Demian es una novela de iniciación, como lo es "El cazador entre el centeno" de Salinger o los cuentos de Sam Shepard. Si J. D. Salinger quería mostrar cómo el mundo adulto destruye a la espontaneidad e inocencia de la infancia y Sam Shepard quiere mostrar como la vida del ciudadano estadounidense se ahoga en la rutina del muerto sueño americano, Hermann Hesse quiere hablar de Abraxas, la deidad que representa el bien y el mal.

Trama: En las calles de Alemania, un niño muere (spoilers)

La historia transcurre en una Alemania Imperial anterior a la Primera Guerra Mundial y acaba en el inicio de ésta. Sin embargo, esta no es una novela bélica sino sobre el crecimiento. Tiene como protagonista a Emil Sinclair, un joven niño alemán.

Desde que tiene uso de razón, Emil Sinclair se ve azotado ferozmente por la dicotomía en la que el mundo se divide: por un lado, el bien glorioso, angelical y brillante; y por el otro, el mal siniestro, demoníaco y profano. Aunque este conflicto parezca de solución simple (escoger el bien, lo correcto), Emil nos deja en claro que lo oscuro es lo que siempre atrae.

Así, seguimos a nuestro protagonista que se va encontrando con individuos que representan o conforman esas fuerzas: el bravucón Kromer, el profano Max Demian, la familia de nuestro protagonista, Beatrice, el joven inocente Beck; el tutor de Emil, Pistorius, y Eva, la madre de Demian.

Emil va transitando por un viaje de "autodestrucción", por así decirse, alejándose del mundo "sagrado" para ahogarse en el "herético", hasta comprender lo que todos terminamos comprendiendo de una forma u otra, que ambos mundos conforman el mundo diario y que uno no puede escoger en cual se está.

Es una novela de iniciación, como lo es "El cazador entre el centeno" de Salinger o los cuentos de Sam Shepard. Si J. D. Salinger quería mostrar cómo el mundo adulto destruye a la espontaneidad e inocencia de la infancia y Sam Shepard quiere mostrar como la vida del ciudadano estadounidense se ahoga en la rutina del muerto sueño americano, Hermann Hesse quiere hablar de Abraxas, la deidad que representa al bien y el mal.  

Temas: Los dos mundos y la deidad unificadora

Desde los inicios de la novela se presenta el conflicto entre la santidad del hogar de Emil y los horrores que están por fuera, estos se meten lentamente en su casa bajo el rostro de historias tétricamente interesantes. La figura de Demian desde su primera aparición, nos da una fiera lección de un problema lógico de la Biblia que se le puede adjuntar a muchas otras religiones: un Dios supremo puede ser solo del bien.

Sin embargo, el problema que plantea Demian no se basa en que la tierra, plagada de males, tiene un Dios que mezquino que deja que dichos actos de maldad ocurran. En cambio, el problema lógico que encuentra la obra de Hesse es que, si Dios es el Dios de Todo lo que hay, hubo y habrá, infinito en cada sentido de la palabra y poder, entonces también es el Dios del mal, la muerte, el sufrimiento y demás cosas perversas. Para dejarlo más claro, si Dios es Dios de todo, él debe ser recordado como el mal en la Tierra y el bien sobre esta.

La idea del infierno y la decisión del humano de ser pecaminoso, son solo para desentenderse de que Dios también es un maligno creador de Todo en el universo. Por eso aparece en el juego la deidad Abraxas.

Abraxas es un dios pagano que sintetiza los dos mundos, el bueno y el malo. El dios del castigo y la recompensa, del amor y el medio, del dolor y dulzura, de la castidad y la lujuria. El individuo heroico de Abraxas, evidente inspiración nietzscheana, es el descendiente de Caín, un individuo decidido que hace lo que desea, mata tanto al débil bueno como al débil malo. Un individuo que sigue su propia voluntad, nada más ni nada menos.  

Contexto: Procesos distintos ocurren al mismo tiempo en Alemania

La obra de Hermann Hesse sale a la luz luego de una crisis existencial del autor y de la que salió gracias a un estudiante de Carl Gustav Jung. Esto sucede por el año 1919, justo al final de la Primera Guerra Mundial, justo cuando el espíritu alemán es quebrado por la humillación impuesta por los Aliados, solo para renacer con la más cruenta violencia posible, gritando venganza en todo el mapa de Europa.

La sociedad alemana estuvo fuertemente cruzada por movimientos enemigos, ideológicamente hablando, antes e incluso luego de que saliera esta obra. Mientras los judíos eran transformados por las reformas constitucionales democrático-liberales, los primeros partidos antisemitas surgieron. En el mismo país en el que Kant y Hegel vivieron, voces pedían a gritos por la guerra.

Luego de la guerra, el comunismo y el nazismo crecieron de manera imparable, ganando estos últimos por decisión de la burguesía alemana. Pero la más clara señal de que el contexto de Alemania pudo haber hecho efecto en la obra de Hesse es que en Alemania durante esos años, contra todas las posibilidades, surgió el primer movimiento homosexual del mundo. Lo más probable era que todos los movimientos ideológicos de Alemania estuviesen en contra de los homosexuales, pero aun así ocurrieron. Se teoriza por internet que Hermann Hesse tal vez haya sido un reprimido sexual y la relación entre Emil y Demian desde el principio, a los ojos del siglo XXI, nos sugiere cierta realidad en esa teoria. 

Conclusión

En lo personal, no me gustó mucho el final. Me pareció muy rápido, casi un trámite en comparación con el resto del libro que está conformado por cavilación tras cavilación. Pero todos los capítulos anteriores son más que disfrutables.

Demian es un libro difícil de leer. Mentiría si dijera que ocurren cosas impactantes. Es un libro para reflexionar, es pensativo, que lucha contra su propia naturaleza en ciertos planos. Sin mencionar que creo que sería un libro más impresionante si tratara más temas. Pero, las cosas como son. Demian es un buen libro. Perfecto para pensar un rato y se acaba con tranquilidad en una semana, con toda la furia y ligereza en un día probablemente por su corta extensión.

 

Reseña hecha por Rocco Fregoti 5°IC

Fuente: Rocco Fregoti
Fecha: 7/9/2017 | Creado por: Maite
Categoria: Reseña
Etiquetas:
Comentarios