Actividad introductoria

Los antecedentes del golpe

El gobierno de Arturo Illia, instalado en el poder luego de haber triunfado en la elecciones de 1963, parecía tener los días contados. Desde los medios de prensa y comunicación se fomentó a la opinión pública a aceptar y considerar la necesidad del recambio institucional. Las revistas Primera Plana y Confirmado construyeron un clima de debilidad e indecisión, promoviendo una imagen desprestigiada del actual presidente y fomentando de forma creciente la idea de vacío de poder. Como contraparte, la construcción negativa de la figura de Illia se complementó con la magnificación de Juan Carlos Onganía- quien encabezaría el golpe de Estado – como el hombre del momento, único e irremplazable para sacar al país de su aturdimiento. La construcción del discurso legitimador se alineaba con las políticas de la Doctrina de Seguridad Nacional formulada por EEUU, y que hacía referencia a la necesidad de volcar el poder represivo de las Fuerzas Armadas locales a combatir el “enemigo interno”, personificado en las ideas comunistas. La figura de Onganía parecía la única capaz de sintetizar esos dos elementos: seguridad y desarrollo, e instrumentarlos desde el aparto del Estado.

La “Revolución Argentina” 1966

Consumado el golpe en 1966, el líder de la facción azul llegaba al poder con el apoyo de una amplia capa de la sociedad civil y con el sustento de la iglesia católica. Como centro de la coalición que apuntaló el golpe aparecía la fracción de la burguesía ligada al capital extranjero, fundamentalmente estadounidense. Quienes personificaron estos intereses fueron el ascendente grupo de los llamados “tecnócratas”, hombres letrados de la economía y de las visiones de ajuste y disciplina fiscal. Este sector consideraba cualquier tipo de conflicto social como disfuncional, y por lo tanto causa de ineficiencia económica, elemento a erradicar a como diera lugar.

El Plan de la Dictadura

La Revolución Argentina se planteó un cronograma de acción delimitado en tres tiempos. El primero, el tiempo económico; el segundo, el tiempo social y el tercero, el tiempo político. Para el primero de estos tiempos, el plan económico del ministro de economía Krieger Vasena pretendía incentivar la modernización a través de la racionalización tomando como punto de partida, la base que había establecido el primer intento desarrollista de Frondizi. Se buscaba que Argentina se abriera al mercado mundial como exportadora de productos manufacturados mediante la profundización de la industria. El pilar de este plan económico, proponía erradicar los sectores de la economía considerados irracionales e improductivos, lo que llevaría al cierre de pequeños y medianos emprendimientos, y a la concentración en manos de las empresas de capital vinculadas a los intereses extranjeros. Los mecanismos para llevar adelante las tareas propuestas se basaron en una fuerte devaluación del 40% de la moneda nacional. En forma conjunta, se establecieron retenciones a las exportaciones del campo de igual magnitud que la depreciación del peso. Lo que se buscaba era que los sectores terratenientes exportadores no se vieran beneficiados especialmente por el nuevo tipo de cambio, sino que sería el Estado, a través de esas retenciones quien aumentaría sustancialmente su recaudación. El destino de ese dinero sería el de invertir en la infraestructura necesaria para que el desarrollo industrial no encontrara obstáculos. En el campo laboral, se deprimía marcadamente el nivel de los salarios y la clase obrera era reprimida con ferocidad. Así en las plantas fabriles consideradas de punta, la consigna que se les imponía a los trabajadores era incrementar la productividad del trabajo en detrimento de las condiciones laborales conseguidas mediante años de lucha. La Revolución Argentina se propuso, de acuerdo a la Doctrina de Seguridad Nacional, “limpiar” la sociedad y extirpar los nichos donde se inculcaba la “subversión”. En este camino, se decidió por intervenir las universidades nacionales y provinciales. También, se intentó modificar las pautas que eran juzgadas como indecorosas y que no encajaban en el estilo de vida “occidental y cristiano”.   

 

Elementos a tener en cuenta en la presentación del período histórico del video:

1) Motivos golpe militar a Illia. Actores que intervienen

2) Medidas de Onganía consideradas autoritarias

3) "Tres tiempos" de Onganía

4) Plan económico de Krieger Vasena

5) División del sindicalismo 

6) Dónde se observa la radicalización de la juventud

7) Por qué es reemplazado el presidente Onganía?

8) Qué hecho precipita el reemplazo del presidente Levingston?

9) Qué fue el GAN? Qué reacción genera en los partidos políticos?

10) Qué factores podrían explicar el fracaso del autoritarismo de la Revolución Argentina?

Fecha: 4/8/2018 | Creado por: Daiana
Categoria: Segundo trimestre