Chicos: leyendo la vida de Bodo y la historieta de Gilberto comenzarán a entender cómo se organizó el sistema feudal y cómo se diferenciaban los que trabajaban allí. Comencemos entonces…

  

A) LA VIDA DE BODO Y SU GENTE

1) Lean el  siguiente texto con mucha atención, luego busquen los términos que desconozcan, en el Diccionario de la R.A.E., y subrayen las palabras clave Luego vean  el video para entender la importancia  del rey y luego emperador  Carlomagno.

 

“A fines del reinado de Carlomagno, una hermosa mañana de primavera, Bodo se levanta muy temprano porque es el día que le corresponde trabajar en las tierras del señor y no se atreve a llegar tarde por temor al administrador.

 

Como es el día que le corresponde arar, se pone en marcha con su gran buey y con su pequeño hijo Wido, y se reúne con vecinos de algunas tierras cercanas que también van a trabajar a la casa grande. Todos llegan  -algunos provistos de caballos y bueyes, otros de picos, palas, hachas y guadañas- y luego se alejan para trabajar en los sembrados, los montes y los prados del señor.

 

Ermentrude, la mujer de Bodo, también está atareada, pues  es el día señalado para pagar el tributo en aves de corral, que consiste en una gallina gorda y cinco huevos. Deja a su hijita al cuidado de su segundo hijo, de nueve años de edad, y se encamina hacia la casa señorial junto a una vecina que también debe ir.

 

Ermentrude ubica al administrador, lo saluda con respeto, le entrega el ave y los huevos y luego se dirige al taller donde una docena de mujeres se encuentran hilando o tiñendo telas o cosiendo prendas de vestir. Luego de conversar con ellas, regresa apresuradamente a su tierra y comienza a trabajar en sus viñedos. Tras una hora o dos se dirige a su casa para preparar la comida de sus hijos y luego pasa el resto del día tejiéndoles abrigadas prendas de lana. Todas sus amigas trabajan también. Algunas se ocupan del gallinero, otras cultivan legumbres, otras cosen.

 

Por fin, Bodo regresa, cenan y tan pronto como se pone el sol se acuestan pues sus velas fabricadas a mano apenas dan una luz vacilante y además, ambos deben levantarse temprano por la mañana.

 

Los sentimientos de Bodo son muchos y muy intensos. Cuando en las frías mañanas se levanta para trabajar piensa, mientras sacude la escarcha de su barba, que desea que la casa del señor y todas sus tierras se vayan a pique el fondo del océano (al que en realidad nunca ha visto y no puede imaginar). Desea también ser un monje y estar cantando melodiosamente en la iglesia, o un mercader y transportar telas a lo largo de los caminos que llegan a París. En una palabra, desea ser cualquier cosa excepto un pobre campesino que ara la tierra ajena mientras sus propias tierras reclaman trabajo.

 

Bodo era un campesino muy supersticioso. Ya hacía mucho tiempo que los Francos eran cristianos, pero los campesinos seguían aferrados a sus viejas creencias. Era frecuente que clamaran contra sus calamidades o elevaran plegarias a sus dioses: ¡Oh, tierra, tierra, madre nuestra, quiera el señor del cielo otorgarte felicidad y que crezcan llenas de vigor legiones de espigas!

 

Bodo acostumbraba, a veces, a visitar a algún hombre del que se decía que tenía poderes mágicos o reverenciar algún árbol retorcido del que se contaban viejas historias. La iglesia trataba, a veces con prudencia y otras con severidad, que Bodo dejara de rezar al padre cielo y la madre tierra y que en su lugar lo hiciera por el Padre eterno y la Virgen María; y por ello, cuando el campesino acudía a confesarse el sacerdote solía preguntarle: ¿ has consultado magos y hechiceros? ¿Has hecho promesas solemnes a árboles y fuentes? ¿Has bebido algún líquido mágico?

 

Fue esta severa iglesia y al mismo tiempo bondadosa, la que concedió a Bodo su único tiempo de descanso: Los domingos y las fiestas de guardar. Estos eran días en los que los campesinos debían quedar libres para asistir a la misa y dar gracias a Dios por todo lo bueno que ha hecho. Pero Bodo y su gente no se contentaban con asistir a la iglesia,  más bien acostumbraban a pasar los feriados bailando, cantando  o visitando la feria de la ciudad. Así era como Bodo y Ermentrude y sus tres hijos, algunos días al año, engalanados con sus mejores ropas, acudían a la feria a comprar sal y otras especias y por sobre todo, deseaban deambular entre los puestos y deleitarse al contemplar los insólitos objetos que los comerciantes venecianos o sirios traían del Lejano Oriente. Además, siempre había otras diversiones, malabaristas, titiriteros, juglares y hombres con osos acróbatas, que arrancaban a los visitantes unas cuantas risotadas. Más tarde, la familia, cansada y feliz, dando tumbos con el carro, regresaba al hogar y se aprestaba a dormir para enfrentar una nueva jornada...”

 

 

Relato adaptado de: “El campesino Bodo y su gente”, de Aillen Power: Gente de la Edad Media. Buenos Aires, EUDEBA, 1983

 

2.      Realicen un texto explicativo que responda a los siguientes interrogantes:

 

a.      ¿En qué siglo vivió Bodo?

b.      ¿En qué país actual vivió?

c.      ¿Qué actividades realizaba Bodo?

d.      ¿Cómo se componía su familia y a qué se dedicaba cada uno de sus miembros?

e.      ¿En qué consistía el tributo que debía pagar? ¿A quién debía pagárselo?

f.        ¿A qué hora se levantaba y se acostaba? ¿Por qué?

g.      ¿Qué religión profesaba Bodo? ¿Qué opinaba al respecto la Iglesia?

h.      ¿A dónde iban, Bodo y su familia,  los domingos? ¿Qué personajes aparecen? ¿De qué lugares geográficos provenían algunos de ellos?

 

3) Aquí les dejo dos videos para ilustrar quién era Carlomagno. Sinteticen la  obra de este emperador.

                         

 

B) A partir de la lectura de la HISTORIETA DE GILBERTO (ver archivo adjunto):

1.      Describan cómo era la vida de un siervo y qué relación  tenía con el conde de Angangón. Definan qué era ser siervo de un señorío.

 

2.      Describan cómo era la vida del Señor de Angangón y qué relación había establecido con  los  nobles de mayor jerarquía que él (señores) y con los de menor jerarquía (vasallos).

 

3.      Definan qué era ser señor y qué era ser vasallo en una sociedad feudal.

 

4.      ¿Qué conflictos aparecen en la historieta? ¿Cuáles son los sectores en conflicto?  

 

5.      Observando el plano del monasterio, respondan:

a.     ¿Qué actividades se desarrollaban allí?;

b.     ¿Cuáles de ellas eran económicas, cuáles culturales, y cuáles políticas?;

c.      ¿Cuáles coinciden con las que se realizaban en el señorío de Angangón?;

d.     ¿Cuál eran la relación, entonces, entre el señorío y el monasterio?

 

6.      Justifiquen por qué  la sociedad feudal era una sociedad agrícolo -ganadera.

 

7.      A manera se síntesis, comparen el trabajo y las obligaciones de Bodo y Gilberto y saquen sus conclusiones (Pista: Bodo estaba mejor posicionado en la sociedad feudal ¿por qué?)

Fecha: 3/3/2018 | Creado por: Marta Beatriz
Categoria: Actividades generales 2°L
Etiquetas: