Relato de Paula C. - 7°D

En el día de hoy fuimos a Naguan Tica, un parque lleno de historia y de diferentes actividades y oportunidades.

Al llegar, los profesores no explicaron que íbamos a hacer y cómo.

Nos separamos en grupos y cada uno se ubicó en una parrilla diferente. Buscamos yesca, ramitas secas, etc. Con el fin de cocinar rústicamente. Apilamos la leña e hicimos una estructura de piedra para poder apoyar la carne. También nos entregaron cebolla, tomate y pan para los sándwiches. Un profesor prendió el fuego y nos pusimos a cocinar la carne. Todo esto, dio como resultado un sándwich de carne que, sinceramente, estaba muy rico.    

Luego de la cocina, nos sentamos todos juntos alrededor de lo que antes era una pista de baile y un hombre nos contó la historia del pueblo que había vivido allí hace cientos de años, los comechingones. Después nos entregó una serie de preguntas sobre los habitantes originales del lugar. Estas preguntas las fuimos respondiendo durante una caminata que nos permitía ver el lugar en todo su esplendor. Vimos una cueva, plantas, morteros y mucho cuarzo. La caminata termino al llegar a nuestro destino: una zona amplia con un arroyo, piedras y divertidas actividades.

Primero, nos metimos en el arroyo con el fin de tirarle agua a los que pasaban por un puente colgante. Salir mojado estaba casi asegurado.

A continuación, fuimos a otra parte del mismo arroyo en la cual nos esperaba una soga que funcionaba como liana que utilizaríamos para cruzar al otro lado del arroyo. No muchos pudieron lograrlo ya que se caían a la mitad del recorrido. (Milagrosamente, pude pasar al otro lado intacta)

Finalmente, fuimos  a la tirolesa, donde no pusimos un arnés y subimos una pequeña colina, donde un profesor nos enganchaba al cable y posteriormente, nos dejábamos caer. Cuando ya habíamos pasado todos, los profesores decidieron divertirse tirándose de a dos de la tirolesa para ver quien llegaba primero a la meta.

Luego regresamos al punto de encuentro (la vieja pista de baile) y de a cursos, fuimos ingresando a comprar suvenires a la tienda de regalos de Naguan Tica (estos incluían: alfajores, trufas, mermeladas, dulce de leche, quesos, llaveros, sahumerios, remeras, etc.

Cuando regresamos al hotel, nos esperaba una velada, en la cual hubieron canciones que presentábamos los chicos y algunas de los profesores, pero la verdadera sorpresa llego con el sketch de sacha. El mismo trataba de una peluquera llamada Gladis que recibía a sus clientes y les realizaba tratamientos de belleza que resultaban desastrosos. Hacia muchos chistes que nos hacían reír como también cosas que hacían arder los ojos de Roberto (otro de los personajes). En fin, fue un buen día en el cual cocinamos, caminamos, compramos y nos divertimos. 

Fecha: 27/11/2015 | Creado por: Sacha Manuel
Categoria: Viaje 2
Etiquetas: