Luego de ver y desglosar dentro del aula una segunda película de su autoría, los alumnos de la orientación Producción Artística recibieron nuevamente al director Adrián Caetano. En esta oportunidad, la elegida fue “Francia”, filme estrenado en Argentina en 2010, que relata la vida de una familia desde el punto de vista de su hija pequeña.

El invitado vino acompañado de su hija Milagros, quien actúa en el largometraje. “Trabajar en familia fue una linda experiencia, nos comunicamos muy bien”, afirmó ella, y ambos estuvieron de acuerdo en que, a pesar del lazo que comparten, el trato durante el rodaje fue completamente profesional. “Era como una actriz más, aunque fue un placer poder hacer esto con ella”, aclaró el director.

Por otro lado, habló de los pormenores que se presentaron a la hora de llevar adelante el film, ya que no se encontraba en un buen momento económico: “Los equipos me los prestaron amigos que conocí en otras producciones, y sólo éramos ocho en el grupo técnico, no alcanzaba para más”.

Sin embargo, “Francia” logró ser exhibida en el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata y en el Festival Pantalla Pinamar. También fue proyectada en el Festival Internacional de Cine de Venecia y pasó por el Festival Internacional de Cine de San Sebastián. “Fue una película de muy bajo presupuesto, que creció mucho más de lo que esperábamos. Nos sorprendió para bien”, contó el invitado.

“Al momento de escribir el guion tenía dos alternativas. Me dedicaba a un melodrama oscuro, o lo convertía en algo alegre. Decidí ir para el lado de la felicidad, sin dejar de ser realista y reflejar la vida de una familia que tiene dificultades”, sostuvo Caetano sobre la elección de la temática.

Además, detalló cómo fue el casting con los actores: “Al no tener el dinero para contratar a un productor, llamé a amigos o personas cercanas, como mi hija, para que participaran”. En este sentido, se refirió a la decisión de trabajar con una actriz reconocida, como es Natalia Oreiro, quien tiene un papel protagónico en “Francia”. “A Natalia la conocía de una producción anterior, y teníamos ganas de hacer así algo juntos. Su predisposición ayudó a convocar y contagiar el entusiasmo”, expresó.

A continuación, los estudiantes preguntaron de qué manera elaboró la estética del film y qué busca transmitir. “El espectador no ve lo malo, pero lo sabe. Eso es lo que le pasa a la chica protagonista, quien cuenta la historia”, manifestó el especialista. Y agregó: “Los planos son muy intimistas y cerrados, y no se trabajan claroscuros ni profundidad de campo. No hay nada fuera de foco, porque opté por una narración plana y con mucho color”.

Para terminar, el director habló sobre los motivos que lo condujeron a realizar “Francia”: “Quise transmitir que la vida sigue, a pesar de las complicaciones. Mostré cómo la familia protagonista se ordena, y todos pueden aceptar sus problemas”. Y concluyó: “Es la película más honesta y personal que hice, sin lujos ni un gran presupuesto. Es enorme la satisfacción de saber que conté la historia que yo quería y no le tengo que rendir cuentas a nadie”.

Este encuentro fue el segundo de un ciclo compuesto por tres jornadas, en donde los chicos tienen la posibilidad de dialogar con Adrián Caetano, después de analizar en profundidad sus películas en clase y compararlas entre sí. El próximo filme que verán será “Crónica de una fuga” y luego el cineasta contestará sus dudas, junto a la productora del largometraje, con el objetivo de enriquecer y ampliar sus conocimientos.

Fecha: 11/10/2018 | Creado por: Aldana Rachel
Etiquetas: