Tishá Be Av conmemora la destrucción del Beit Hamikdash, el Templo Sagrado de Jerusalem, y nos lleva a un lugar de pérdida, emoción y cuestionamientos.

Si bien ya no existe un Templo en Jerusalem, el renacimiento de un Estado de Israel moderno y el crecimiento de la vida judía en Jerusalem puede dar lugar a que nos preguntemos si el sentido de Tishá be Av sigue vigente. Sin embargo, cuando pensamos en Tishá be Av como un día del calendario que conmemora toda una serie de experiencias que nos desafía a reconocer nuestra fragilidad en el mundo, Tishá be Av ya no trata sobre una única estructura erigida en Jersusalem, sino que es más bien un día que nos lleva a reconocer lo que puede desentrañarse. En este día todos podemos llegar a comprender cómo el recuerdo de nuestra propia aflicción puede ayudar a identificarnos con la aflicción de los demás, y a desafiarnos a encontrar la esperanza en medio de la aflicción.

 

Fecha: 1/8/2017 | Creado por: Eliana Noemi
Categoria: Tradición judía
Etiquetas: