El 17 de marzo de 1992 una bomba destruyó la Sede de la Embajada de Israel en la Argentina en la esquina de Suipacha y Arroyo.

“La historia nos ha impuesto una carga sumamente pesada; pero mientras permanezcamos fieles servidores de la Verdad, de la Justicia y de la Libertad, no sólo subsistiremos como el más viejo de los pueblos existentes, sino que también seguiremos -como hasta ahora y con un constante trabajo productivo- creando valores que contribuyan al ennoblecimiento de la Humanidad.”

Albert Einstein

http://www.cidipal.org/LibroAtentado.pdf

 

Fecha: 5/3/2018 | Creado por: Eliana Noemi
Categoria: Tradición judía
Etiquetas: