En la madrugada del 5 de Julio, hora local, la humanidad volvió a decir presente en el planeta más grande de nuestro sistema solar: Júpiter.
Leer noticia completa

En la madrugada del 5 de Julio, hora local, la humanidad volvió a decir presente en el planeta más grande de nuestro sistema solar: Júpiter.

Esta vez, de la mano de la sonda espacial Juno. Si bien Juno no es la primer sonda espacial en visitar Júpiter, muchas de las características de esta misión son únicas y es la primera vez que se intentan (y se logran).

El Gigante Gaseoso fue visitado por 7 sondas espaciales que estaban de paso y orbitado, hasta ayer, por una sola, Galileo, que estuvo en órbita durante 7 años, recolectando información e imágenes sobre el rey de los planetas. Juno es, entonces, la segunda sonda en la historia en ponerse en órbita a Júpiter. A diferencia de Galileo, Juno estará, de acuerdo al momento de su órbita, extremadamente cerca del planeta y luego extremadamente lejos, en lo que se conoce como una órbita elíptica de alta excentricidad. 

Juno estará operativa hasta Febrero de 2018, momento en el cual será comandada remotamente para que ingrese a la atmósfera joviana y se destruya en ella. 

A continuación, te compartimos algunos de los datos interesantes y records que esta misión ha batido o planea batir durante su duración:

Es la sonda alimentada por energía solar que más lejos llegó en la historia

La energía solar es muy atractiva, es gratis y está en todos lados, sin embargo, la energía solar, como la luz de una lamparita, es más tenue mientras más lejos del Sol se esté. Júpiter es el 5to planeta del sistema solar y está 5 veces más lejos del Sol que la Tierra (aproximadamente), por lo que un metro cuadrado en Júpiter recibe 25 veces menos energía que un metro cuadrado en la TIerra (la misma decrece con la distancia al cuadrado). Por lo tanto, Juno tiene unos paneles solares enormes (tres que juntos tienen aproximadamente la superficie de una cancha de tenis). Y sin embargo, solo obiene 600 Watts de potencia de ellos, más o menos la potencia de una licuadora hogareña (y deberá hacer todos sus experimentos con esta cantidad, y no más). Otras sondas que viajaron a Júpiter y más allá utilizaron energía nuclear para poder operar tan lejos del Sol.

Es el objeto más veloz hecho por el ser humano

A unos increíbles 40 km por segundo (una bala viaja a menos de 1 km por segundo), es el objeto más rápido jamás creado por el ser humano. Es importante destacar que esta velocidad no es (únicamente) producto de sus motores, sino también de la asistencia gravitacional que recibió de la Tierra cuando volvió a pasar por aquí de camino a Júpiter. Una asistencia gravitatoria es una maniobra mediante la cual la nave le "roba" un poquito de velocidad a la Tierra para acelerar respecto del Sol (muy poquito para la Tierra es un montón para la nave, la masa importa y mucho).

Pasará más cerca de Júpiter que ninguna otra sonda en la historia

Juno pasará, más de 30 veces, más cerca de la "superficie" de Júpiter que ninguna otra sonda (Júpiter está hecho mayoritariamente de gas, hablar de su superficie es simbólico, puesto que no tiene una). Pasará a tan solo 4.300 kilómetros de la parte superior de las nubes del gigante gaseoso, eso puede parecer mucho, pero es muy, muy cerca.

Juno gira constantemente

Para estabilizar su vuelo, Juno rota, todo el tiempo, entre 2 y 5 revoluciones por minuto, incluso cuando haga sus experimentos, juno estará en rotación. 

Júpiter irá matando lentamente a Juno

Cerca de Júpiter hay una zona en forma de dona que contiene partículas con mucha energía, esta zona existe debido al intenso campo magnético de Júpiter (la Tierra también tiene una zona similar, llamada cinturón de Van Allen). El campo magnético de Júpiter es miles de veces más intenso que el de la Tierra y por lo tanto esta radiación es mucho más peligrosa y lenta pero inexorablemente irá destruyendo los instrumentos y computadora de abordo de Juno. Cada experimento tiene una vida mínima esperada y no se espera que todos sobrevivan al total de la misión. Después de más de 30 órbitas el daño acumulado será extenso y para evitar perder el contacto de manera descontrolada, Juno será comandada a estrellarse contra Júpiter, para no contaminar sus lunas que, se cree, pueden albergar vida.

 

Para investigar más, te recomendamos que entres a la página oficial de Juno en la NASA o que te acerques al departamento para charlar con nosotros sobre esta interesante nueva misión en la que nos hemos embarcado!

 

      

 

Fecha: 5/7/2016 | Creado por: Ezequiel Alejandro
Categoria: Astronomía
Etiquetas: