Jánuca es una festividad judía que se celebra durante ocho días, y en la que se conmemora la derrota de los griegos y la recuperación de la independencia judía a manos de los macabeos, y la posterior purificación del Templo de Jerusalém de los iconos paganos, del que se recuerda el milagro del candelabro, que ardió durante ocho días consecutivos con una exigua cantidad de aceite.

La fiesta de Jánuca se celebra del 25 de kislev al 2 de tevet (o el 3 de tevet, cuando kislev cuenta con sólo 29 días). Durante esta festividad se prende una januquiá o candelabro de ocho brazos (más uno mayor). En la primera noche únicamente se prende el brazo mayor y una vela, y cada noche se va aumentando una vela, hasta el último día en el que todo el candelabro se enciende completo. Este hecho conmemora el milagro de que el aceite duró ocho días.

Fecha: 27/11/2018 | Creado por: Eliana Noemi
Categoria: Tradición judía
Etiquetas: