.

Es contemporáneo de Isaías. Su nombre entra dentro de la onomástica común judaica. Mijá anuncia el castigo de Samaría (Capital del Reino del Norte) como futuro, y comenzó su predicación antes del 722-21, fecha de la caída en poder de los asirios de la capital del reino septentrional.

Miqueas en su predicación repite los lugares comunes de los mensajes proféticos anteriores de Amos y de Oseas. Pero, aunque no haya originalidad en el contenido sustancial de su mensaje, la hay en el vigor de su expresión. Habla después que se han cumplido muchos vaticinios de Amos relativos al castigo de Dios sobre su pueblo, y por eso su lenguaje es más lacerante e incisivo. A pesar de la predicación de Amos y de Oseas, Israel continuaba confiada en que Dios no permitiría el desastre nacional, porque habitaba en medio de ellos. El profeta sale al paso de esta falsa confianza, dando a entender que, si Israel ha sufrido mucho, todavía tendrá que sufrir más.

Los contemporáneos de Miqueas creían que podrían mantener buenas relaciones con Dios a base de manifestaciones externas de culto, con sacrificios y ofrendas. Como Amos, Oseas e Isaías, el profeta Mijá exige una religión ante todo del corazón, una entrega sincera a Dios, cumpliendo sus preceptos. Ante todo, justicia y misericordia. Los que más han postergado y aborrecido estos derechos han sido las clases dirigentes, y, en consecuencia, son los primeros responsables de la catástrofe que se avecina. Por eso, Samaría y Ierushalaim, donde éstos residen, serán totalmente destruidas.

Es el primer profeta que anuncia la total destrucción de Ierushalaim. Esto parecía increíble para los ciudadanos de Ierushalaim, ya que allí estaba el Beit Hamikdash, la Casa de Dios. En esto, el profeta ha mostrado una independencia de carácter y una valentía que será seguida después por otros, como Jeremías. Nacido en un ambiente rural, Mijá se alza contra las clases adineradas y corrompidas de la capital, esperando el reestablecimeinto de la nación a base de las clases sanas del campo.

Dios va a descargar su ira sobre su pueblo elegido. Primeramente el reino del norte, simbolizado en su capital, Samaría, sufrirá las consecuencias del enojo divino. Después Ierushalaim, por haber imitado la conducta perversa del reino del norte, sufrirá también la destrucción y la ruina. El estilo es solemne e impresionante, como el de Isaías.

Fecha: 14/6/2021 | Creado por: Ivon Lorena
Categoria: 1er trimestre
Comentarios
  • Matias hace 6 meses
    Matias Rivas, Mora Melone, Franco Masciano y Joaquin Lucero
    La justicia es el principio moral que inclina a obrar y juzgar respetando la verdad y dando a cada uno lo que le corresponde.
    La justicia social es la justicia que se aplica sobre las personas, juzgadas por otras personas, las cuales pueden llegar a condenarlas socialmente, lo cual puede ser excluyendolas. También es un valor fundamental para conseguir la convivencia pacífica y el progreso de las sociedades. A diferencia de la justicia, que busca el equilibrio entre el bien común y el bien personal.
    Las definiciones vistas en este trabajo creemos que se asocian y se completan, ya que todas hablan de lo mismo, solo que algunas le meten una definición mas personal o no global, y algunos ejemplos, por lo que termina siendo mas completa de una manera subjetiva.
    Justicia: Virtud que consiste en actuar de manera justa, dando a cada persona lo que le pertenece o corresponde.
    Justicia social: Valor que promueve el respeto igualitario de los derechos y las obligaciones de cada ser humano en determinada sociedad.
  • Francisco hace 6 meses
    Antonio Marchi, Francisco Miranda y Maximiliano Rosenstein.

    1) Similitudes entre Justicia y Justicia Social: Ambas tratan de alcanzar la igualdad y equidad entre todos los involucrados, esto involucra alcanzar un resultado justo para que ambos lados salgan beneficiados o por lo menos no desfavorecidos.

    Diferencias entre Justicia y Justicia Social: La Justicia abarca muchas más cuestiones. En cambio, la Justicia Social está más relacionada a las cuestiones sociales y abstractas.

    2) Nosotros creemos que el video tiene una buena idea sobre cómo mostrar la justicia social, pero pensamos que fracasa en representar cómo sería en la realidad. Aún así, demuestra bien la teoría del concepto.
    Con respecto a las descripciones de los conceptos, pensamos que están en constante cambio y no se puede llegar a una definición que sea totalmente correcta. Pero se puede llegar a algo cercano a eso. Por otra parte, las definiciones depende de cada persona, no todos pensamos exactamente lo mismo.
  • Manuel hace 6 meses
    Según nosotres(Manuel Botana, Chenlo Facundo Yarden Naveh y Nicolas Cardoso:

    Justicia: La justicia es un concepto que se encarga de regular las diferencias entre las personas de manera abstracta, no puede materializarse esa regulación
    justicia social es un tipo de justicia en la que el colectivo condena al individuo que no sigue el sentido común de la sociedad
    Se asemejan en que buscan lograr un llegar a lo correcto, lo cual es subjetivo
    se diferencian en que la justicia social logra hacer algo palpable mientras que la justicia es simplemente algo abstracto que no logra hacer nada real
  • Marco hace 6 meses
    Fernando Prieto, Luciano Cohen y Marco Viganego.

    La justicia es un principio moral que inclina a obrar y juzgar respetando la verdad y dando a cada uno lo que le corresponde.
    La justicia social es un principio básico, un valor fundamental para conseguir la convivencia pacífica y el progreso de las sociedades.
    A diferencia de la justicia, que busca el equilibrio entre el bien común y el bien personal, la justicia social da un paso más y promueve el reparto equitativo de los bienes y servicios. Para ello se apoya en normativas y leyes que garanticen su práctica. Es decir, la justicia es un término más abarcativo y cuando hablamos de justicia social, es algo que va directo e influye en un punto, como por ejemplo, la sociedad. En el diccionario lo marca como Justicia social: La justicia social se basa en la igualdad de oportunidades y en los derechos humanos. Está basada en la equidad.
  • Valentin hace 6 meses
    Nicole Salama, Olivia Fiasché, Ezequiel Bacher, Valentín Garfi

    En ambos casos, ambas justicias buscan equiparar situaciones en la que algún grupo o persona se ve perjudicado, aplicando sanciones, multas o impuestos a otro sector. Ambas justicias buscan el bienestar de un grupo, pero, a veces, pueden estar manejados por poderes o entidades que solo buscan beneficiarse a sí mismos, manchando el concepto de “justicia”
    Se diferencian en que en la justicia siempre se ve alguien beneficiado y alguien perjudicado mientras que en la justicia social solamente se intenta equiparar a todos, aunque esto puede no ser considerado así. Otra diferencia es que, legalmente hablando, la justicia se ve representada por el poder judicial y la justicia social por el poder ejecutivo. Esto es solamente en el ámbito legal, fuera de este la justicia y la justicia social pueden estar representados por ejemplo, por donaciones, tzedaká y cosas por el estilo
    La justicia es el principio moral que inclina a obrar y juzgar respetando la verdad y dando a cada uno lo que le corresponde
    Entonces, podemos definir a la justicia social como aquella se encarga principalmente de “equiparar las bases” de las personas, otorgandole mejores condiciones a aquellos que no empezaron donde el resto empezó. Por otro lado, en Argentina, la justicia social tiene otra connotación y fue tristemente politizada, ya que es sinónimo de altos impuestos y redistribución de la riqueza, polarizando la opinión de la gente y manchando el concepto troncal
    Un posible ejemplo de justicia social es el caso de George Floyd, un hombre que formaba parte de la comunidad afroamericana de Estados Unidos y fue asesinado brutalmente y sin sentido por un policía que abusó de su poder. Probablemente este caso hubiera sido cubierto por la policía como un accidente o como si George hubiera hecho algo para merecerlo si no fuera porque se dio a conocer con el resto de la gente de estados unidos y el mundo y, luego de varias marchas reclamando justicia como se debía, pudieron lograr que arrestaran al asesino y a dia de hoy se encuentra en la espera de su condena.
  • Josefina hace 6 meses
    Mathias Agustin Custeau, Valentina Gómez Schabas Madueño, Jeremias Scharovsky y Josefina Negrotto.

    Podemos pensar la "Justicia" como el término teórico, aquello que distingue del bien y el mal. Estos conceptos son predeterminados por la sociedad, por lo que según la época diferentes cosas son consideradas "justas". En cambio, creemos que se llama "Jusiticia Social" a algo más situacional, a como parte una persona respecto del resto y su condición de igualdad de oportunidades con otros.

    Creemos que se completa a la definición de Justicia Social con los términos del artículo en los que se cometen desigualdades, por ejemplo: racismo, xenofobia, igualdad de género, educación, trata y abuso, etc. Pero también que se asocia, hablando de la diferencia de oportunidades de las personas en el video y como esto afecta la justicia social.

    Las principales definiciones de Justicia son: (Principio moral que lleva a dar a cada uno lo que le corresponde o pertenece; Derecho, razón, equidad; Conjunto de todas las virtudes, por el que es bueno quien las tiene; Aquello que debe hacerse según derecho o razón, Pido justicia; Pena o castigo público; Poder judicial).
    Y las de Justicia social: La justicia social se basa en la igualdad de oportunidades y en los derechos humanos, más allá del concepto tradicional de justicia legal. Está basada en la equidad y es imprescindible para que cada persona pueda desarrollar su máximo potencial y para una sociedad en paz.
  • Matias hace 6 meses
    Luca Balduzzi, Eitan Wajsberg, David Pomeraniec y Matias Doff
    La diferencia entre la justicia y la justicia social principalmente se basa en que la justicia busca el equilibrio entre el bien común y el bien personal. En cambio, la justicia social da un paso más y se encarga del reparto equitativo de los bienes y servicios. Las diferencias principales entre estas para nosotros serían en que se basan realmente, es decir la justicia para nosotros es un ámbito más general, que podría ampliarse a muchas cosas, pero en el caso de la justicia social, nosotros creemos que se basa en un hecho más centralizado como sería la sociedad.
    Al leer el artículo las definiciones que nosotros hicimos anteriormente se asocian y se completan para poder lograr una definición mucho más detallada con ejemplos.
    Justicia: Acción o poder de reconocer y dar a cada uno lo que le pertenece. Derecho, razón, equidad.
    Justicia social: La justicia social es un valor que promueve el respeto igualitario de los derechos y las obligaciones de cada ser humano en determinada sociedad.