El mecanismo de la evolución

Como resultado de sus observaciones, de sus lecturas y de la búsqueda de respuestas a sus preguntas, en 1859 Charles Darwin publicó El origen de las especies.

En este libro sostiene que:

  • El mundo biológico no es fijo, sino que cambia a través del tiempo.
  • La evolución es un proceso gradual y continuo.
  • Los organismos semejantes están emparentados y tienen un antepasado común. Todas las especies comparten un único ancestro o antepasado primitivo y se originan como ramificaciones que se desprenden de un mismo tronco. De esta manera, el “árbol filogenético” representa los posibles parentescos entre las especies actuales y las que existieron en el pasado. La teoría de Darwin revolucionó a la comunidad científica que se negaba a aceptar que se incluyera en este árbol al hombre en la misma rama de los demás mamíferos, sometido al mismo proceso de cambio que el resto de los seres vivos.

  • El mecanismo de la “selección natural” intenta explicar cómo ocurrió la evolución y puede resumirse de la siguiente manera:

    -----> Lucha por la supervivecia:

a. En un ambiente, los recursos disponibles son limitados.

b. No todos los individuos que nacen sobreviven hasta llegar a reproducirse, por ejemplo, muchas crías mueren antes de alcanzar la madurez reproductiva.

Además la supervivencia está condicionada por muchos factores, entre ellos, la disponibilidad de recursos (espacio, alimento, refugio,etc) en un ambiente que es variable. Cuando escasean, se vuelven más limitantes y la competencia por obtenerlos es cada vez mayor.

      -----> Variaciones heredables:

c. En una población de reproducción sexual los individuos que la integran presentan variaciones (diferencias) heredables (capaces de ser transmitidas a su descendencia); como el color del pelo de los mamíferos, el tamaño del cuerpo, la resistencia a cierta enfermedad o el comportamiento al buscar el alimento.

       -----> Selección natural y Reproducción diferencial:

d. Algunos individuos tienen características (variaciones heredables) que les permiten, más que a otros, aprovechar los escasos recursos disponibles, aumentando sus probabilidades de superviviencia y de reproducción diferencial: tienen mayores probabilidades de llegar a reproducirse que los menos adaptados y por ello algunos individuos tienen más descendencia que otros.

e. Los individuos mejor adaptados transmiten las características favorables a su descendencia y los cambios se van acumulando gradualmente en sucesivas generaciones. Es decir, más individuos de la población presentarán las características que favorecieron la superviviencia de sus progenitores. De esta forma, la proporción de variantes ventajosas aumentará en las generaciones siguientes. Así, se van produciendo cambios importantes en las especies, e incluso el surgimiento de una nueva especie.

Darwin no pudo responder cómo se originaban las nuevas características entre los individuos de una población y fue más adelante, con el desarrollo de la Genética, que se pudo completar la teoría de Darwin incluyendo nuevas respuestas.

Con escasa diferencia de tiempo con Darwin, el naturalista inglés Alfred Wallace elaboraba las mismas conclusiones acerca de la selección natural, por lo que se considera a ambos científicos como codescubridores.

 

El ejemplo de las jirafas desde la selección natural

Fuente: Biología 7: origen, evolución y continuidad de los sistemas biológicos/ Alejandra Valerani y Marta Busca -1ra ed. -Buenos Aires: Longseller, 2009
Fecha: 16/11/2018 | Creado por: Emilia Ayelen
Etiquetas: