“Yo quiero manejar bien el celular y no que él me domine a mí”, comenzó Liliana. “A mí me gustaría poder mandar fotos y no tener que preguntarle tanto a mi nieta”, agregó Cristina. “Necesito urgente aprender a hacer algo con esta tablet”, comentó Víctor. “Y a mí me gustaría ser un experto en redes sociales”, aseguró Salomón. Liliana, Cristina, Víctor y Salomón fueron algunos de los que decidieron juntar coraje y zambullirse de lleno en el mundo digital a través de la primera clase de la 7ma edición del taller Abuelos 2.0.

De la mano de los alumnos de TIC e Informática, los asistentes tuvieron la posibilidad de plantear todas sus inquietudes y practicar con diversos dispositivos electrónicos para poder cumplir sus deseos y estar al día.

“Se trata de una experiencia muy entretenida y enriquecedora, en la que dos generaciones se unen para forjar un vínculo y un crecimiento mutuo”, contó Darío Mischener, director de la especialización TIC.

Por su parte, Damián Asman -director de Informática- manifestó que la actividad es muy esperada tanto por los abuelos como por los chicos y que las consultas van variando con el paso de los años, ya que el mundo digital se va transformando a gran velocidad. “Los estudiantes se enfrentan con el gran desafío de poder transmitir los conocimientos adquiridos en clase de una manera clara y sencilla, al tiempo que los adultos mayores aprenden a utilizar las herramientas que los rodean”.

Mientras desempeñaban su rol de tutoras tecnológicas con una gran sonrisa, Nicole y Jazmín aseguraron estar muy felices de participar del taller. “Nos encanta poder ayudar y enseñar a aprender”, expresaron.        

Sofía también se mostró muy conforme con la propuesta: “Uno adquiere nuevas herramientas para contar las cosas de una manera distinta y, además de colaborar con los abuelos, ejercita la docencia”.

“Nos separa una brecha digital, ellos no nacieron rodeados de computadoras y celulares como nosotros, por eso está bueno darles una mano y hacerlos sentir integrados a este contexto que difiere del que conocen”, manifestó Daniel, otro de los estudiantes que formó parte de la actividad.

Es importante destacar que la iniciativa forma parte del Programa Curricular de Aprendizaje y Servicio Solidario, un proyecto que desarrollamos en nuestra institución y que cuenta con la participación de más de 6000 estudiantes, 300 docentes y asistentes educativos de todas las áreas académicas. Se basa en una metodología de enseñanza y aprendizaje mediante la cual los alumnos desarrollan sus conocimientos y competencias a través de una práctica de servicio a la comunidad, poniéndose a disposición de más de 40 organizaciones de la sociedad civil. 

Los abuelos que están interesados en participar, todavía pueden hacerlo. Para más información hacer clic aquí

Fecha: 8/10/2018 | Creado por: Julieta
Categoria: Hoy destacamos
Etiquetas: