A través de esta actividad te proponemos pensar sobre el DAR y los Modos de Dar basados en las jerarquías de la Tzadaká codificadas por Maimónides.

TIKÚN OLAM

 



 "Y dijo D´s:

           Hagamos al hombre a nuestra imagen, según nuesra semejanza..."

                                                                                                                                                 Genesis 1, 26

 

De acuerdo al relato bíblico y a sus exégetas, la narración de la creación del hombre nos presenta a D`s hablando en plural. ¿A quién le habla?

Uno de los midrashim explica que le habla al hombre y lo invita a hacer juntos al mismo hombre; D`s asocia de esta manera al hombre en la creación del mundo, invitándolo a que comience por su propia existencia.

Podemos deducir que durante la existencia de cada ser humano, uno de sus objetivos es "hacerse", "construirse", "completarse" día a día.

 

 La misión del hombre en el mundo es la acción, es hacer; hacer al hombre, completar la creación, mejorarla.

A esta idea se la conoce como TIKÚN OLAM.      En hebreo esta expresión significa REPARAR EL MUNDO.

 

Pero esta misión debe comenzar por el TIKÚN ATZMÍ, el mejoramiento personal.

De esta manera, al ocuparse cada uno de superarse a sí mismo, se van logrando mejorar algunos aspectos de la sociedad en su conjunto.

 

  "... Rabi Tarfón solía decir:

     No depende de ti terminar la obra, pero no estás libre para desentenderte de ella"

                                                                                                                        Pirkei Avot, cap 2, Mishná 16

 

   Para pensar de a dos y escribir en la carpeta:

¿Qué relación encontrás entre el relato acerca de la Creación del Mundo y del Hombre, y la frase de Rabi Tarfón?

 

En la Unidad 15 de Historia Judìa estudiamos sobre Rambam.

Rambam -Rabi Moshe ben Maimón- fue el médico, rabino y teólogo judío más célebre de la Edad Media.

Para recordar cuáles fueron sus aportes ingresemos en el siguiente link para observar un video.

Rambam dijo:

 "El propósito de las leyes de la Torá es promover

          la bondad,

                     la solidaridad,

                                y la paz en el mundo"

 

En qué fuentes del Tanaj se basó para decir ésto?                                                                                      Observá la siguiente presentación.

 

 

 

  Leé la siguiente reflexión sobre la Tzedaká;

          Respondé en tu carpeta:

¿Cómo se relaciona dicho concepto con la frase de Maimónides y el objetivo del Hombre en el mundo? 

Socializaremos las respuestas en clase.

 
En su libro Mishné Torá, Repetición de la Ley (Leyes de donativos, XX, 8-14),  Rambam establece ocho jerarquías sobre el dar.

Veamos cuáles son ingresando al siguinte link.

A continuación te presentamos algunos de los criterios que utilizó Maimonides para establecer dicha jerarquía:

  • El grado de voluntad con que se da
  • La espontaneidad con que se da
  • El grado de anonimato de quien da
  • El grado de anonimato de quien es el benficiario
  • La función final de la ayuda

 

Reflexionemos

         Para Rambam, cada nivel sobrepasa al anterior. Por qué?

 

Y nosotros cuándo?

Mirá el siguiente video - Trailer de la peíicula Cadena de favores

 

 


Pensemos

        Identificá los Criterios de Tzedaká de Rambam en la propuesta de la película

 

Para sintetizar

Te presentamos un ejemplo de videoclip acerca del tema que estamos trabajando.

 

 

   Animate a crear tu propio video clip, difundiendo el valor de la Tzedaká e invitando a quien lo vea a sumarse a esta iniciativa!!!!

En grupos, de acuerdo a lo que indique tu docente, elaborá un videoclip en el deberán aparecer por lo menos dos de las fuentes (en lo posible diferentes) de solidaridad del mundo judío, imágenes, música de fondo, grafitis y lo que se te ocurra que ayude a entender la importancia de la Tzedaká.

El producto final deberá ser recibido por tu docente, con el nombre del video clip, de los integrantes del grupo y la división.

 

Fecha: 22/5/2012 | Creado por: Edith Beatriz
Etiquetas: