Recientemente se entregó el premio nobel de Física del año 2015, entregado por investigaciones del elusivo neutrino.

Los neutrinos son una de las partículas elementales que forman el universo. Están en todos lados y trillones de ellos atraviesan nuestro cuerpo cada segundo. Pero debido a que se mueven a una velocidad muy cercana a la de la luz y que casi no interactuan con la materia, son poco entendidos.

La existencia de neutrinos fue propuesta por primera vez en el año 1930, existencia que se confirmo en el 1950.  

Durante mucho tiempo se creía que los neutrinos no tenían masa, haciendo que estos se muevan a la velocidad de la luz. Esto termino trayendo problemas ya que cuando los físicos calcularon la cantidad de neutrinos que deberían estar generandose en el sol y llegando a la tierra encontrarón que solo llega la tercera parte de lo que debería. 

Una solución al problema fue proponer la existencia de distintos "sabores" de neutrinos, de manera que en el trayecto Sol-Tierra los neutrinos cambiaran de sabor. En los 1990 el reciente ganador del nobel Tataaki Kajita ayudó a corroborar esto en el detector Super-Kamiokande,

Al rededor de la misma epoca, McDonald (el otro ganador del premio nobel) observó el comportamiento de los neutrinos provenientes del sol en el Observatorio Sudbuty Neutrino  y encontró junto a su equipo que los neutrinos estaban cambiando de sabor en el trayecto, y si esto se tomaba en cuenta no había neutrinos "faltantes". 

Si los neutrinos cambian de sabor, esto quiere decir que tienen masa, en consecuencia era necesario revisar el modelo estandar (que es el modelo actual para la física de partículas), permitiendo así estudiar situaciones que van mas allá del modelo actual de la física. 

Este descubrimiento es el que le valió a Tataaki Kajita y a Arthur McDonald el premio Nobel de Física 2015

 

Fecha: 7/10/2015 | Creado por: Alan
Categoria: 2015
Etiquetas: