Con un auditorio repleto de alumnos, profesionales y allegados al ámbito de la arquitectura y el diseño, comenzaron los esperados Seminarios de la especialización de Construcciones. Se trata de una serie de encuentros que se darán durante todo el año, con el objetivo de acercarle al público lo más destacado de este mundo profesional: nuevas tendencias, presentaciones, visiones, opiniones y diversas teorías.

“Arquitectura y desastre: Cuando las obras dicen ¡basta!”. Cómo evitar catástrofes a tiempo.

Para iniciar el ciclo, el Dr. Claudio Torres -quien fue profesor en ORT- disertó sobre los errores en arquitectura, en la conferencia denominada “Cuando las obras dicen ¡basta!”. En ella recordó situaciones emblemáticas de catástrofes en distintas edificaciones, haciendo foco en la responsabilidad de todos los agentes involucrados -arquitectos, constructores, empresas, dueños y responsables de mantenimiento- con el objetivo de que los estudiantes puedan ir adquiriendo el compromiso necesario a la hora de trabajar.

 “Cuando pensamos en arquitectura, visualizamos una construcción o un edificio ideal, en el que no hay problemas. Pero las cosas pueden salir mal, y en ese momento la idealización y la estructura se derrumban al mismo tiempo”, comenzó explicando el arquitecto y abogado.

A continuación, recomendó analizar cómo y por qué se podrían haber evitado accidentes en determinadas situaciones, para luego ejemplificar los conceptos con casos emblemáticos de tragedias en edificios. Para graficar lo sucedido, el orador preparó videos de lo descripto y afirmó: “Existen tres comunes denominadores en los casos como los presentados: imprudencia, impericia y negligencia”.

Entre los enumerados el más reconocido fue el de Cromañón, donde, según las palabras del especialista, se produjeron numerosos errores a la hora de habilitar el espacio. “La guata y la mediasombra, colocadas a modo de insonorización, son elementos que no deberían haber estado en un espacio de ese tipo”, expresó Torres. Además, manifestó que las instalaciones estaban mal realizadas, aspecto que quedó evidenciado en la ausencia de ventanas.

Para cerrar su conferencia, Torres compartió una conclusión con todos los presentes: “Por lo general, cuando hay catástrofes en construcciones es porque no se respetaron los planos o se ignoraron cuestiones básicas. Un proyecto exitoso debe ser serio, digno y sano”.

 

“Comunicación Efectiva”. La importancia del feedback.

Luego fue el turno del Ing. Fernando Johann, quien habló sobre feedback, orientando su disertación hacia los procesos proyectuales que involucran creatividad. Contó cuál es el mejor método para tener buenas relaciones interpersonales en su conferencia llamada “Comunicación Efectiva”.

“El feedback se puede entender como retroalimentación. A diferencia de lo que muchos creen, no se trata de una opinión”, afirmó el ingeniero. Y agregó: “Lo que hay que hacer es encontrar la mejor manera de transmitir lo que opinamos”.

Asimismo manifestó que compartir opiniones desde lo operacional o lo conceptual conlleva ciertos riesgos: arruinar las relaciones humanas, la proactividad y el esfuerzo creativo. “Si juzgamos constantemente el trabajo del otro, la innovación sufre o se pierde”, aseveró Johann.

Por ello indicó que una buena comunicación no apunta a actitud sino a la acción, y que debe estar orientado al futuro. “El feedback sirve para redireccionar y reforzar. En el mensaje comunicado se debe incluir el objetivo buscado”, señaló.

Durante el encuentro, el especialista compartió el análisis de una encuesta realizada a docentes y alumnos de carreras vinculadas al diseño y la arquitectura, que fue fundamental para que los alumnos pudieran plasmar en clase y en las instancias de aprendizaje y evaluación todo lo aprendido acerca del feedback.

A modo de cierre, el ingeniero aclaró: “Hay que ser específicos, precisos e inquisitivos”.

Fecha: 20/4/2018 | Creado por: Brenda
Categoria: Hoy destacamos
Etiquetas: