Cierto rey decidió darles a elegir a sus prisioneros entre dos habitaciones, en una de las cuales había una dama y en la otra un tigre. Si un prisionero elegía la primera se casaba con la dama; si elegía la segunda era comido por el tigre.

Resuelvan (si se animan) esta serie clásica de acertijos debidos a Raymond Smullan. Analicen con cuidado los datos que aportan los carteles ubicados en cada puerta, y comenten (justificando) cuál puerta elegirían. Solo pueden acceder a los comentarios  los usuarios registrados del Campus Virtual. ¡Suerte!

Fecha: 14/7/2011 | Creado por: Ariel Luis
Etiquetas:
Comentarios
  • Martin en realidad la ultima pista te lo dice todo para mi osea si mintiera no hubiera nada en la habitacion II y si ambas tienen que ser verdaderas es muy obvio que la dama esta en la I como dice la puerta II. solo un poco de razonamiento.
    hace 8 años
  • Lucia En la primera prueba elegiría la puerta II, porque si la I fuera cierta, la II también lo sería y no se cumpliría lo que dijo el rey, que una era verdad y otra no. Esto significa que la II dice la verdad y si la I miente quiere decir que allí NO hay una dama y en la II NO hay un tigre, es decir, en la II se encuentra la dama y en la I en tigre.
    En la segunda prueba también elegiría la puerta II, ya que si uno considera que el cartel I es mentira el II también lo es, y esto no sería posible porque en la habitación I no habría un tigre y en ninguna habría una dama, es decir la habitación I estaría vacía y eso no es posible. Así sé que ambos carteles son ciertos, es decir en la habitación I hay un tigre y en la II si o si debe haber una dama.
    En la tercera prueba elegiría la habitación I ya que si uno considera que ambos carteles son mentira en la habitación II no habría ni una dama ni un tigre, es decir estaría vacía. Así se sabe que ambos son verdaderos y esto significa que en la habitación I hay una dama y en la II no se sabe que se encuentra.
    hace 9 años